Educación financiera: de qué se trata y los consejos de los profesionales

La educación financiera, sin lugar a dudas, es un conocimiento importante. De hecho, hay profesionales que consideran que debería de ser una materia en la escuela. ¿Por qué? Porque todas las personas deben llegar a la edad adulta teniendo las herramientas básicas para administrar correctamente su dinero. 

Es importante tener en cuenta que, cuando se habla de educación financiera, se hace referencia a un saber que abarca todas las habilidades y conocimientos que le permiten a un individuo tomar decisiones acertadas sobre los recursos financieros que tiene a su disposición. 

5 consejos de educación financiera 

La educación financiera es crucial para lograr libertad económica porque muchos de los conceptos aprendidos, deben aplicarse constantemente. A continuación, te dejamos algunos tips de educación financiera a fin de que puedas llevar un correcto control de las finanzas. 

1. Ten en cuenta cuánto ganas y cuánto gastas

Es importante elaborar un presupuesto en el que se refleje cuánto dinero se gana por mes, cuáles son los gastos fijos que se tienen todas las quincenas y, si es que existen, cuáles las deudas a saldar. Determinar estos montos ayudará a no gastar más dinero del que entra, evitando así nuevas deudas.

2. Hay que aprender a ahorrar

Luego de abonar todos los gastos previamente mencionados, si es que el salario lo permite, lo ideal es destinar una parte del mismo a un fondo de ahorro, para tener un dinero en caso de emergencias.

Sin lugar a dudas, ahorrar es una parte fundamental de tener buenos hábitos financieros. No importa la cantidad que se pueda destinar a los ahorros, lo que hay que intentar es que sea una conducta constante para que se vean los resultados a largo plazo. 

3. ¡Anímate a emprender!

No es fácil animarse a emprender, por lo general, da miedo atreverse a cumplir los sueños que requieren una inversión. Pero, armar tu propio negocio hará que tengas tu propia fuente de ingreso y, como beneficio extra ¡lograrás vivir de lo que te gusta! 

Si no cuentas con dinero para comenzar, solicita tu crédito Coppel en línea y comienza a invertir en tus proyectos personales. 

4. Diversifica tus fuentes de ingresos

Si  bien, tener un trabajo estable da tranquilidad que otros tipos de trabajos no brindan, nunca es un mal momento para diversificar las fuentes de ingresos. Con esto, se hace referencia a contar con una inversión u otro ingreso a fin de disponer de un respaldo extra a los ahorros, en caso de necesitarlo.

En la actualidad existen plataformas que, por ejemplo, te permitirán invertir en startups sin salir de tu casa. 

5. Analiza tus compras 

La mayoría de las compras suelen ser impulsivas. El secreto para evitar gastar dinero de más, en cosas que quizás no son necesarias, es tomarse el tiempo para pensar: lo que estoy por pagar, ¿lo necesito realmente?

Este punto, por supuesto que no solo aplica a grandes compras, tales como muebles o coches, sino a los pequeños gustos en la tiendita de la esquina. De hecho, es en las pequeñas compras en las que se ‘escapa’ la mayor cantidad de dinero sin que nos demos cuenta.

Ordena tus finanzas

En tiempos difíciles es necesario cuidar los gastos y ahorrar

En los últimos meses la vida en todo el planeta ha cambiado mucho, y seguirá cambiando. Ahora más que nunca debemos ser conscientes de nuestras finanzas. Estos consejos pueden ayudarte hoy (y en cualquier otro momento) a tener un mejor control de tus gastos. 

1. La vida es un ciclo. Es normal que haya momentos en que estemos arriba y otros abajo, a nadie nos gustan las crisis o que nuestros planes se frustren, pero es parte de la vida. La buena noticia es que todo tiene un final, entonces, pensemos en cómo salir airosos de estas circunstancias. 

2. Usa inteligentemente el crédito

Es mejor pagar artículos de consumo, como comida o regalos, con dinero que ya tengas y no con préstamos. No te acostumbres a ver el crédito como parte de tu ingreso. Éste debe ser usado para crecer, es decir, para adquirir bienes duraderos, que van a estar contigo más tiempo del que te tardes en pagarlos.  

