Un castillo en tu hogar: construye con tus niños un confortable fuerte de almohadas

Que toda la familia invada la sala para construir un fuerte de almohadas es un gran plan para disfrutar el fin de semana. Puede convertirse en el lugar perfecto para leer cuentos, contar historias y jugar guerras de besos y abrazos.

No es necesario tener infinidad de accesorios y cosas para poder construir un fuerte de almohadas, solamente hace falta dejar echar a volar la imaginación. Seguramente los más pequeños van a tener grandes ideas para construirlo

Algunas ideas para crear el mejor fuerte de sábanas y almohadas

La realidad es que para crear un fuerte de sábanas solamente se necesita juntar las almohadas, sábanas y cobijas que se tengan por toda la casa y llevarlas a la sala. Lo mejor para tu hogar va a ser,  antes de comenzar a construir el fuerte, correr los objetos que se puedan romper y los muebles que puedan llegar a estorbar. 

Lo primero que se tiene que elegir es qué tipo de fuerte se quiere crear, puede ser un fuerte de túnel utilizando el sillón, unas sábanas y almohadas. Solamente hay que colocar una parte de la sábana por encima del sillón y el otro extremo acomodarlo en el piso junto con las almohadas para que no se corra. Va a ser un fuerte pequeño, de difícil acceso para los enemigos. 

Si se quiere un fuerte más amplio y que corra menos riesgo de derrumbarse una buena idea es usar las sábanas para cubrir la mesa del comedor. Otra opción es acomodar el sillón y en el otro costado poner dos o tres sillas y estirar las sábanas por encima para que cubran todo lo que va a ser el techo y caigan por los costados. 

Si se quiere un fuerte con la típica forma de casa de campaña lo que se tiene que hacer es colocar dos silla, una frente a la otra y poner por encima un palo de escoba. La sábana hay que dejarla ‘caer’ sobre el palo y listo.

A darle un poco de magia al fuerte

Cuando se tenga la estructura de base del fuerte es momento de hacer de ese espacio un lugar especial. Primero hay que llenarlo de almohadas para que sea cómodo  y confortable. Después se pueden llevar algunos libros y linternas para leer cuentos justo antes de ir a dormir. Y por afuera se pueden acomodar pequeñas luces navideñas para decorar y crear un lugar ‘mágico’.

5 actividades para divertirse en el fuerte de almohadas

Los fuertes de sábanas y almohadas son los espacios ideales para jugar en familia y entretenerse por horas. No hay que planear demasiado, solamente hay que dejar que la diversión fluya.

1. Cuentos e historias

Una manera divertida de aprovechar todo el fuerte es apagar todas las luces de la casa, dejar solamente prendida alguna pequeña luz y que cada persona vaya leyendo o contando una historia mientras se ilumina su cara con una linterna. Otra opción es apagar las luces, alumbrar a una de las paredes con la linterna y con las manos hacer sombras sobre las sábanas mientras se cuenta la historia.

2. Pizzas y palomitas

¡Noche de pizza, helados caseros y palomitas! Se puede poner un mantel, decorar el lugar y preparar todo el ambiente para pasar una hermosa cena. Los que se animan pueden sumar una dosis de cocina a la actividad  y preparar la masa de la pizza entre todos. Cada uno puede preparar un sabor diferente, que sea sorpresa para el resto de las personas. 

3. Ver una película

Esta es una actividad muy sencilla pero muy divertida, sobre todo porque se aprovechan las almohadas para estar cómodos y el espacio para estar todos juntos. Se pueden preparar palomitas, dulces o algo que les guste a todos para acompañar. El helado y los papas fritas suelen ser las opciones más elegidas por los niños. 

4. Tarde de spa

Se puede convertir el fuerte en un lugar de relax. Pepinos en los ojos, toallas en las cabezas y mascarillas en las caras. Es algo diferente y entretenido. También se pueden sumar cremas y masajes de manos. Y, para terminar, peinados y maquillaje.  

5. Pasar la noche en el fuerte

Si las almohadas y las sábanas se acomodan correctamente, dormir en el fuerte puede ser una gran actividad y una hermosa experiencia para los más chiquitos de la casa. Momentos como este suelen quedar por siempre guardados en la mente de los niños como recuerdos preciados.

¡Entrenamiento antes de la batalla! Practica puntería de tiro y juega con tus niños

Es difícil mantener a los más chiquitos de la familia entretenidos, sobre todo ahora que es momento de permanecer en casa. Crear juegos constantemente y mantener la emoción y la novedad es clave para evitar que se aburran.

Entre la gran variedad de opciones de juegos se pueden organizar ‘batallas’ y juegos de puntería, preferentemente en el jardín o en algún espacio que no haya muchas cosas y sea seguro. Es una gran forma de sacarlos de las pantallas y los videojuegos y que se pongan a gastar energía. 

¿Cómo entretenerlo durante horas con una pistola de juguete?

La pistola de juguete no siempre suele ser muy aceptada entre los papás, aunque si se enseña a usarla de la manera adecuada puede llegar a ser muy entretenida. 

Para empezar, las pistolas que tienen dardos son una gran opción. No es necesario que las usen para disparar contra otras personas, aunque de ser así lo recomendable es que se haga con mucho cuidado. Otra manera de usarlas es con pinturas y una hoja o cartulina en la pared. Se pinta la punta de los dardos con diferentes colores y se dispara sobre una hoja. De esta manera pueden crear un cuadro abstracto y súper divertido. 

Otra opción es imprimir una gran imagen o pegar elementos de cartulina en una pared que tengan diferentes valores para jugar ‘punto al blanco’. Cada jugador deberá disparar intentando darle a los elementos o al lugar que valga más puntos. La persona con más puntos es la que gana. 

