7 juegos para divertirte en familia

Cuando quedarse en casa es la mejor opción para cuidar de nuestra familia, debemos echar mano de la creatividad para tener ideas de juegos y actividades. Para ayudarte un poco, te proponemos algunos juegos para disfrutar de una tarde en casa sin que nadie se aburra, sobre todo los pequeños. La diversión está asegurada tanto para los niños como para los grandes. ¡A jugar!

Guerra de almohadas

Es una divertida manera de iniciar o terminar el día. Formen equipos y planeen como pueden sorprender uno al otro, pero siempre recuerden que es una batalla inofensiva, nada de enojarse. Un punto a favor es que para la guerra de almohadas se necesitan pocos medios (bastan unos cuantos cojines y almohadas) y grandes dosis de buen humor. Eso sí: al final, los contrincantes deben hacer las paces.

¡Los juegos más clásicos!

Saca esos viejos juegos de mesa, son muy divertidos, unen a la familia y te dan un sinfín de risas en un ambiente de sana competencia. Algunos como el “Basta” son didácticos y aprendes mientras juegas. También pueden incluir los rompecabezas, juegos de cartas como el UNO, o qué tal un memorama. ¿qué mejor juego para activar las neuronas? Como este ninguno. 

Fabriquen juntos una casa de cartón 

O un castillo, un avión…Todo es posible en la imaginación de tus hijos si tienen una caja de cartón lo bastante grande como para que quepan dentro. Para hacer la casa coloca la caja con la abertura hacia abajo y recortar los huecos de la puerta y las ventanas, procura hacerlo tú.  Tus niños pueden encargarse de decorarla: pintar el techo, la chimenea, macetas con flores, un buzón, etc. Cuando la termine, podrá jugar con ella. Para hacer un coche, la caja se coloca al revés, para que el niño pueda meterse dentro. Él se encargará de dibujar las ruedas, los mandos, etc.

¡Cine en casa!

¡Un televisor, palomitas, dulces y listo! Tienes un cine en casa. Haz una selección de sus pelis favoritas, improvisa unos asientos cómodos para que presencien la función, puedes usar cojines o mantas, y sólo con esos elementos, ten por seguro que los tendrás un rato disfrutando de sus aventuras favoritas. 

¡A disfrazarse!

A los niños les encanta jugar a disfrazarse, no por nada Halloween es sus festividades preferidas, echa a volar tu imaginación y préstales prendas tuyas (pasadas de moda o viejas), accesorios variados (bolsos, gorros, guantes y hasta zapatos) y mucha, mucha bisutería. Que ellos sean libres de armar el disfraz que quieran, es diversión garantizada. 

Dibujen juntos

Acuarelas, oleos o temperas y ¡a pintar!, toma unas cuantas hojas de reciclaje y dedícate a pintar lindos bocetos con tus hijos. Luego colóquelos en las paredes para recordar las maravillosas obras de arte que hicieron juntos. 

Juegos frente a la ventana

Si vives frente a una calle o avenida, contar u observar elementos del exterior es un juego muy entretenido para los niños. Siéntate con ellos a mirar la calle y cuenten cuántos carros y de qué colores pasan frente a tu casa. También el juego Veo – Veo, es una dinámica súper divertida para hacer con los niños pequeños, es excelente para descubrir cuántas cosas ellos ven que tú no.

Tiempo de calidad 

Esperamos que estas sugerencias hagan más amenos los días que pasas en casa con tus pequeños, recuerda que los niños requieren mantenerse enfocados y distraídos, con actividades divertidas, y no solo en los aparatos electrónicos. ¡Compartan juntos y diviértanse!

Suculentas: todo lo que debes saber de ellas

 Según el Feng Shui, tener estas plantas en interiores mejora el estado de ánimo y la concentración de las personas, lo que las hace también excelentes compañeras de oficina.

Si quieres conocer más sobre estas plantas y aprender a mantenerlas, estos consejos te serán útiles.

  • Las suculentas son plantas que almacenan agua en sus tallos y hojas, lo que les permite vivir períodos largos sin agua, en climas áridos y secos. 
  • Existen distintas familias de plantas suculentas, entre las que están los cactus o los agaves. Así que todo cactus es una suculenta, pero no toda suculenta es un cactus.  
  • Los cactus son las plantas emblemáticas de México, y es que es el país con mayor variedad de cactáceas a nivel mundial.

CUIDADOS

Maceta 

Es mejor usar macetas con un orificio para que el agua pueda drenar mejor. Busca que no retenga demasiada agua en el inferior ya que puede pudrir las raíces. Y que no sea mucho más grande que la planta porque la obligará a absorber más agua de la que requiere.

