Feng Shui: qué es y cómo decorar tu hogar

Muchas veces oímos hablar del feng shui, pero ¿sabes realmente de qué se trata? Es una antigua técnica china que busca el equilibrio de la energía las personas, a través de la distribución y orientación de los muebles en los espacios en los que llevan a cabo sus actividades cotidianas. Esta técnica te va a ayudar a tener un hogar armonizado y sin flujos negativos de energía.

¿Cómo aplicar el Feng Shui en casa?

Si te interesa implementar poco a poco el feng shui casa pero no sabes por dónde empezar, aquí te dejamos seis pequeños tips que te ayudarán a ir mejorando la energía de cada uno de los espacios de tu casa:

1. Protege el chi. En una casa el ‘chi’ es por donde llegan las oportunidades. Por eso es importante tenerlo bien decorado y ambientado, que sea un espacio que invite a quedarse y a disfrutar. Es la primera impresión que tendrán las personas de tu casa y es crucial que sea buena.

2. Evita drenar tu energía. De ser posible lo mejor es que la cama no se encuentre ubicada entre una puerta y una ventana. Además, nunca tiene que haber un espejo delante, ya que estos absorben la energía personal.

4. Coloca cuarzos y velas en esquinas o pasillos largos para proteger la energía de la casa, ya que estas se suelen considerar zonas problemáticas que cortan la energía. 

5. Reemplaza todos los objetos que estén rotos o en mal estado. Vidrios rotos, aparatos sin pilas, puertas que no abren…. todo esto hace que la energía se estanque. 

6. Mantener el orden y la limpieza en el hogar permite que la energía circule. Además, el estado de una casa suele reflejar cómo se encuentra la energía de una persona. 

Paso a paso cada espacio de la casa

Intentar comenzar a re acomodar los muebles y elementos teniendo en cuenta el feng shui puede llegar a ser un poco confuso. Si bien es súper fácil a veces nos podemos llegar a marear. Por eso es importante tener en cuenta ciertas características que tiene que respetar cada uno de los espacios o habitaciones.

  • En la sala es muy importante lograr la armonía. La energía en el lugar tiene que fluir para que invite a las reuniones. Para esto es muy importante que haya espacio y que esté ordenado. De ser posible, lo mejor es que en el centro de la sala haya una mesa con sillas y sillones alrededor.
  • La energía de la cocina es una de las más importantes ya que simboliza la parte productiva del hogar y la relación del matrimonio que habita la casa. Es importante tener lo necesario, sin exégesis. Ya que tener todo lleno genera un mensaje de escasez. Además hay que evitar los alimentos vencidos. Si se puede, lo mejor es tener separados el lugar de la estufa y el fregadero, ya que el fuego y el agua producen choque de energías.  
  • El cuarto es uno de los lugares de la casa en el que más tiempo estamos, lo que hace que sea una de las zonas más importantes. La cama debe estar ubicada en un lugar desde donde se pueda controlar la entrada y salida. No debe estar abajo de una ventana ni enfrente de una puerta (como para poder sacarla). Por la noche, todos los aparatos electrónicos deben de estar apagados.
  • Es importante aplicar el feng shui en el baño ya que es ahí en dónde se drena la energía, por lo que hay que evitar que se vayan la energía y el dinero. No debe de haber caños rotos, goteras, humedad u olores fuertes. Y, por el contrario, debe tener buena ventilación y una linda decoración.

Las plantas son súper importantes 

Para el feng shui existen infinidad de razones positivas para tener plantas en los diferentes lugares de la casa. Hay tres motivos principales que se deben de tener en cuenta: equilibran los cinco elementos (madera, fuego, tierra, metal, agua), atraen al amor (a las personas en pareja las ayuda a crecer la energía del amor y la sexualidad, mientras que a las personas solteras las ayuda a atraer el amor) y aumentan la capacidad de aprendizaje (ayudan a mejorar la concentración y capacidad de aprendizaje).

Una de las plantas que más recomienda el feng shui es el bambú. Ya que es considerado una fuente de prosperidad y energía.

¡Algo súper importante es no tener plantas marchitas ni muertas! Suele ser difícil soltar y dejar ir a las plantas que tanto cuidado les dimos, pero si ya están marchitas o muertas es hora de dejarlas ir y darle paso a las nuevas. 

