¿Preocupado por alguien? Cómo brindarle apoyo

Hay momentos en que alguien nos preocupa y no se nos hace fácil acercarnos. Además para algunos no es tan sencillo abrirse y hablar de sus problemas con los demás. 

En su artículo para The New York Times “Cómo preguntar si todo está bien cuando es claro que no”, Anna Goldfarb ofrece consejos para elegir el mejor momento, así como formas de acercarnos a una persona que nos preocupa para brindarle apoyo.

  1. Estar al pendiente de cambios

Generalmente, nuestra preocupación no inicia de la nada, comienza porque empezamos a notar algo diferente. El profesor de psicología de la Universidad Estatal de Florida Thomas Joiner dice que cuando hablas con un amigo, familiar o compañero debes estar al pendiente de cambios de humor o de si la persona se empieza a descuidar físicamente. Otra situación es si ha pasado por una ruptura o un problema de salud, económico o algo que pueda causarle tristeza o estrés. 

  1. Pensar en qué clase de relación tienes con esa persona

Es mucho más sencillo hablar de nuestros problemas con alguien a quien vemos igual a nosotros. Por eso es importante pensar en el tipo de relación que tenemos con la persona, así sabremos si se sentirá cómoda y segura de hablar de sus problemas. 

  1. Evita el “¿cómo estás?”

Si haces esta pregunta, por reflejo te contestará “bien”. Es mejor ser sincero y decirle la razón por la que estás preocupado, como “he notado que duermes más” o “he sentido que estás de malas últimamente”. Al hacerle saber que has percibido sus cambios, le estás dando la oportunidad de aceptarlo o negarlo. 

Otra forma es hacer preguntas abiertas: “¿Cómo están las cosas en casa?” o “¿Qué pasa por tu mente?” La doctora en psicología Uchechi Ukuku dice “lo que intentas hacer es mostrarles que de verdad quieres saber cómo está su vida y cómo están experimentando sus circunstancias”. 

También puedes iniciar la conversación con un “pensé en ti”. 

  1. Escucha

Es muy importante que, si la persona ha decidido compartir sus emociones, problemas o preocupaciones no estés pensando en cómo responder o resolver su problema. Simplemente escúchala y valida sus emociones, dile “Sí, la situación que estás pasando sí es dolorosa”. 

También acepta si la persona no quiere compartir lo que le está pasando, hazle saber que entiendes que no está listo para hablar. 

  1. Confidencialidad

Muchas veces, las personas no quieren hablar de su problema o situación porque les da vergüenza. Prométele que no dirás nada a nadie para que sienta seguridad de abrirse. Jena Lee, psiquiatra e instructora clínica en la Universidad de California, recomienda compartir un poco de tus problemas para ayudar a que la conversación fluya.

  1. Sigue en contacto

Quedar en llamar, mandar mensaje o verse para tomar un café en un día específico mostrará tu interés en su bienestar y hará sentir a la persona acompañada. 

“No nos damos cuenta cómo ser visto puede cambiar el ánimo de alguien”, dice Ukuku. 

Es normal que tus amigos, familiares o conocidos encuentren difícil comunicar que necesitan ayuda. Lo importante es plantar una semilla para que sepan que hay alguien a quien le importan sus emociones y con quien pueden hablar. 

Tu salud mental es importante, ¡tómala en serio!

Es muy común escuchar expresiones como “está deprimido”, “se puso histérico”, “anda muy ansioso” o “parece trastornado” sobre alguien que pasa por un mal momento.

Estas frases se dicen tan a la ligera que se ha perdido la seriedad con la que deben ser consideradas. No son simples términos descriptivos de la conducta de una persona, sino que pueden corresponder a condiciones mentales muy frecuentes en la actualidad.

“Pasa mucho por cuestiones culturales, la gente tiende a ver estas conductas como una debilidad más que como un padecimiento”, señala el psiquiatra y psicoterapeuta Héctor Olivares Rodríguez.

“La falta de psicoeducación en cuestión de salud mental, aunada a la desinformación que existe por parte de algunos medios, hace que las personas no les den la merecida importancia a las condiciones mentales”.

El también Secretario de Relaciones Gubernamentales e Institucionales de la Federación de Colegios Profesionales del Estado de Nuevo León advierte que la salud mental es un concepto que debe tomarse con seriedad, ya que de ella depende el bienestar y la realización emocional e intelectual de cada persona.

“Existen instituciones en las que se puede solicitar información, orientación y ayuda como la Asociación Psiquiátrica Mexicana o los Colegio de Psicólogos de cada estado de la República”, indica Olivares Rodríguez.

“Es importante que la gente, ante cualquier cambio que note en su conducta, o en la de algún familiar, se acerque con un especialista del área de salud mental”. 