Sustrato

El sustrato para suculentas debe ser poroso, tener un buen drenaje y ser nutritivo. Puedes mezclar ¼ de tierra negra y ¾ de tepojal o piedra pómez. 

Luz 

Primero busca que se aclimate al sol, no la pongas en un lugar con mucho sol porque puede quemar sus hojas o afectar su coloración. Lo ideal es que les dé el sol de la mañana y que por la tarde sólo les llegue luz brillante, ya que el sol directo de la tarde es muy fuerte y puede quemarlas. Esto mismo aplica si las tienes en el interior, junto a una ventana.

Agua

No necesitan tanta agua ya que provienen de ambientes áridos y secos, si las riegas de más se pudre la raíz. 

En verano riégala cada siete días y en invierno una vez al mes, si es joven. Si tiene dos años o más, puede regarse cada 15 o 20 días.

No hay una fórmula de riego fija. Lo recomendable es regar cuando el sustrato está seco y no cuando está húmedo. Puedes introducir un palito de madera, si éste sale seco, riega la planta, pero si sale húmedo y con sustrato adherido, no es momento.

Y muy importante, riega la tierra, no la planta.

PROBLEMAS COMUNES

Alargamiento de hojas

Si sus hojas se alargan es porque están buscando una fuente de luz. En este caso, mueve la maceta a un lugar donde le dé más luz. 

Hojas marrón 

Las manchas color marrón indican que el sol la quemó, Busca un lugar donde le dé menos fuerte el sol. Le crecerán hojas nuevas. 

Hojas transparentes y amarillentas 

Significa que hay exceso de agua, no hay que regarlas tanto. Estas hojas se caerán fácilmente. Cambia el sustrato y no la riegues durante 10 días.

Hojas arrugadas

Puede ser porque la tierra está seca, pero también hay hojas que se arrugan porque son más viejitas, se secarán y caerán para dar lugar a hojas nuevas.

Fuentes: 

Conservación y restauración de cactáceas y otras plantas suculentas mexicanas, Semarnat

Prograpagación y mantenimiento de cactáceas de Sagarpa e Inifap

Una historia suculenta: ¿Qué le pasa a mi suculenta? de Verania Torres en YouTube

Maceteros caseros e ideas originales para tu jardín.

El jardín es una parte muy importante del hogar. Es el lugar donde uno suele ir a desconectarse de la vorágine del día a día en busca de un poco de tranquilidad y naturaleza. Por eso siempre lo queremos ver bonito y sobre todo arreglado con maceteros caseros o decoraciones pensadas especialmente para cada rinconcito.

Si estás buscando ideas de maceteros caseros e ideas para poder decorar tu jardín llegaste al lugar indicado. Aquí te vamos a dejar algunas opciones para que te inspires.

Algunas ideas para las plantas de tu hogar

Dependiendo del estilo de decoración que tenga tu hogar y tu jardín será el tipo de maceta que quieras lograr. Puede ser de madera, de piedra, de cemento o de materiales reciclados.

Una de las opciones más fáciles son las macetas hechas con materiales u objetos reciclados. Se pueden usar tazas, latas, vasijas o vasos. Los elementos antiguos o retro suelen dar un plus a la decoración del hogar y solemos tenerlos al alcance de la mano. Puede ser una taza que tenga un pequeño golpe o una tetera que no se use más. No es necesario salir a comprarlos, sino es necesario fijarse que tenemos disponible en nuestras casas que le podamos dar un nuevo uso. 

También te puede interesar leer: Renovar tu jardín

Manos a la obra: una maceta de piedras

Si los elementos reciclados no son los adecuados para tu hogar puedes hacer macetas tú mismo con madera, piedras o cemento.

Para crear una maceta de piedra se necesita salir a recolectar o comprar piedras de diferentes tamaños y pegamento de secado rápido. Una vez con todo listo, solamente se tiene que proceder a colocar las piedras más grandes en la base y después ir armando las ‘paredes’. Es importante tomarse el tiempo necesario para pegar adecuadamente las piedras y así lograr que tengan la suficiente fuerza para soportar la tierra y la planta.

En el caso de que queden algunos agujeros o espacios descubiertos se pueden tapar con piedras más chiquitas o con alguna preparación que no afecte el resultado final. Hay que tener en cuenta que se pueden hacer cientos de formas y tamaños, solamente hay que dejar volar la imaginación. 

Si te gusta la madera esta opción te va a encantar

La madera es un material que brinda calidez por esta razón suele estar presente en todas las casas. Quizás hacer una maceta de madera desde cero puede llegar a ser un poco complicado porque se necesitan herramientas que no todos tenemos en nuestros hogares. Pero hay una opción súper fácil y moderna que luce muy bien: palets reciclados.