3. Haz un plan de ahorro

Esta vez sí debe ser en serio, no se vale sacar el dinero al mes de haber empezado. Un primer objetivo es hacer un Fondo de Emergencia para enfrentar imprevistos como un accidente, una enfermedad o la pérdida de empleo.  

Empecemos con algo sencillo, un mes de tus gastos. Aquí el camino para lograrlo:

Paso 1. Suma todos tus gatos fijos de un mes: renta/hipoteca, comida, transporte, productos de casa, etc. Anota la cantidad.

Paso 2. Divide el número entre 12.

Paso 3. Ahorra cada mes esa doceava parte.

Así, en un año tendrás un mes de tus gastos en este fondo. Si ahorras más, llegarás antes a tu objetivo. No lo uses a menos que sea necesario.  

4. Dinero en diferentes plazos

A muchas personas les causa conflicto la palabra “ahorro”, ¿qué tal si la cambiamos por “objetivos”? Es más fácil mentalizarte al pensar que estás tratando de cumplir un objetivo específico, como pagar un crédito, tomar unas vacaciones o comparte un carro. No tiene que ser una sola meta, puedes trazarte varias y para diferentes momentos de tu vida. 

El ahorro puede ser a corto plazo (menos de tres años), mediano plazo (más de tres y menos de diez años) y largo plazo (más de diez años). Antes de empezar, establece tus objetivos claramente. 

5. No te estreses de más por las noticias

No hay mucho que puedas hacer para cambiar la situación actual. En lugar de angustiarte porque las cosas van a subir mucho de precio, elabora un plan de finanzas personales, eso sí lo puedes controlar y es totalmente tu responsabilidad. 

Las crisis son parte natural de la economía y, tranquilo, no son eternas. Aprovecha este momento para poner en orden tus finanzas personales. Si aumentas tu educación financiera, no verás esta situación como una tragedia sino como una oportunidad de aprender y mejorar.

5 hábitos que mejoran tu salud y tu economía

Tener mejor salud y a la vez cuidar tu economía es posible. Hay cambios sencillos en tu rutina diaria que pueden hacer la diferencia tanto en tu bienestar físico como en las finanzas de tu hogar.

La clave está en la constancia y esmero que les pongas a esos pequeños ajustes.

Haz ejercicio

La actividad física previene enfermedades cardiovasculares y disminuye el peso corporal, además de que oxigena y fortalece las articulaciones.

Si te es posible camina a lugares cercanos, ayudas a tu cuerpo y ahorras en transporte o gasolina.

Con 30 minutos diarios de caminata verás grandes beneficios que además se traducirán en menos visitas al doctor y, por lo tanto, menor necesidad de medicamentos.

Toma agua en vez de refresco

Al cambiar el consumo de refrescos embotellados por agua natural no sólo ahorras dinero, también hidratas tu cuerpo y aumentas tu energía. 

Si te es difícil dejar por completo las bebidas azucaradas, puedes preparar agua de frutas y endulzarlas naturalmente. A los pocos días seguro ya no las extrañarás.

Cocina en casa

La comodidad de comprar comida preparada puede pesar frente a hacer tu comida en casa, pero los beneficios en salud y finanzas son muchos. Si no te queda mucho tiempo para hacerla, intenta cocinar una vez por semana y porcionar las preparaciones para varios días.

Snacks saludables

Aunque pareciera que son unos cuantos pesos, comprar un snack diariamente sí pega en tu bolsillo. En vez de gastar en eso, lleva tus propios snacks desde casa y ayuda también a tu salud. Como ideas puedes prepararte bastones de zanahoria, apio, pepino o jícama, palomitas naturales, fruta picada o semillas.

