Mantén limpia tu estufa con estos prácticos consejos

La cocina es el lugar que nos ofrece uno de los mejores placeres de la vida: la comida. Pero para que ese deleite logre los sabores ideales, es imprescindible contar con una estufa limpia y funcionando a la perfección. Si bien a esta tarea en ocasiones no le damos la atención que requiere, ya que se presenta como tediosa y agotadora, es importante realizarla.

Hoy la limpieza cobra un papel prioritario en nuestra vida y en conjunto con las recomendaciones de quedarse en casa, pueden convertirse en la oportunidad para cambiar muchos hábitos y costumbres en nuestro día a día. Organizar y asear a profundidad nuestros espacios es una buena forma de eliminar gérmenes y qué mejor que comenzar por el lugar donde se preparan la mayor cantidad de alimentos, la estufa

Es momento de seguir algunas recomendaciones que nos harán más sencilla esta labor.

Tips para mantener limpia la estufa

Desinfectar lo más usado

Uno de los primeros pasos en la sanitización de la cocina es desinfectando los elementos más usados: manijas, puertas, interruptores de luz, algunos utensilios y en el caso de laestufa, las perillas. Hay que utilizar un trapo limpio con jabón o desinfectante al menos tres veces por día, es decir, a la hora de preparar el desayuno, la comida y la cena.

Precauciones antes de limpiar

En el caso de las estufas a gas, se recomienda que antes de comenzar con el proceso de lavado se cierre la válvula de paso y se desconecte la clavija del tomacorriente que alimenta el encendido electrónico y la luz.

Asear los quemadores

Además de una desinfección de las perillas, la estufa requiere un aseo de los quemadores y esta es quizá la parte más difícil de la tarea. Desarmar, limpiar, tallar, enjuagar y repetir hasta que la grasa, el sarro y la mugre se vayan. El proceso es largo y pesado, pero realizarlo nos asegurará alimentos más limpios y con los sabores correctos.

Es importante que no se comience con el lavado hasta que las partes exteriores de la estufa se hayan enfriado completamente. Se deben enjuagar y secar muy bien los quemadores, ya que si se quedan húmedos, no funcionarán correctamente.

Cuando se presenten manchas por grasa o aceite quemado, hay que sumergirlos en vinagre por 30 minutos y después lavarlos.

Te recomendamos leer: Tips para mantener la cocina limpia y ordenada

Usa y limpia

Dentro de los hábitos que se recomienda adoptar, está el de lavar después de utilizar. Siempre que termines de cocinar, es bueno pasar una esponja y jabón por toda la tu estufa, desde las manijas hasta los quemadores.

Sigue las especificaciones del fabricante

Dependiendo del tipo de estufa serán las indicaciones para realizar la limpieza. Esto principalmente se refiere a los modelos de vitrocerámica o de inducción, ya que cuentan con materiales especiales que requieren del uso de productos y técnicas específicas. Para estos casos, lo mejor es consultar en el manual de usuario; si no cuentas con él, ahora es más fácil encontrarlo en Internet, en los sitios de las marcas.

Productos especiales de limpieza

Además de todos los productos especiales para la limpieza de la estufa que se encuentran en el mercado, también existen diversas opciones caseras que ayudan a quitar toda la grasa y mugre que se acumula principalmente en los quemadores y parrillas. 

La mayoría de los fabricantes recomiendan el uso de una solución que únicamente incluye agua caliente y jabón lavatrastes. Para la limpieza, solo se requiere una esponja suave que no raye las superficies.

Cubierta de acero inoxidable

En el mercado, hay muchos modelos con cubierta de acero inoxidable que deben ser limpiadas con un paño o esponja humedecida en agua y jabón neutro. La recomendación de casi todos los fabricantes es no utilizar limpiadores abrasivos, fibras o líquidos limpiadores fuertes.

Para el caso de manchas difíciles o cochambre, es bueno usar líquido arranca grasa, posteriormente lavar con agua y jabón. Si aparecen manchas amarillas en la cubierta debido al calor de los quemadores, hay que limpiarlos con un líquido especial.

Parrillas de hierro fundido

Después de cerciorarte de que estén totalmente frías, lava la parrillas con agua y jabón suave. Al terminar, escúrrelas y sécalas bien antes de colocarlas nuevamente.

Capelo 

El capelo es una tapa de cristal templado que sirve como protección para los quemadores y cubierta, pero que también agrega un toque elegante y perfecto a la estufa. Para su lavado, se requiere una esponja y existe la posibilidad de desmontarlo para hacer más fácil el proceso.

Una estufa limpia ofrece mejores sabores e higiene

Darle una limpieza constante a la estufa logrará que el proceso sea más sencillo, y nos asegurará una mayor higiene en cada uno de los alimentos que se preparen en ella. La estufa y en especial los quemadores guardan todos los secretos que hay detrás de cada platillo, por lo que su aseo tiene grandes recompensas que el estómago amará.

Si te decides por cambiar de estufa, te invitamos a leer esta publicación con los diferentes modelos que encontrarás en Coppel, donde podrás mejorar tu vida desde casa.