¡Es súper fácil! En caso de que sea necesario hay que lijarlo y pasarle barniz para protegerlo. El palet va apoyado contra la pared que más te guste, teniendo en cuenta esto puede variar el tamaño y la altura. Hay que dejar al menos tres tablas de madera cruzando de forma horizontal y las tablas que sobren se deben colocar en forma de “piso” para cada tabla horizontal. Es muy importante a estas hacerles algunos agujeros para que filtre el agua. Para terminar, antes de poner las macetas, es recomendable forrar con alguna bolsa plástica para que no se pudra la madera. ¡Listo! Puedes poner pequeñas macetas ahí dentro o plantar directamente sobre el palet. Las plantas colgantes quedan muy bien en este tipo de diseños. 

También te puede interesar leer: Decorar tu jardín

Anímate a hacer tu propia maceta de cemento 

Cuando escuchamos la palabra cemento solemos querer huir. Pero si te animas puedes crear tus propias macetas con este material. Es súper fácil y muy divertido.

Lo que necesitas para cuatro macetas chiquitas…

1 kilo de cemento.

Agua.

Vasos de unicel grandes.

Vasos de plástico chicos.

Plantas pequeñas.

Un poco de aceite

Aclaración: puedes usar ‘moldes’ que no sean vasos. El secreto es que el molde más pequeño tenga la misma forma que el grande y que deje el espacio suficiente como para que la pared sea gruesa.

Ahora sí, ¡Empezamos! Preparar el cemento con el agua, siempre lo mejor es ir agregando de a poco el líquido hasta conseguir la consistencia adecuada. Una vez que esté lista la mezcla hay que engrasar con aceite los vasos grandes por dentro y los chiquitos por fuera para que sean más fácil de desmoldar. Dividir la mezcla en partes iguales  en los cuatro vasos grandes y posteriormente poner arriba los vasos pequeños. Acá es muy importante presionar pero sin llegar al fondo. Colocar algunas piedritas o tierra para que quede quieto. Y dejar secar por al menos 8 horas. Una vez pasado este tiempo, es momento de remover los vasos y tenemos las macetas listas. Lo ideal, si se puede, es hacerles un pequeño agujerito en el fondo para que drene el agua.

Jardín vertical o huerto urbano: cómo crearlos en casa

Una opción para aprovechar el tiempo en casa es echar a andar algunos proyectos sencillos como crear un jardín vertical o un huerto urbano. Aquí te explicamos en qué consisten.

El confinamiento nos ha impuesto muchos retos, pero también oportunidades para el cambio y ¡qué mejor si eso implica comprometernos más con el ambiente y comenzar a vivir a conciencia con la naturaleza!

Seguramente, te ha pasado que te gusta todo lo relacionado con la jardinería, pero el tiempo y el espacio de tu casa o departamento te han impedido ponerte manos a la obra. 

Un jardín para tu hogar

La mayoría de los semáforos de la República Mexicana se mantienen en rojo, así que mientras esperamos que las condiciones mejoren para salir, queremos animarte a que comiences tu proyecto de huerto urbano o jardín vertical, una nueva forma de redecorar tu hogar, aprovechar al máximo tu espacio y cultivar alimentos esenciales en tu propia casa, sobre todo ahora que los supermercados están saturados y los productos de la canasta básica escasos. 

Cómo crear un huerto urbano

Los huertos urbanos comenzaron a popularizarse en Europa, donde las viviendas son pequeñas y las condiciones climáticas muy extremas. La gente optó por ocupar el espacio de sus terrazas, balcones y patios interiores para comenzar a cultivar verduras y legumbres, comestibles básicos que todos utilizamos para cocinar. Incluso algunos grupos de vecinos hicieron jardines en las azoteas de sus edificios o patios abiertos para sembrar alimentos y crear comunidad.

Beneficios:

  • Producir alimentos libres de agroquímicos
  • Redescubrir los aromas y sabores naturales de las verduras, legumbres y hierbas
  • Recuperar nuestra relación con la naturaleza: conocer los ciclos naturales de la tierra y las propiedades de lo que cultivamos
  • Mejorar la calidad del aire: aunque en menor escala, contribuimos a la sostenibilidad de las ciudades
  • Cuidar nuestra salud mental: es un excelente antiestrés
  • Convivir con nuestra familia y vecinos

Ahora que conoces algunas bondades de tener un jardín como éste, queremos enseñarte cómo realizarlo.

