¿Se te antoja algo dulce? Aprende cómo preparar waffles y comparte una merienda de lujo

¿Existe algo más rico que disfrutar de un buen desayuno? Levantarse a la mañana, con el olorcito a café, el jugo de naranja y algo para comer. Aprende a preparar waffles para disfrutar durante la comida más importante del día.

¿Cómo preparar waffles?

La receta de waffles caseros es súper fácil, lo único que es indispensable es contar con los electrodomésticos para el hogar adecuados para poder darles la forma. Los ingredientes se pueden ir variando y adecuando a lo que se tenga en casa. Aquí te vamos a dejar varias opciones para que puedas preparar.

Receta de waffles caseros dulces

Ingredientes

  • 1 taza de harina leudante
  • 1/4 taza de mantequilla derretida
  • 1 huevo
  • 1 cucharadita de sal
  • 3/4 taza leche
  • 1 cda de azúcar

En un recipiente hay que poner la taza de harina, una cucharadita de sal y el azúcar. Se mezcla bien hasta que esté homogéneo. Después hay que agregar el huevo, la mitad de la leche y un chorrito de esencia de vainilla. Hay que mezclar bien hasta que todo esté bien incorporado.

Cuando ya tengamos una mezcla homogénea hay que ir incorporando de a chorritos el resto de la leche, hasta integrar todo. Por último, solamente queda agregar la manteca derretida. Una vez que esté lista la preparación lo ideal es llevarla al refrigerador por treinta minutos para que se hidrate bien la harina y quede bien espesa la mezcla.

Pasado este tiempo, vamos a conectar la wafflera, poner un poco de mantequilla para que se derrita y después, encima, ir echando la mezcla.  Hay que cerrar la wafflera y esperar unos segundos hasta  que se cocinen. 

Esta receta de waffles caseros es súper versátil, por encima se le pueden poner infinidad de ingredientes para acompañarlos. Desde fruta y yogurt, pasando por mermelada o cajeta y, por qué no, un poco de helado. Solamente es cuestión de dejar volar la imaginación.

Receta de waffles caseros salados de ajo y pimienta

Ingredientes

  • 1 taza de harina leudante
  • 1/4 taza de manteca derretida
  • 1 huevo
  • 1 cucharadita de sal
  • pimienta
  • ajo en polvo
  • perejil
  • 3/4 taza leche

Lo primero que hay que hacer es poner la harina leudante, junto con sal y ajo deshidratado en un recipiente. Después hay que agregar la pimienta, semillas (si se desea) y perejil picado. Hay que mezclar todo muy bien hasta integrar todo bien para después agregar el 

huevo y la mitad de la leche. Volvemos a mezclar bien y luego agregamos el resto de la leche. Por último solo queda agregar la manteca derretida y batir por unos minutos, antes de llevar al refrigerador durante 30 minutos (este último paso no es necesario pero sí muy recomendable). 

Pasado el tiempo sugerido, hay que poner a calentar la wafflera, ponerle un poco de aceite o mantequilla e ir poniendo la preparación de a poco. Cuando estén bien cocidos es momento de disfrutarlos. 

Una forma de convertir estos ricos waffles en algo delicioso es usarlos como panes para sandwich. Solamente hay que poner un poco de jamón y queso, llevarlo a calentar para que se derrita este último y ¡A disfrutar!

Receta de waffles caseros de chocolate

Ingredientes

  • 2 tazas de harina
  • 2 cucharadas de polvo para hornear
  • 1/2 cucharadas de sal
  • 4 huevos, separadas yemas y claras
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 2 tazas de leche entera
  • 1/2 barras de mantequilla
  • 1/2 cucharadas de esencia de vainilla
  • 1/4 tazas de cocoa en polvo
  • 1 taza de zarzamora

En un recipiente hondo hay que mezclar todos los ingredientes secos: la harina, la cocoa, el polvo para hornear y la sal. Por otro lado, en otro recipiente hay que batir las yemas de huevo con el azúcar hasta que el azúcar esté completamente disuelto. Cuando estén listas hay que agregar la leche, la mantequilla derretida y la esencia de vainilla, con mucha delicadeza para que queden esponjosos. 

