Cosas que no sabías que se pueden reutilizar, ayudemos al medioambiente

Como consecuencia de la pandemia de Covid-19, muchas personas han optado por elegir un modo de vida más sustentable. En muchos casos, no es necesario hacer un cambio drástico ya que podemos encontrar cosas que se pueden reutilizar en la comodidad de nuestros hogares

Hay quienes han cambiado su alimentación, sus hábitos de higiene personal y hasta su manera de vestir con el objetivo de reducir el daño que se causa al medio ambiente. Ya sea dándole distintos usos a nuestros residuos o dándole un nuevo uso a cosas que se pueden reutilizar, está en nosotros ser parte del cambio que ayudará a frenar la contaminación ambiental.

Las pequeñas acciones que realicemos pueden generar grandes cambios. Por ejemplo, no tirar envoltorios de comida en la vía pública, reutilizar nuestros residuos para transformarlos en objetos decorativos y llevar bolsas ecológicas para las compras son algunas de las acciones que podemos impulsar desde nuestro lugar.

Otra forma de colaborar con esta causa es comprando menos cosas nuevas y dándole otros usos a objetos que ya tenemos. Por ejemplo, con un gancho y unos anillos de cortina de baño podrás colgar tus bufandas y mascadas de una forma original y ordenada, sin necesidad de comprar un gancho especial para ello.

Ejemplos de reutilizar

  • Latas: además de utilizarse para almacenar objetos, con algo de imaginación y habilidad podrán convertirse en lindos portalapices o macetas para decorar tu hogar.
  • Botellas de plástico: es otro elemento que tenemos al alcance de nuestras manos y uno de los que más consumimos a diario. Con botellas de plástico podremos realizar jardines verticales para nuestro espacio verde o dispensadores de alimento para mascotas.
  • Ropa vieja: al igual que ocurre con las toallas, muchas veces nos encontramos con prendas que están demasiado desgastadas o rotas. En este caso, podrán convertirse en trapos para la limpieza o en abrigo para la cama de tus mascotas. Si eres más hábil con las artesanías, con la ayuda de una máquina de coser podrás transformar esas prendas en otras, siguiendo la moda. 
  • Periódicos y revistas: este material puede ser utilizado para la decoración de regalos o cajas, incluso puedes empapelar alguna pared de tu habitación para darle un toque creativo. Además, esta técnica se adapta a cualquier estilo y es muy económica.
  • Desechos orgánicos: son los residuos que provienen de un ser vivo, como pueden ser restos de frutas y verduras, servilletas y pañuelos utilizados, hojas y césped. Estos elementos pueden ser reutilizados en nuestro hogar en forma muy sencilla y su compostaje resultará en abono que brindará energía y nutrientes a la tierra.

Otros objetos para reciclar

Cuando se trata de reutilizar, ¡la imaginación no tiene límites! Incluso si algún elemento te parece inútil, te enseñamos estos ejemplos para que recicles hasta lo impensado y así adoptes un estilo de vida más amigable con el medio ambiente.

  • Tapones de corcho: con este material puedes crear una gran cantidad de objetos decorativos tales como posavasos o tableros en los que podrás colgar tus fotografías favoritas u organizar tu oficina.
  • CDs viejos o rotos: si bien no se adquieren tantos como hasta hace unos años atrás, la mayoría de las familias tiene de ellos en sus hogares. ¡No los tires! Puedes usarlos para decorar un espejo, pintar mandalas o darle un toque glamoroso a alguna prenda de ropa aburrida.
  • Rollos de papel higiénico: pega varios de distintos tamaños sobre una base de cartón y obtendrás un original lapicero. También puedes utilizarlos para armar una pequeña huerta o enrollar cables e hilos.
  • Pallets: la reutilización de estos armazones se ha vuelto cada vez más frecuente y las opciones son incontables. Mesas de centro, juego de muebles para el jardín, estanterías, jardines verticales o percheros; todo es una buena opción para reutilizar los pallets y ¡no necesitarás más que algunas herramientas, pintura e imaginación!

Las motocicletas eléctricas ¿son mejores para el medio ambiente?

Los jóvenes mexicanos cada vez se inclinan más por dejar de lado los coches. La principal razón es que las ciudades cada vez tienen más tráfico y se hace muy difícil desplazarse de un lugar a otro sin perder tiempo. Es por esto que las motocicletas eléctricas han cobrado mayor protagonismo en el último tiempo.

