Accesorios y ropa de maternidad: todo para las futuras madres

La llegada de un bebé representa momentos de mucha expectativa y, sobre todo, de grandes ilusiones. Ante el crecimiento de la familia, los preparativos y la organización no sólo se realizan en casa, sino también en la vida y el cuerpo de la madre, quien durante nueve meses llevará en su vientre al nuevo integrante. Durante este periodo, los accesorios y la ropa de maternidad serán sus principales aliados para disfrutar al máximo la espera de la sonrisa que hará que todo valga la pena.

La sección de ropa de maternidad disponible en Coppel ofrece una variedad de artículos que se acomodan a todos los estilos. Vestidos, blusa, faldas, pantalones, jeans, fajas, brasieres, pantis y todo lo que necesitan las próximas madres para sentirse muy cómodas y reflejen todo el amor que llevan en su interior en esta maravillosa etapa de la vida.

Índice

1. Ropa de maternidad para cada etapa

2. Brasier de maternidad

3. Fajas de maternidad

4. Ropa de maternidad

5. Calzado especial

6. Coppel mejora tu vida durante el embarazo

Te recomendamos leer: 5 consejos para comprar ropa y vestidos de maternidad

Ropa de maternidad para cada etapa

Durante el período del embarazo, el cuerpo atraviesa por importantes cambios que hacen necesario el uso de calzado, accesorios y ropa de maternidad especial para cada etapa. Más allá de abandonar tu estilo, este momento representa el pretexto ideal para renovar tu armario y probar algunos elementos que más tarde pueden quedarse como parte de tus outfits cotidianos.

Como cada organismo es distinto, los cambios en él también serán muy variados. Es posible que en las primeras semanas no notes muchas diferencias pero poco a poco irán apareciendo. Ese tiempo te permitirá ir planeando de mejor forma tus compras y elegir las prendas que mejor vayan con tu personalidad.

Una de las grandes recomendaciones que aplica no sólo para ti durante el embarazo, sino que podrás trasladarla a tu bebé durante sus primeros meses de vida, es que no debes comprar mucha ropa de una sola etapa. Los cambios, el crecimiento del cuerpo se darán de un momento a otro y es posible que no logres usar algunas prendas más de una ocasión y si no las mantienes a la vista, hasta puede ocurrir que cuando quieras estrenar, ya no sea posible, así que tómalo todo con calma y ve pensando paso a paso. 

Brasier de maternidad

Es muy probable que los primeros productos de ropa de maternidad que comenzarás a renovar sea la interior como la lencería o incluso las fajas. En el caso del brasier sin duda tendrás que equiparte con algunos más grandes que te proporcionarán una gran comodidad y seguridad. Aun después del embarazo, esta parte del cuerpo tardará en regresar a su tamaño original por la lactancia, así que no debes dejar de contemplar una renovación de modelos. 

Toma en cuenta que además de ofrecerte soporte al busto, la lencería de maternidad también debe proporcionar practicidad, ya que tendrás que remover sólo una parte de la copa para que puedas alimentar a tu bebé, de una forma cómoda y sin necesidad de hacer mucho esfuerzo. Otra característica del brasier de maternidad adecuado es que permite el uso de parches absorbentes de leche para evitar manchar tu ropa.

Pantis de maternidad

Por otra parte, en el tema de las pantis es indispensable que procures productos con tejidos suaves y sin costuras para que no te lastimen o te haga sentir incómoda. Recuerda que este tipo de prenda te ayudará, conforme vayan pasando los meses, a lidiar con el peso de la panza, así que ve analizando los modelos que necesitas y ve adquiriéndolos conforme se presenten los cambios. Existen artículos especiales que incluyen un refuerzo en la parte de abajo y que harán lucir más atractiva esa linda pancita con cualquier tipo de ropa de maternidad.