Estufas en Coppel, las mejores opciones para tu casa

Si bien las cocinas son consideradas como el corazón de una casa, dentro de ellas quien cumple este papel sin lugar a dudas es la estufa. La importancia de este electrodoméstico es tan grande que sin su presencia, sencillamente la vida no tendría el mismo sabor. Así que en tu próximo hogar no debe faltar una buena estufa y en Coppel tenemos la ideal.

Antes de lanzarte a la aventura de adquirir una estufa, es necesario que contemples algunos puntos para que tu compra sea exitosa y en verdad obtengas el producto que te ayudará a crear los mejores platillos. Aunque detalles como cuánto tiempo pasarás cocinando, el número de personas para las que cocinarás y el espacio de tu cocina integral son los más importantes, también existen otros datos que no debes dejar de lado.

En este contenido, te dejamos algunos puntos que te pueden servir al momento de elegir: 

Tamaño de la estufa

Comencemos por el espacio disponible en tu casa. A partir de este aspecto se podrán decidir las características de la estufa como el tamaño, el número de quemadores o si te conviene recurrir a las  cocinas integrales

Si la habitación es muy reducida, la mejor opción son las estufas de mesa, también conocidas como parrillas. La principal característica de estos modelos es que solo integran los quemadores y dejan fuera el horno, reduciendo de forma considerable su tamaño. Las puedes encontrar en medidas que van desde las 20” hasta las 36”.

Para su instalación, solo necesitas una superficie plana y una conexión de gas en caso de que decidas utilizar esta fuente de alimentación. En el mercado, ya existen versiones eléctricas o de inducción.

Si por el contrario el espacio es más amplio , entonces no tendrás inconveniente por elegir una estufa de piso que te da la flexibilidad de colocarla de manera independiente en cualquier lugar de la cocina. Por otro lado, existen los modelos de empotre, utilizados en las cocinas integrales y que necesitan de una base o nicho con la medida correcta.

Las estufas más comunes son las que trabajan con gas y las encuentras en distintas versiones de quemadores: abiertos, sellados y de diferentes tamaños, desde 20″ hasta 60″. 

También te puede interesar leer: Tips para mantener la cocina limpia y ordenada

¿De gas, eléctrica o de inducción?

Gas: Este combustible se perfila como el favorito, ya que es el más ahorrativo y genera un fuego más parejo y fuerte. Además, el sabor de la cocción es más atractivo, sobre todo los platillos al horno.

Su mecanismo incluye una llave o válvula que permite el paso del combustible hacia una cavidad donde se mezcla con el aire necesario para la combustión. La fusión de aire y gas sale por los orificios del quemador al cual está conectado y se produce la llama. El fuego se inicia mediante una fuente externa como un cerillo o por chispas eléctricas generadas por mecanismos incorporados. 

Aunque estas estufas se han consolidado como las más usadas por sus grandes ventajas, hoy en día existen otras alternativas con diferentes tipos de energía.

Electricidad: Su forma de calentamiento es mediante superficie vitrocerámica o con quemadores de resistencia que no generan un fuego propiamente dicho. Se trata de un calor que se logra de una manera más lenta que el de gas, pero que resulta perfecto para platillos de larga cocción.

Este tipo de estufas se destacan por ofrecer mayor seguridad, ya que son más fáciles de conectar y generan menos peligro de fugas o explosiones. 

Vitrocerámica: Está compuesta de unas hornillas eléctricas sobre las cuales se monta una lámina de vidrio. No hace fuego, sino que genera la calefacción de los alimentos mediante la estimulación de los electrones por efecto de la trasmisión de energía a través de un campo magnético.

Inducción: Gracias a que sus quemadores se mantienen fríos al tacto y el calor se genera en los utensilios magnéticos especializados, este tipo de estufa se considera como el más seguro del mercado. Se calientan de manera casi instantánea, por lo que el consumo de energía es menor. 

También te puede interesar leer: 4 ideas para decorar cocinas integrales modernas

Diseño

Entre las opciones que existen en el mercado se encuentran los recubrimientos porcelanizados, los de acero inoxidable y los modelos con capelo de protección. Además, existen diferentes configuraciones y tamaños de quemadores: pequeño, estándar, jumbo, triple flama y especializados.

Uso 

Aunque en la mayoría de los casos se escoge en función del espacio disponible en la cocina, la mejor estufa que puede tener tu cocina es la que cumple con tus necesidades personales de uso. En este punto, es necesario que tomes en cuenta que a mayor tamaño será más alto el consumo de energía. El motivo se basa en que los fogones y el horno tardarán más en calentarse.

Encuentra tu próxima estufa en Coppel

Después de conocer los puntos más esenciales que debe cumplir tu nueva estufa, es hora de elegir la que más se acomode a tus necesidades. Date una vuelta por nuestra tienda en línea y encuentra las mejores opciones que, por supuesto, ¡podrás comprar aprovechando los beneficios de tu crédito Coppel!