Las ventajas de un scooter eléctrico y de las motocicletas eléctricas son muy similares, con la diferencia de que las motos resultan mucho más cómodas para recorrer distancias más largas. 

5 beneficios de tener una motocicleta eléctrica

A continuación te invitamos a descubrir todas las ventajas de tener este medio de transporte. ¡Apunta! 

1. Son más amigables con el medio ambiente

Al igual que un scooter eléctrico, una motocicleta eléctrica es una muy buena alternativa si lo que se busca es crear hábitos que dañen  menos al medio ambiente. Esto es debido a que no usan gasolina, por lo cual no generan emisiones.

2. Es mucho más barata

Si realizamos la comparación de la gasolina que gasta una moto con la electricidad que consume una motocicleta eléctrica, llegamos muy fácilmente a la conclusión de que la segunda opción resulta mucho más económica.

3. Requiere del mínimo mantenimiento

Al no tener ni filtros y no utilizar aceite, el mantenimiento es mucho más simple que el de una moto convencional. Además, el sistema eléctrico suele tener menos problemas.

¡Ojo! Esto no quiere decir que no necesita mantenimiento. Sino que este se puede realizar más esporádicamente.

4. Pagan menos impuestos

En comparación a un coche o una moto más grande, por lo general este tipo de motos suelen pagar una gran cantidad de impuestos menos. También, los seguros que se pueden contratar para protegerla son más accesibles que los de los medios de transporte más grandes. 

5. Pueden recorrer grandes distancias

Cuando recién salieron al mercado las motos eléctricas, uno de los mayores inconvenientes era que no ofrecían la autonomía suficiente para realizar viajes largos. Hoy en día, gracias al avance de la tecnología, no resulta una preocupación la potencia de las baterías. 

Por eso, cuando vayas a comprar tu moto eléctrica es importante que elijas la autonomía de la batería en base a las distancias que suelas recorrer durante el día.

6. Son silenciosas

Una de las mayores desventajas de las motos comunes es el ruido que genera al manejarlas. Esto suele ser estresante y generar dolores de cabeza cuando las personas intentan cruzar la ciudad para llegar a sus trabajos.

Por el contrario, las motocicletas eléctricas no generan ni ruidos ni vibraciones haciendo que el viaje sea mucho más placentero y reduciendo la contaminación sonora de la ciudad. 

¿Son más caras?

Sin lugar a dudas las motocicletas eléctricas requieren de una mayor inversión al momento de comprarlas. Esta suele ser una razón por la cual las personas eligen los modelos tradicionales.

Otra desventaja es que no en todos los lugares hay enchufes eléctricos preparados para dejar cargando las motos, lo que puede llegar a ser una preocupación al momento de que tengas que ir a algún lugar que no hayas visitado con anterioridad.
Entonces, ¿vale la pena adquirir? Por supuesto que sí, de cualquier manera vas a estar ayudando a reducir notablemente la contaminación: dejarás de usar gasolina y de emitir gases nocivos para el medio ambiente. Además, resulta una alternativa mucho más económica en cuanto a gasto diario y mantenimiento.

7 cosas que vas a querer si eres ecofriendly

¿Has notado el rastro que dejas al caminar sobre la arena? Nuestro estilo de vida o el tipo de consumo que practicamos, también deja una marca sobre el mundo que habitamos, de ahí la importancia de comenzar a tener hábitos de consumo sostenibles. Si ya tomaste la decisión de iniciar una vida más responsable con el entorno o si ya hace tiempo que estás comprometido con la causa ecofriendly, échale un ojo a estos artículos pensados en ayudarte a llevar una vida más cómoda mientras reduces el rastro de tu paso en el planeta. 

Despachador de agua termoeléctrico

¡Perfecto para el verano! Te encantará el despachador de agua EAM06, porque además de ser superpráctico tenerlo en casa, es eco friendly, ya que cuenta con un funcionamiento termoeléctrico y está libre de gas refrigerante. Te ofrece agua caliente y fría, la cual puede enfriar hasta 14°. Definitivamente el despachador de agua EAM06, es un básico para disfrutar de agua fresca cuando suben las temperaturas. 

Calentador solar de agua

Si además de preservar el medio ambiente quieres cuidar la economía familiar, debes tener un calentador solar en casa.  Este tipo de tecnología no es dañina de ninguna manera, no produce mucho ruido y resulta muy fácil de mantener. Como su nombre lo indica funciona con energía solar y te permite tener agua caliente en tu hogar, sin gases, ni agentes nocivos. 