Olivares Rodríguez explica las cinco condiciones mentales más frecuentes en la actualidad.Toma nota:

1. Depresión.

Trastorno mental frecuente que se caracteriza por la presencia de tristeza, pérdida de interés o placer, sentimientos de culpa, falta de autoestima, alteraciones del sueño o del apetito, sensación de cansancio y disminución de capacidades cognitivas.

2. Trastornos de Ansiedad

Los trastornos de ansiedad son los que comparten características de miedo y ansiedad excesivos, así como alteraciones conductuales asociadas. El miedo es una respuesta emocional a una amenaza inminente, real o imaginaria, mientras que la ansiedad es una respuesta anticipatoria a una amenaza futura.

3. Suicidio

Es el acto de acabar de forma voluntaria con la vida de uno, en este intervienen tanto los pensamientos suicidas (ideación suicida) como el acto suicida en sí. En el sujeto suicida se detectan: 

  • Los actos fatales o suicidio consumado.
  • Los intentos de suicidio altamente letales, aunque fallidos, con intención y planeación del suicidio.
  • Los intentos de baja letalidad, generalmente asociados a una situación psicosocial crítica. 

4. Estrés postraumático

El trastorno de estrés postraumático es una enfermedad de salud mental desencadenada por una situación aterradora, que la persona haya experimentado o presenciado. Los síntomas pueden incluir reviviscencias, pesadillas y angustia grave, así como pensamientos incontrolables sobre la situación.

5. Trastornos del Sueño

Los trastornos del sueño son problemas relacionados con dormir. Estos incluyen dificultad para conciliar el sueño o permanecer dormido, quedarse dormido en momentos inapropiados, dormir demasiado y conductas anormales durante el sueño.

Con información de la Organización Mundial de la Salud, DSM-5 Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales y Mayo Clinic Family Health Book.

5 apps para prevenir y atender la depresión

La OMS define a la depresión como un problema de salud mental frecuente, caracterizado por la presencia de tristeza, pérdida de interés o placer, sentimientos de culpa o falta de autoestima, trastornos del sueño o del apetito, sensación de cansancio y falta de concentración.

No es cuestión de “falta de ánimo”, se trata de una enfermedad que puede convertirse en un mal crónico.

También puede dificultar el desempeño en el trabajo o la escuela y la capacidad para afrontar problemas de índole personal. En casos graves, puede conducir a un estado de ausencia y hasta llevar al suicidio.

La Asociación Americana de Psicología precisa que éste es un trastorno tratable y que se pueden obtener resultados en periodos cortos de tiempo si el paciente recibe atención especializada e integral, es decir, que abarque varios aspectos.

En los últimos años, se han desarrollado aplicaciones que sirven como guía y acompañamiento en el tratamiento de esta enfermedad.

De acuerdo con el Journal of Medical Internet Research, estas 5 apps apoyan de manera significativa la atención brindada por expertos en casos de depresión. 

Meyo
Funciona como un asistente personal que recomienda al usuario actividades fáciles de realizar, de acuerdo con los temas de interés de cada persona, generando rutinas que eviten desarrollar sentimientos negativos. Visita su página para saber más.

Head Space
El objetivo de esta herramienta es crear sesiones para el manejo del estrés, la ansiedad, la concentración y el sueño. También brinda atención ante alguna crisis repentina, sugiriendo ejercicios especializados para manejar estas situaciones. Descárgala aquí.

Happify
Aplicación que permite al usuario desarrollar su destreza a través de juegos que progresivamente le ayudarán a comprender sus comportamientos ante diferentes situaciones y problemáticas. Te dejamos su sitio web para que lo puedas visitar.

Doc.com
Es una plataforma gratuita y apta para los sistemas operativos android e iOS, que ofrece servicio profesional de asistencia, acompañamiento y orientación psicológica. Se volvió muy popular durante el periodo de confinamiento en la pandemia por Covid-19, ya que brindó la oportunidad a miles de personas de asistir a terapia sin salir de casa. Visita su página aquí.

Jenny
Desarrollada por mexicanos, esta app nació con el fin de brindar acompañamiento a mujeres que sufrían acoso laboral, sin embargo, viró a convertirse en una acompañante que ayuda a detectar y orientar a personas mayores de 12 años sobre padecimientos mentales. Jenny es como una amiga que a través de cuestionarios diarios evalúa el nivel anímico de las personas y las apoya con problemas como depresión, ansiedad, enfermedades alimenticias y alcoholismo, todo con el fin de prevenir el suicidio. Descubre más información en su sitio.

Todas las aplicaciones son gratuitas y están disponibles para el sistema operativo Android e iOS.

Es importante recordar que estas aplicaciones no curan la depresión ni sustituyen la terapia psicológica, son sólo un acompañamiento que permite a los usuarios mejorar sus rutinas en su camino a la recuperación.