Deja de fumar

Es muy sabido que el cigarro no aporta nada bueno a la salud. Y si encima sabes que al dejar de consumirlo podrás ahorrar, doble razón para renunciar a él. Cada vez que quieras comprar una cajetilla guarda el dinero que gastarías en un sobre. A la vuelta de tres meses comprueba cuánto dinero te ha dejado este nuevo hábito. 

Pon en práctica estos consejos, lleva un diario donde anotes las mejoras, tanto en salud como económicas, verás al final que la suma de todo hará que valga la pena el esfuerzo.

Coppel da préstamos que te pueden sacar de apuros: ¡Conócelos!

Bajo el compromiso de mejorar la vida de sus usuarios, Coppel da préstamos que pueden servir de gran ayuda para que las familias mexicanas salgan adelante en alguna circunstancia complicada o logren concretar un proyecto personal o profesional. Ser un cliente frecuente y cumplido tiene grandes beneficios y aquí te contamos de uno de ellos.

Índice

1. Coppel da préstamos y otros beneficios a sus clientes

2. ¿Cómo funcionan los préstamos Coppel?

3. ¿Cómo obtener este beneficio?

4. Ahora, ¿cómo lo solicito?

4.1 A través de la página web de Coppel

4.2 Por medio de la App Coppel

4.3 Coppel da préstamos por WhatsApp

5. Ser cliente de Coppel si conviene

Te recomendamos leer: Préstamo personal Coppel: el socio ideal para tus proyectos

Coppel da préstamos y otros beneficios a sus clientes

Además de las mejores marcas del mercado y miles de productos, Coppel cuenta con la opción de hacer más cómodos los pagos en las compras en sus tiendas físicas y en línea, a través de una tarjeta departamental con grandes ventajas. No sólo se trata de poder diferir los abonos de acuerdo con las diferentes categorías, sino de crear una experiencia de uso más eficiente que sin duda hace más fácil el buen manejo del crédito.

Ser un cliente frecuente y cumplido de Coppel te abre las puertas a más y mejores beneficios que sin duda ayudan a mejorar la vida. Llevar un buen historial crediticio, es decir, con compras seguidas y pagos puntuales, como tarjetahabiente obtienes las siguientes facilidades:

  • Adquirir productos sin pago inicial y diferir el total de la compra a un plazo determinado
  • Elegir los plazos más adecuados para tus compras
  • Mayor rapidez en la recarga de tiempo aire para un celular marcando *Coppel
  • También Coppel da préstamos a sus clientes cumplidos de hasta $40,000 en efectivo al instante

¿Cómo funcionan los préstamos Coppel?

Como un beneficio exclusivo para sus clientes puntuales, Coppel da préstamos con un límite de $40,000 que pueden ser pagados en plazos de 12, 18 y hasta 24 meses. Es importante tomar en cuenta que el interés será de acuerdo con la tabla de intereses en préstamos.  

Tanto la solicitud como el proceso para abonar los adeudos son muy fáciles y seguros, por lo que la posibilidad de seguir creando un buen historial crediticio se mantiene. Cuentas con la facilidad para abonar en tienda, en Coppel.com, la App y ahora también a través de un mensaje de WhatsApp.

¿Cómo obtener este beneficio?

Ya que el préstamo que ofrece Coppel es sólo para clientes, eso hace más rápido el procedimiento al ya contar con algunos requisitos en tu expediente. Para obtener este beneficio tienes que cumplir estos requisitos:

  • Ser cliente de Coppel con una antigüedad mínima de 6 meses con tu crédito departamental. Este tiempo da la oportunidad de comprobar tu comportamiento crediticio
  • Tener un buen historial de crédito. Debes realizar compras con frecuencia y no presentar retrasos en tus pagos
  • Contar con una cuenta en Coppel.com o App Coppel vinculada a tu crédito. Esta opción te ofrece la oportunidad de hacer más fácil y rápida tu experiencia de compra, adquiriendo productos desde tu computadora o celular. Tus datos y direcciones de entrega están bien protegidos y guardados para darle agilidad al proceso
  • Tener una tarjeta de débito BanCoppel vinculada a tu crédito. El préstamo será depositado en esta cuenta y de ahí podrás disponerlo en efectivo o transferirlo
  • Ser menor de 85 años

Una de las grandes diferencias es que Coppel da préstamos de forma inmediata. Puedes tramitarlo y recibirlo el mismo día, ¡claro! Eso en caso de cumplir los requisitos que acabamos de mencionar.