Cargador solar 

¿Conocías los cargadores solares para celular o tablet? La verdad es que su uso aún no es muy común, pero debes saber que un cargador solar es una forma de carga ambientalmente sostenible. Su funcionamiento es muy sencillo, cuando dejas el cargador al sol, la placa del dispositivo absorbe la energía y luego puede transmitirla a tu celular o tablet. La energía de estos dispositivos depende de la exposición a los rayos solares y se conectan a los smartphones por cables USB. Además, es un método muy seguro que no produce recalentamientos o sobrecargas.

Aire acondicionado con tecnología inverter

Sabías que un aire acondicionado con tecnología inverter te permite ahorrar hasta el 40% de electricidad en comparación a los equipos que no utilizan este sistema…Así que si quieres un hogar fresco y con menos impacto ambiental, opta por un aire acondicionado con esta tecnología. Existen de todos los tamaños y presupuestos, así que no dudes en buscar el que más se adapte a tus necesidad, en unos meses verás los beneficios en tu recibo de luz. 

Bicicleta eléctrica

La bicicleta eléctrica es un fantástico medio de transporte que cuida el medio ambiente y nos ayuda a practicar la movilidad sostenible, ya que reduce las emisiones de carbono y además es saludable. La puedes usar para ir a trabajar, si es una distancia corta, para facilitar tu pedaleo en cuestas o iniciarse en el ciclismo. Como sea que la uses, en ningún caso emites algún tipo de gas perjudicial para el medio ambiente, lo cual es fantástico. 

¡Reduce tu huella!

Como ves, es muy fácil disfrutar de una vida respetuosa con el entorno sin implicar que sea menos confortable. Estos artículos son algunas de las muchas opciones a nuestro alcance para cuidar nuestro planeta como se merece. ¡Anímate a probar alguna de estas alternativas!

La importancia de reciclar y separar tus residuos

El reciclaje es una actividad que todos deberían adoptar en su vida diaria. De hecho, es muy fácil convertirlo en un hábito en el que pueden participar todos los miembros de la familia, desde los adultos hasta los niños más pequeños. 

Es importante hacer todo lo que esté al alcance de nuestras manos para ayudar al medioambiente, ¿Te animas a sumergirte en el mundo del reciclaje? Si la respuesta es sí, descubre cuál es la razón por la que la importancia de reciclar y separar tus residuos comienza en tu hogar.

4 beneficios del reciclaje de residuos

Es crucial comenzar a incorporar el reciclaje de residuos en la vida cotidiana, debido a que más allá de los beneficios que se pueden observar a simple vista, hay muchos otros, más profundos, que son los que hacen el verdadero cambio a largo plazo.

Conoce cuatro impactos positivos que tiene reciclar sobre el medioambiente:

1. Reducir la cantidad de basura 

Al tomarse el tiempo de separar todos los desechos, se pueden aprovechar todos aquellos que brindan una segunda oportunidad de uso: el vidrio, el cartón, el papel y el plástico, son tan solo algunos ejemplos de los materiales que pueden dejar de ser basura para convertirse, nuevamente, en materia prima.

2. Menos consumo de recursos naturales

Al usar materia prima reciclada se disminuye el uso de recursos naturales vírgenes. Esto ayuda a disminuir la extracción y a proteger la naturaleza. 

3. Ahorro de energía 

Al no necesitar nuevas materias primas se ahorra energía en el proceso de extracción, transporte y elaboración. Este viene de la mano con otro beneficio, que es el de menor producción de dióxido de carbono. Esto como consecuencia otorga la disminución del efecto invernadero. 

4. Disminución de la deforestación 

Uno de los grandes problemas en la actualidad es la deforestación desmedida. Al utilizar papel y cartón reciclado, se necesitan talar menos árboles para realizar productos industriales.

Pero, ¿qué productos se obtienen de los bosques? Las bayas, setas, plantas comestibles, animales de caza, el forraje y las plantas medicinales. Esto no quiere decir que tengamos que eliminar por completo su consumo, pero sí hacerlo de una manera más consciente.

Hábitos para implementar en el hogar 

Existen infinidad de acciones que permiten ayudar al medioambiente. Una de ellas, es haciendo pequeños cambios en la vida diaria que tengan como resultado un gran impacto a largo plazo. 

Lo primero es empezar a separar los desechos en tres grandes grupos:  los orgánicos, (todos aquellos que pueden usarse para hacer compost); por otro lado, los materiales que se pueden reciclar (como por ejemplo papel, vidrio y metal); y, por último, la basura. 