Fajas de maternidad

Conforme las semanas pasan, el peso en el embarazo aumenta y para la última etapa tanto tu espalda como la parte baja del vientre requieren un apoyo extra que se logra a través de fajas de maternidad. Este tipo de ropa de maternidad además de ofrecer un gran soporte de manera eficiente, también resulta muy cómoda al estar elaborada con tela suave y elástica, por lo que se va a ajustando a las etapas de tu embarazo. De igual forma, su presencia resulta muy discreta por lo que podrás usar cualquier prenda, sin importar si no se trata de ropa de maternidad. 

Ya en el postparto, la faja de maternidad también cumple un papel importante ya que proporcionará una compresión suave en el abdomen que te hará sentir segura y te permitirá recuperar tu figura después de la llegada de tu bebé. De forma general, este tipo de fajas están elaboradas con tela transpirable que tiene pequeños orificios para evitar la transpiración excesiva.

Ropa de maternidad

Hoy en día existe una gran variedad de ropa de maternidad que se ajusta a cualquier estilo y outfit. Lo más importante a la hora de buscar la opción ideal para ti es que obtengas la mayor comodidad posible. Una de las opciones con las que cuentas son las prendas holgadas como maxi blusas, oversized y vestidos de maternidad que te harán verte más radiante.

Para el caso de los bottoms, las alternativas son los jeans o faldas de maternidad que cuentan con una aplicación elástica que cubrirá tu vientre y lo mantendrá firme conforme vaya creciendo. Todo lo restante de la prenda es igual que tu ropa normal, por lo que tu estilo no se perderá.

Calzado especial 

Dentro del calzado la recomendación es que busques modelos cómodos, sin tacones altos. Lo ideal son los zapatos flats o incluso tenis tipo sneakers que resultan más fácil de combinar. No descartes las sandalias con suela acolchada.

Coppel mejora tu vida durante el embarazo

La llegada de un bebé es una experiencia única e inolvidable y por eso Coppel quiere ayudarte a hacer de esos momentos, los mejores. En las tiendas físicas o en línea podrás encontrar ropa, muebles y artículos que te acompañarán a ti y a tu bebé en este viaje sin manual pero lleno de mucho amor. ¡Muchas felicidades! 

5 consejos para comprar ropa y vestidos de maternidad

El embarazo es de las etapas más maravillosas en la vida de la mujer, en la que el cambio es la principal constante. Se transforman los sentimientos, las prioridades y por supuesto, el cuerpo. Es cuestión de tiempo para que la ropa de siempre ya no te resulte tan cómoda y comiences a contemplar el uso de prendas como los vestidos de maternidad. Pero tranquila, esto no significa que tengas que perder tu estilo.

Una de las principales preocupaciones al entrar al embarazo es que estarás destinada a utilizar únicamente atuendos holgados y con diseños relacionados a los bebés. Si tienes un estilo particular definido o te gustan ciertos looks, puedes mantenerlos durante parte de la gestación, cuando los cambios no son tan notables aún.

Conforme las semanas pasen y llegues al segundo trimestre de gestación, los pantalones ya no te cerrarán y tendrás que ingeniar las formas de mantenerlos en su lugar. Consejos como colocar una banda elástica especial en los jeans tal vez te funcione por un tiempo, sin embargo, debes aceptarlo, es momento de visitar las tiendas especializadas en vestidos de maternidad

Pero ¿cómo elegir lo que necesitas? Solo es cuestión de seguir algunos pequeños consejos como los que te dejamos en esta publicación.

Tips para elegir la ropa y vestidos de maternidad

Blusas holgadas

Es muy común que en un inicio te resistas a la idea de quedar atrapada en el mundo de las prendas de gran tamaño, así que lo mejor es que vayas poco a poco. Una buena forma de ir cambiando tus atuendos hacia los vestidos de maternidad, es con blusas y playeras holgadas, maxi blusas, oversized o incluso camisas.

En esta etapa todavía hay oportunidad de visitar tus tiendas favoritas y buscar opciones que le den el espacio necesario a la pancita, pero que se peguen lo suficiente a tu cadera para seguir marcando la figura. Intenta con artículos que marquen la diferencia entre tu busto y la panza con una pequeña cinta.