1. Elige un lugar

Busca en tu hogar o azotea una zona orientada al sur, donde los cultivos puedan tener luz solar por seis o más horas. Puede ser un balcón, una terraza o una habitación iluminada. No necesitas mucho espacio para tener un jardín hermoso.

2. Materiales

Aquí puedes ocupar muchos artículos reciclados como huacales (cajas de verduras), macetas, botellas de plástico o cualquier recipiente cóncavo. El barro y la madera son materiales que mantienen la temperatura de la tierra, por lo que son perfectos para cultivar. 

Cuida que tus recipientes tengan entre 7 y 15 cm de profundidad para que el sistema de drenaje permita que las raíces del cultivo puedan expandirse. La madera suele absorber más agua, para evitarlo forra los huacales con plástico y añade una base. Otros materiales que te serán de ayuda son los propios de la jardinería: palas, rastrillos, regaderas y composta.

Adquiere artículos de jardinería aquí.

3. ¿Qué puedo cultivar?

Lo ideal es que cultives verduras, legumbres y plantas que no se vean afectados por plagas y que puedan sembrarse durante todo el año. Algunas opciones son:

  • Aguacate
  • Cebolla
  • Lechuga
  • Zanahoria
  • Albahaca
  • Chiles
  • Manzanilla
  • Jenjibre
  • Frutos rojos

4. ¿Cómo debo sembrar?

Siembra en los envases pequeños las plántulas (planta en sus primeros estadíos de desarrollo) o germina tus propias semillas. A la hora de trasplantar, cuida las raíces de la planta y entiérralas a una buena profundidad. 

5. Abono y riego

El abono o composta está formado por nutrientes y minerales como el fósforo, nitrógeno, potasio, magnesio y hierro. Estos elementos se encuentran naturalmente en la tierra, pero añadirlos a tus cultivos dos o cuatro veces al año, ayudará a tus plantas a crecer fuertes y sanas.  

Para crear abono, sólo necesitas materiales orgánicos: desde cáscaras de huevos o fruta hasta restos de café. Cuida no añadir restos de carne o huesos. En cuanto a las medidas de riego, debes investigar la cantidad de agua que requiere cada planta, sin embargo, la mayoría necesitará que las riegues cada tercer día y en verano diariamente.

No dejes de leer: Dale nueva vida a tu jardín con estos 7 consejos.

Jardín vertical

La idea de este tipo de jardín es crear un muro verde y es perfecto para las personas amantes de las plantas sin mucho espacio en casa, ya que puedes instalarlo en cualquier pared, columna o estructura. Lo maravilloso es que puedes crear un pequeño oasis con plantas de diversas especies sin preocuparte por hacerle sitio en casa porque el jardín crecerá verticalmente, de ahí su nombre.

Para armarlo, no tienes que invertir en espacio, material o demasiadas herramientas. Sigue los siguientes pasos y aprovecha tu tiempo libre.

Materiales para el jardín:

  • Bambú
  • Cuerdas
  • Macetas
  • Tierra
  • Musgo
  • Una malla
  • Pistola de pegamento
  • Tijeras
  • Pistola engrapadora

¿Qué plantas puedes usar?

La elección de plantas dependerá mucho de ti: ¿quieres un muro muy colorido o completamente verde?, ¿plantas de largo follaje o de hojas pequeñas? Mientras lo meditas, te dejamos una selección variada:

  • Begonias
  • Orquídeas
  • Geranios
  • Manzanilla
  • Menta
  • Huele de noche
  • Hiedras
  • Ficus
  • Lavanda
  • Suculentas

Armado del jardín

  1. Corta la malla con las medidas de la pared o estructura donde colocarás el jardín. Posteriormente, amarra con las cuerdas los palos de bambú para darle soporte.
  2. Usa la pistola de pegamento para añadir el musgo formando un marco. Asegúrate de que todos los bordes estén cubiertos uniformemente. 
  3. Ahora que ya tienes el soporte, instala la malla en la pared que has escogido para el jardín. Utiliza la pistola de grapas para asegurarla.
  4. Siembra las plantas que has escogido en las macetas, poda con mucho cuidado las raíces del exceso de tierra y trasplántalas.
  5. Una vez que todas las macetas tengan su respectiva planta, diviértete ajustándolas a lo largo de toda la malla. 

Aprende cómo hacer tu propio jardín vertical con este video:

Crea tu jardín y sigue cuidándote

Aunque no lo parezca, siempre hay cosas que puedes hacer en casa: ya sea darle un nuevo acomodo o terminar esos pequeños proyectos que nunca acabaste. Sigue cuidando de ti y tu familia y recuerda que Coppel está a tu disposición en Coppel.com para proveerte de todo lo que necesites sin salir de casa.