¡Es hora de mojarse!

Una opción muy divertida son las pistolas de agua, estas suelen ser menos peligrosas y más divertidas. No es necesario ir a una alberca para tener que usarlas, pueden usarse en un patio o jardín. Lo importante es estar en algún espacio en donde las cosas se puedan mojar sin ningún problema. ¡Hasta en el parque! Puede ser un plan muy divertido para hacer algo diferente y que los niños pasen un buen rato. 

Tres pistolas que vale la pena comprar

Hay una infinidad de pistolas para niños de las cuales poder elegir. Varios precios, marcas y tamaños. Pero, ¿cuáles son las que vale la pena comprar? La realidad es que si bien hay algunas opciones más económicas hay algunos modelos que se recomiendan más debido a que son más resistentes y duraderas. Aquí te dejamos tres opciones:

1. Pistola de juguete Nerf- Ner Elite Disruptor

A todo niño que le gusten las pistolas de juguete seguramente quiera tener una NERF. Son de las más buscadas por sus diseños y resistencia. Este modelo de Nerf se destaca por tener un largo alcance, puede disparar dardos en ráfaga a distancias de hasta 27 centímetros. Cuenta con un tambor rotatorio en donde se pueden poner hasta 6 dardos a la vez.

2. Set Megaláser corazas y Pistolas Avengers

Este set de pistolas es perfecto para todos los pequeños que sean fanáticos de Los Vengadores. Se trata de dos escudos que se ajustan al cuerpo y dos pistolas láser. Cada arma dispara un rayo invisible infrarrojo, para poder ir ‘hiriendo’ y sacándole fuerza al contrincante. 

3. Pistola Lanzadora de Agua Fortnite SPL Elite

Esta es la opción perfecta para todos los pequeños amantes de Fornite. Esta pistola permite dar disparos precisos y potentes. Su avanzado mecanismo de chorro alcanza hasta 10 metros de distancia y permite cargar 650 ml de agua.

A la hora de elegir una pistola hay que tener en cuenta ciertas características dependiendo de la edad del niño que la va a usar para que le sea más fácil maniobrar y evitar algunos posibles accidentes. 

Lo primero que hay que tener en cuenta es el rango de disparo. Dependiendo del espacio en donde se va a utilizar es el rango de disparo aconsejado. Para un departamento o casa sin patio lo mejor es que no tenga un rango de disparo amplio. Mientras que si se va a utilizar al aire libre, entre más lejos lleguen los dardos va a ser más divertido. 

Por otro lado es sumamente importante checar cuál es la dificultad de recarga. Este punto es súper importante, sobre todo para los niños más chiquitos. Es crucial que la pistola sea fácil de cargar y recargar para que puedan usarla sin la ayuda de un adulto. Y, para terminar, hay que elegir un modelo que tenga el tamaño adecuado para que lo puedan maniobrar con facilidad. 

Diversión familiar sin salir de casa

En esta época en que viajar es una actividad de alto riesgo, las actividades en familia son el plan ideal para crear memorias sin salir de casa. 

Hagan una cita, participen todos y disfruten esos momentos de convivencia que se atesoran para siempre.

Éstas son 5 propuestas para divertirse en familia.

Concursos y retas

Hay dinámicas que alimentan el espíritu competitivo y además sirven para enseñar a los más chicos a ganar y perder. Pueden ser batallas de baile o que cada quien escoja una canción y cree una coreografía, ya sea individual o en equipo. 

Otra idea es convocar a un concurso de disfraces, que cada integrante de la familia invente el suyo con prendas y objetos que tengan en casa; también puede ser temático, por ejemplo de monstruos, animales, superhéroes o del espacio. 

Si prefieren algo más activo, organicen un rally o hagan retas de saltar la cuerda o dominadas de balón.

A los más chiquitos les divertirán los retos de mantener la mirada o intentar decir un trabalenguas sin equivocarse.

Noches de camping

Puede ser dentro de casa, incluso en una habitación. Coloquen colchas y almohadas en el suelo, apaguen luces y usen linternas, cuenten historias e imaginen que están de campamento. Si lo prefieren, háganlo en el patio y duerman a la luz de la luna, incluso si cuentan con un espacio seguro, pueden hacer una pequeña fogata y asar bombones.

Escribir un cuento juntos

Con esto se trabajará en la imaginación, creatividad y vocabulario. Cada miembro de la familia puede ir creando un par de párrafos, y darle seguimiento a lo que vayan escribiendo, con personajes nuevos y únicos. El resultado sin duda será una historia muy divertida y original.

Carrera de obstáculos

Utilicen muebles, cojines, artículos de cocina o cualquier objeto que tengan en casa para hacer una carrera de obstáculos. Puede ser individual o de relevos. El ganador será quien haga el menor tiempo. Pueden darle continuidad y establecer un día o dos a la semana para seguir avanzando de nivel y de dificultad haciendo diversos circuitos por la casa.

Imaginando el futuro

Elaboren juntos un collage con todas las cosas que quisieran hacer, así como los lugares que desean visitar una vez que pase el encierro. Pueden usar revistas, libros viejos, periódicos o lo que tengan a la mano para recortar imágenes o letras.

También pueden hacer una cápsula del tiempo con noticias, accesorios y fotos actuales para abrir en algunos años y lo que vivieron en estos días. Una tercera idea es hacer una lista de deseos sobre lo que les gustaría hacer una vez que regresen a la vida cotidiana y dejarla en un lugar visible de la casa para usarla de motivación.

Además de ser formas distintas de pasar el tiempo, estas actividades sirven para acercar a los integrantes de la familia y son planes ideales para los fines de semana. ¿Con cuál te gustaría empezar?