No es mala idea de que vayas adquiriendo algunas playeras o blusas de maternidad y las incorpores a tus outfits de siempre.

Te recomendamos leer: Consiente a tus hijas con los mejores vestidos para niñas en tiendas Coppel

Evita las compras de pánico

Cada cuerpo es diferente y su forma de evolucionar ante un embarazo no es igual en todas las mujeres. Es imposible saber cómo lucirá al paso de las semanas por lo que un cambio de outfit tiene que ser gradual. Esto quiere decir que no debes salir a vaciar las tiendas de maternidad desde el inicio.

Lo ideal es que comiences con algunas prendas como blusas de maternidad que puedas ir adaptando a medida que tu panza crezca. No solo se trata de comprar todos los diseños que te gustan en tallas más grandes. Toma en cuenta que al terminar el embarazo, tu cuerpo poco a poco regresará a su estado original y lo que compraste ya no se te verá igual.

Pon atención en el material de la ropa

En la búsqueda de artículos y vestidos de maternidad, lo mejor es que pongas atención en el tipo de material con el que están confeccionados. Una buena opción en este sentido es el spandex, ya que además de ofrecer buena calidad, le dará la oportunidad de amoldarse a los cambios de tu cuerpo, sin deformarse. Es decir, ajustar pero sin apretarte la panza y permitir que te muevas libremente.

Por otro lado, los vestidos de algodón y otros tejidos naturales son los más cómodos. Son más suaves al tacto y permiten que la piel respire mejor. Así mismo, encontrarás estos materiales en cualquier estilo.

En cambio, los materiales a evitar son los sintéticos, en especial en la ropa interior, porque estas pueden aumentar la transpiración y, por lo tanto, hacerte sentir incómoda.

Calzado especial

La mejor forma de acompañar tus vestidos de maternidad es con los zapatos adecuados. Durante el embarazo los pies también tienden a hincharse y aumentar una talla. Tu calzado habitual lo sentirás incómodo, así que lo ideal es que compres un par más grande. 

Los zapatos ideales en esta etapa, además de estar fabricados en piel, incluyen una horma ancha y por supuesto, un tacón bajo, algo así como tres centímetros. Considera que entre más altos, aumenta el riesgo de que pierdas el equilibrio.

Recurre al estilo deportivo

Por su capacidad de estirarse y ser muy suave al tacto, la ropa deportiva resulta un excelente aliado. Aprovecha este recurso cuando estés en casa o al salir a hacer compras o de paseo. Quizá el mayor inconveniente es que en situaciones como el trabajo o citas formales no es muy adecuada, aunque siempre hay artículos muy neutrales y discretos que te ayudarán. 

Te recomendamos leer: Estimula el aprendizaje de tu bebé con estos juguetes

La ropa interior de maternidad también es importante

En la medida que tu embarazo avance y el cuerpo tenga más cambios, la ropa interior también tendrá que ser diferente. A partir del cuarto mes, el busto comenzará a crecer, por lo que necesitas cambiar tus sujetadores habituales. 

Tendrás que comprarlos una o dos tallas más grandes de lo que usas normalmente. Además, lo ideal es que no contengan aros ni piezas que aprieten y con tirantes resistentes. De esta forma, estarás facilitando la tarea de amamantar a tu bebé posteriormente.

Con las pantaletas sucede algo similar. Al crecer tu cintura, las que usas con regularidad comienzan a apretar en el vientre. Compra un modelo de maternidad que te sujete la pancita para evitar molestias.

Compra en Coppel tu ropa y vestidos de maternidad

​Estar embarazada ya no significa que tengas que cambiar el estilo que te ha caracterizado. A la par de la transformación del mundo de la moda, la ropa y vestidos de maternidad también cuentan con diseños muy novedosos que sin duda se acomodarán a tus outfits habituales. En Coppel contamos con varias opciones y con la facilidad de pagarlos a crédito. ¡Ven y compruébalo!