6 juegos infantiles para refrescarse en verano

¡El verano ya está aquí! Con él llegan las temperaturas cálidas que invitan a visitar la playa, pero salgas o no de vacaciones, puedes pasarla fenomenal con un poco de agua e imaginación. Aquí tienes unas ideas para entretener a tus peques en esta temporada y de paso darse un refrescante chapuzón.

¡Guerra de globos de agua!

La guerra de globos de agua es un juego infantil superdivertido para el verano. Seguro lo conoces y si no, ¡te encantará! Para poder jugar solamente necesitas un cuantos globos de colores, agua, uno o dos cubos para colocar los globos y listo, ¡a mojarse! Importante: recuerda tirar a la basura los restos de los globos rotos. ¡Y cuidado con que los peques no se lleven los pedazos de globos a la boca! 

Pista deslizante 

Este juego es diversión 100% garantizada. Solo necesitas un plástico algo grueso (como de alberca inflable) y bastante largo. Lo colocas en el suelo, de preferencia un jardín de pasto, con un poco de agua y jabón y se convertirá en una tabla muy resbaladiza en la pueden divertirse por horas. Prepara ropa cómoda y ¡a deslizarse!

Lanzadores de agua

Prepárate para la batalla acuática más épica con un increíble lanzador de agua. Hay un sinfín de modelos que seguro les encantarán a tus hijos. La dinámica del juego es la misma que la de la guerra de globos, organicen equipos y con las pistolas bien cargadas de agua deben mojar las camisetas de los otros. ¡Horas de diversión al máximo! 

Juego de Esponjas

Otra refrescante opción es el conocido juego de esponjas. Las reglas son muy sencillas: cada participante debe tener un cubo con agua y una esponja grande y absorbente. Se forman dos equipos y los jugadores deberán mojar la esponja en el agua y lanzarla a los adversarios. Seguro que al tratar de recogerlas todos acaban empapados y fresquitos. 

Basquetbol acuático 

Como el nombre lo dice, la idea es encestar una pelota en un aro, pero en este juego se hacen unos refrescantes cambios. Necesitas un recipiente, puede ser una cubeta en el suelo, o si quieres añadir más dificultad, puedes usar una canasta de baloncesto, la idea es llenar globos de agua que luego deben encestar. El que anote más puntos es el ganador, aunque aquí seguro todos ganan un fresco chapuzón.

Dibujar con agua

Este juego puede hacerse con las esponjas o las pistolas de agua, la idea es dibujar sobre una pared lisa o el suelo lo que quieran tus niños, pero deben darse prisa porque tienen que completar el dibujo antes de que una parte se haya secado. ¡Todos a practicar los números y letras con agua!

¡Hora de jugar!

Recuerda que para pasarla genial con todos estos juegos, jamás debes olvidar la hidratación y la protección solar. Sin duda, la primera medida que debes adoptar con los niños es vigilar que siempre estén hidratados y con la piel protegida del sol. Dicho esto solo queda desearles: ¡feliz verano!