Ahora, ¿cómo lo solicito?

El trámite lo puedes realizar directamente en las tiendas Coppel, o si lo prefieres, también es posible hacerlo de forma digital con diferentes opciones.

A través de la página web de Coppel

  1. Deberás iniciar sesión en Coppel.com y dirigirte al apartado “Mi cuenta”
  2. Al ingresar, te aparecerá una notificación en caso de que tu perfil sea apto para recibir el beneficio
  3. Si estás interesado, tendrás que iniciar tu solicitud definiendo el monto y el plazo para pagar el préstamo
  4. Selecciona la tarjeta BanCoppel donde depositará el dinero
  5. Verifica que el monto solicitado se encuentre en tu cuenta BanCoppel

Por medio de la App Coppel

  1. Si no cuentas con la App Coppel instalada en tu teléfono, deberás descargarla en App Store o Google Play, dependiendo del sistema operativo de tu smartphone 
  2. Entra a la opción de “Préstamos personales” desde el menú o estado de cuenta
  3. Ahí te aparecerá una notificación en segundos si es que tienes el préstamo autorizado
  4. Inicia tu solicitud definiendo el monto y el plazo para pagar el préstamo
  5. Elige la tarjeta BanCoppel donde quieres recibir el dinero
  6. Confirma que el monto solicitado se encuentre en tu cuenta BanCoppel.

Coppel da préstamos por WhatsApp

  1. Inicia enviando un mensaje por WhatsApp al 1 800 220 7735 con la palabra “Préstamo”
  2. Proporciona tu fecha de nacimiento y te confirmaremos con un mensaje el monto disponible para tu préstamo
  3. Elige el monto que deseas y el plazo para el pago del préstamo
  4. Confirma la información de la tarjeta donde se depositará el dinero
  5. Verifica que el monto solicitado se encuentre en tu cuenta BanCoppel

Te recomendamos leer: Guía para disfrutar los beneficios de Coppel desde el WhatsApp

Ser cliente de Coppel si conviene

Entre muchos beneficios más, Coppel da préstamos que han servido como impulso para que las familias mexicanas puedan afrontar gastos repentinos y de emergencia, así como hacer realidad grandes sueños que requieren de un respaldo económico. Al convertirte en un usuario frecuentes y cumplido, Coppel te dará mayores facilidades que sin duda mejorarán tu vida.

Comprar a crédito ahora es mejor con Coppel Pay

Poco a poco, las ventajas de comprar a crédito van creciendo y cada vez son más las opciones que los consumidores pueden aprovechar. Ya no solo se trata de productos de altos costos o servicios exclusivos, ahora esta forma de pago ofrece la oportunidad de adquirir artículos de cualquier tipo con diversas facilidades y comodidades para liquidarlos.

Las compras a crédito crecen en México

A medida de que los hábitos de consumo van cambiando, los comercios tienen que adaptarse a las nuevas necesidades con esquemas y herramientas que mejoren la experiencia de compra de los usuarios. Bajo este panorama y siguiendo nuestro camino de ser el acompañante ideal en tus necesidades y deseos, hemos habilitado Coppel Pay, una extensión a los beneficios de utilizar nuestro sistema de financiamiento en otros comercios. 

Así que si todavía no cuentas con tu crédito en Coppel, esta es la oportunidad que estabas esperando para comenzar a gozar de sus ventajas. ¡Solicítalo aquí! Es muy fácil: solo ingresa tus datos y listo.

Tal vez te interese: 13 formas para crear buenos hábitos financieros

¿Qué significa comprar a crédito con Coppel Pay?