Ya con las dos preparaciones listas es momento de mezclarlas. Y, por otro lado, hay que batir las claras de huevo durante un minuto con una batidora eléctrica. Con una cuchara de madera mezcla las claras con las preparaciones de harina y huevo. Agrega las zarzamoras a la mezcla y revuelve con una pala de madera.

Si se tiene tiempo, lo ideal es dejar reposar la mezcla durante 30 minutos en el refrigerador. Pasado ese tiempo es momento de calentar la wafflera, ponerle un poco de mantequilla e ir cocinando la masa durante unos minutos hasta que estén listos. 

Come sano sin gastar mucho

“Que el presupuesto no te limite” es una frase que bien aplicada es totalmente cierta, pero primero debes seguir un par de consejos: elige productos de temporada y organiza tus menús. 

Haciendo ambas cosas al pie de la letra, tu familia y tú pueden generar económicos y, sobre todo, nutritivos platillos para cualquier hora del día.

Melania Bravo es cocinera e instructora de cocina (@MelaniaBravo) y a ella fuimos para encontrar propuestas caseras y saludables.

“Mezclar y equilibrar son dos palabras que me encantan, y pongo un ejemplo: un picadillo no siempre debe ser de carne, perfectamente lo podemos elaborar de verduras, será más barato, llenador y rico en sabor”.

Melania Bravo

El secreto, explica Melania, es combinar vegetales de temporada con arroz, zanahoria, tomate y cebolla, y hacerte unos tacos de acelgas, por ejemplo. De esta manera hay más volumen en tu sartén, y nutrición y equilibrio en tu estómago.

“El tiempo de hacerles ‘el feo’ a las verduras ya pasó, y lo mismo con las leguminosas. Los quelites, hojas verdes, ejotes, garbanzos y lentejas, por ejemplo, son multiusos y muchas veces menos costosos que otras opciones como carne y hasta el frijol”, explica la oaxaqueña radicada en Guadalajara.

“Si queremos cuidar la economía y el llamado plato del buen comer, no siempre debes pensar en proteína animal, existen otras opciones que reducen costos y son sorprendentemente saludables”.

La experta comparte ideas para lograr menús con presupuestos que van desde los 50 pesos, ideales para mañana, mediodía y noche:

  1. Usa trucos para que rinda. Haz huevos con ejote, pero ponle más vegetal y menos huevo.
  2. Piensa en las colaciones, ayuda a que nuestra digestión esté activa y aleja la comida chatarra. Una idea son los garbanzos con limón y sal.
  3. Otra receta para comer sano y económico es hacer leves giros, como preparar un mole con col (repollo) en lugar de pollo, solo se sofríe, se deshebra y listo.
  4. Con masa de maíz, haz unas gorditas o unas quesadillas rellenas con nopales o verdolagas, que son sumamente rendidores.
  5. Las mismas verdolagas se pueden cocinar en sopa, sólo añádele zanahoria y, si tienes en casa papa, servirá para saciar y nutrir.
  6. Si te sobran nopales, elabora una salsa sumándole cebolla, jitomate, cilantro y chile, y con la masa de maíz echa unas tortillas al comal para que cenen unos taquitos.
  7. Y hablando de temporada, cuando el tomate está a buen precio, unas entomatadas con mucha verdura son una rica solución. Y si quieres sumarle carne, con 60 gramos es suficiente, el tip es combinarla con lentejas a manera de picadillo, haciendo que rinda sin gastar tanto.
  8. Para cenar puedes usar el mismo picadillo, sólo bátelo con huevo, añade un poco de arroz y cocínalo en tortitas. Si te sobró salsa de tomate, vuélvela a usar.

¡Aprovéchalos!

  • Productos como el maíz y los quelites darán a tu cocina un toque de versatilidad.
  • Las hierbas verdes o quelites, desde verdolagas hasta guías de calabaza, son perfectas para ensaladas, usar con huevo, en caldo y en otros guisos con carne. 
  • La versatilidad de la masa de maíz es enorme. Podemos aprovecharla en tacos, gorditas, memelas, tetelas, chalupas, tlacoyos y atoles.
  • Es importante hablar de las frutas, hay algunas que ya encasillamos como la naranja, que si no es en jugo casi no se consume, pero puedes comerla en gajos en el desayuno o como colación.
  • Otra fuente económica de vitamina C es la guayaba. 
  • Considera opciones poco socorridas como los zapotes o las tunas, llenas de nutrientes, así como la piña y la manzana.