Decoración minimalista: ideas para innovar tu hogar

Cambiar el estilo de tu casa y lograr un aire minimalista es muy fácil. Solamente tienes que tener en cuenta unos pequeños tips para poder  sumarte a esta nueva tendencia que busca resaltar lo simple y práctico.

El estilo minimalista genera mucho más espacio en cada una de las habitaciones y espacios de la casa y, al mismo tiempo, brinda presencia y elegancia de la manera más práctica con elementos que destacan. Es hora de que lo pongas en práctica. 

¿Qué es la decoración minimalista?

 

El minimalismo es una tendencia que se basa en decorar con el menor número de elementos posible. La idea es tener en cada espacio solamente lo necesario con el objetivo de ganar en funcionalidad, sobriedad y en cada área.

La decoración minimalista se centra en los elementos arquitectónicos y deja en segundo plano a los muebles y la decoración. 

Un poco de historia…

La decoración minimalista tiene su origen en la década de los sesenta en los Estados Unidos. Pero fue recién en los años setenta que tomó visibilidad y relevancia en el mundo, cuando comienza a fusionarse con el pop art y llega a Europa de la mano de los principales artistas del momento.

Tips para lograr un decoración minimalista

Si ya estás decidido a darle un estilo minimalista a tu casa o a tu oficina debes de tener en cuenta que tendrás que despedirte de muchos muebles y decoración. Quizás sea un proceso difícil pero una vez que lo logres te encantarán los resultados. 

Antes de empezar con la decoración minimalista lo primero es pensar en cada uno de los espacios. Para eso es importante tener en cuenta con qué objetivo y fin se utiliza el espacio, que actividades se van a realizar en ese lugar y normalmente cuántas personas van a estar ahí. 

Con esos tres puntos en mente lo mejor es agarrar una hoja y un lápiz para empezar a hacer un pequeño dibujo de cómo lo imaginamos. Debes de tener en cuenta los colores que piensas usar en las paredes y en los muebles. Es importante que las paredes sean de un color claro que le de mucha luz a cada uno de los espacios.  Por lo general el beige, el gris y el blanco son tres de los colores más elegidos. Después podrás sumar un poco de color con alguno de los muebles.

En cuanto al techo y a los pisos, se pueden elegir opciones de madera o de colores contrastantes para que se destaquen, darles protagonismo y así generar la sensación de mayor espacio.  

¡Es hora de elegir los muebles! Hay que tener en cuenta que todos los elementos deben ser sobrios y funcionales por lo que los muebles deben ser de líneas simples y no deben de molestar el paso de las personas. Además, cada una de las piezas debe de cumplir una función. 

Por su parte, las cortinas tienen que hacer juego en el color y diseño con el resto del lugar. La idea es que no se roben el protagonismo, ni que sean la pieza principal del lugar.

Para finalizar, es importante que el lugar tenga una pieza principal, que resalte del resto. Para darse una idea, en una sala de paredes blancas, piso de madera y toda la decoración en gris, un sillón azul (o de algún color llamativo) puede ser una gran opción. Otra opción, es que en una oficina toda blanca con muebles grises, una mesa negra de líneas simples puede ser la gran protagonista. 

No solo se trata de decoración

El minimalismo no sólo se trata solamente de decoración pura, es además, una filosofía de entender la vida en el hogar. Vivir con menos objetos, igual puede tener algunos beneficios y entre ellos, aumentar la felicidad.

A grandes rasgos sería ‘identifica lo esencial, y elimina todo lo demás’. Esta lógica sostiene que todo lo que tenemos demás, que no usamos, solamente trae estrés a nuestras vidas. Partiendo del lugar de que las cosas acumuladas van perdiendo valor y solamente ocupan espacio, ¿cuál es la necesidad de consumir sin control?

‘La idea del minimalismo es simplificar, hacer tu vida más llevadera. Cuando somos muy rígidos puede ser contraproducente, porque se cae en otro extremo y la vida se complica en el otro sentido. No tiene lógica tener únicamente un determinado número de cosas si esto te limita en las actividades que te gustaría hacer. Lo que se busca es liberar tu tiempo, dinero y energías para enfocarlas en aquello que verdaderamente tengan un sentido, no al revés’, dijo Graham Hill en su plática TED sobre ‘Menos cosas, más felicidad’. 

El minimalismo plantea solamente tener lo que verdaderamente se necesita para no entrar en el círculo vicioso del consumismo que solamente suma estrés en la vida de las personas.