Coppel Pay es una forma fácil y segura de comprar a crédito lo que necesitas para ti y tu familia en alguno de los negocios que ya están afiliados a nuestro sistema. La ventaja es que ahora esas compras puedes cargarlas a tu cuenta Coppel y de esta manera aprovechar todas las opciones de pago que ofrecemos: hasta 12 meses si eliges el método de plazo, o si pagas dentro de los primeros 30 días, tu compra será con el precio de contado. 

¿Qué necesitas para utilizar Coppel Pay?

En Coppel, nos gusta consentir a nuestros usuarios y, debemos admitirlo, tenemos preferencia por los clientes cumplidos, así que saldar tu cuenta a tiempo te permitirá disfrutar de algunos servicios exclusivos. Si entras en esta categoría y quieres pagar con Coppel Pay tus compras en línea, entonces el siguiente paso que debes seguir es convertirte en un Cliente Digital

Lo de hoy es el mundo digital y en Coppel también tiene sus ventajas. Además de revisar tu estado de cuenta en línea y abonar desde tu celular, como Cliente Digital también podrás disfrutar de otros beneficios como los pagos con Coppel Pay. 

Negocios afiliados a Coppel

Desde el dentista hasta tus próximas vacaciones en la playa, tus opciones ahora se expanden a productos y servicios que no encuentras en nuestra tienda física o en línea. Son más de 50 establecimientos que podrás consultar en esta página y que comprenden varias categorías:

  • Viajes
  • Construcción
  • Salud
  • Refacciones
  • Otros

Las compras pueden ser en los establecimientos físicos o en línea. Si decides acudir a la tienda, solo tienes que elegir los productos que quieres y a la hora de pagar, proporcionar tu número de cliente, tu tarjeta Coppel o realizar la autorización de tu compra con tu huella digital y ¡listo! El costo de la compra se cargará de forma automática al estado de cuenta de tu crédito Coppel.

Pero si lo tuyo son las compras por Internet y el negocio afiliado cuenta con una tienda en línea, entonces solo debes elegir como forma de pago a Coppel Pay. Después, inicia sesión con tu cuenta de Coppel.com y confirma la transacción.

Compra en línea y paga con Coppel Pay

Plazos y límites de compra con Coppel Pay

Dependiendo de la forma en que hagas tu compra y por supuesto del margen de tu crédito, los pagos que realices con Coppel Pay pueden variar en el tiempo y el límite de financiamiento.  

Si, por ejemplo, vas a una tienda física y realizas una compra de $5,000, podrás obtener hasta 8 meses para poder liquidarla.  Este tipo de adquisiciones aparecerán en tu estado de cuenta bajo el concepto COMP ADC que quiere decir: compra adicional.

Ahora que si la suma es de $25,000, el plazo máximo será de 12 meses y el cobro vendrá con el nombre del negocio donde adquiriste tus productos.

En el caso de las tiendas en línea, la cosa cambia un poco, ya que el tiempo se alargará a los 12 meses mientras que tu límite de compra se extenderá a los $15,000.

¿Cómo abonar a mis compras?

Una de las ventajas de comprar a crédito con Coppel Pay es que puedes hacer los pagos de tus adquisiciones en cualquier tienda Coppel, Coppel.com, App Coppel o Zapatería Coppel Canadá de tu preferencia. Además, si liquidas dentro de los primeros 30 días, tu compra será con el precio de contado.

¿Y para el tema de garantías, cambios, devoluciones y cancelaciones?

Al tratarse de tiendas afiliadas a Coppel, para hacer válida la garantía debes ponerte en contacto con el negocio donde compraste tu producto o acudir directamente al establecimiento. Lo mismo ocurre con el tema de los cambios o devoluciones del producto y la cancelación de la compra, ya que estos dependerán de sus políticas al respecto.

Comprar a crédito ya no será lo mismo con Coppel Pay

Coppel Pay es la forma más sencilla y rápida de sacarle provecho a tu crédito Coppel y comprar todo lo que necesitas para ti y tu familia. ¡Comienza a gozar de sus grandes beneficios!