A la hora de ir llenando el bote de basura con desechos reciclables, hay que tener en cuenta dos puntos: los envases tienen que estar perfectamente limpios y secos; y, en segundo lugar, hay que hacer todo lo posible porque ocupen el menor espacio. ¿Cómo? Pisar las latas, desarmar las cajas, aplastar las botellas de plástico y apilar los papeles. Esta última es una actividad en la que se puede involucrar muy fácilmente a los más pequeños del hogar, con el fin de que vayan tomando conciencia sobre las tareas de reciclaje. 

Por último, intenta no consumir empaques ni productos que vayas a desechar en cuestión de minutos. Es decir, luego de un solo uso. Lo ideal, es contar con un kit que te acompañe a todos lados para evitar el uso de cubiertos desechables, vasos de plástico y bolsas. Hoy en día, hay muchas opciones de cubiertos y vasos de bambú, o de metal súper modernos y prácticos. 

Ayudemos al medioambiente: hábitos ecológicos importantes para cuidar el planeta

Puede parecer a simple vista que, para poner en práctica el cuidado del medioambiente, se necesiten hacer grandes cambios. Pero, la realidad es que, pequeños hábitos ecológicos, pueden hacer que el impacto humano en el entorno, disminuya ampliamente. 

Por ello, es importante comenzar a promover el cuidado del medioambiente desde los hábitos cotidianos que se tienen en la casa. En esta nota, te invitamos a descubrir cuáles son los hábitos ecológicos para tener en tu hogar y así hacer la diferencia.

5 hábitos ecológicos para implementar en tu casa

Hay pequeños cambios que podemos hacer en nuestra vida cotidiana que hacen el verdadero cambio. Lo importante es tomar conciencia y querer aprender para mejorar la relación con el planeta.

Echa un vistazo y descubre cuales son los cinco hábitos ecológicos que puedes implementar en tu casa:

1. Evita los paquetes de plástico 

Hoy en día hay plástico por todos lados, en el supermercado, en las cafeterías e incluso en las calles. Es crucial intentar reducir la cantidad de plástico que consumimos, sobre todo aquellos empaques o envolturas que terminarás tirando en cuestión de minutos.

Una muy buena práctica es llevar siempre una bolsa de tela para evitar usar bolsas de plástico; tener en la mochila un vaso térmico o una botella de plástico para evitar las tazas desechables; y no usar popotes y cubiertos de plástico de un solo uso.

2. Ahorra agua

El agua potable es un recurso limitado que, cada vez, es más escaso. Por ello, es crucial ser un consumidor responsable y no desperdiciarla. Para lograrlo, se recomienda por ejemplo: usar una cubeta en vez de manguera al lavar, no dejar las llaves de agua abiertas, reducir el tiempo de baño y tener conciencia del uso de la lavadora y el lavaplatos. 

3. Separa la basura

La realidad es que, separar la basura, es una tarea súper sencilla. Solamente basta con tener tres botes de basura diferentes, en lo posible que sean de distintos colores para identificarlos más fácilmente. 

En uno se van a tirar todos los residuos orgánicos que se pueden utilizar para hacer abono o compost; en otro van a ir los residuos inorgánicos que se pueden reciclar, tales como cartón, papel o vidrio; y, en el último, se van a colocar los residuos elaborados con materiales que no se descomponen o que tardan largo tiempo en hacerlo.

4. Evita los químicos dañinos

Lo ideal es intentar utilizar la menor cantidad de químicos a fin de aprovechar los productos naturales que, además, suelen ser más baratos. Un muy buen ejemplo es el vinagre el cual funciona como un excelente reemplazo de los disolventes tóxicos. También sirve para remover manchas, limpiar los vidrios y para sacar malos olores de las superficies. 

Además, reemplazar los jabones industrializados por opciones biodegradables que no tengan esencias, colores sintéticos u otros aditivos es fundamental para cuidar el medioambiente. 

5. Desconecta todo lo que no estés usando 

Por lo general, se suelen dejar conectados todos los dispositivos eléctricos para una mayor comodidad, más allá de que se estén usando o no. Pero, a decir verdad, este hábito hay que erradicarlo en su totalidad. ¿Por qué? Porque por más que no estén siendo utilizados, consumen una gran cantidad de energía. 

Como ves, estos son cinco hábitos muy fáciles de implementar en el día a día. Existen un montón más que se pueden ir sumando para ir mejorando, de a poco, la relación que se tiene con el medioambiente. 

Solamente es cuestión de conciencia y voluntad de cambio. Y tú, ¿estás listo?

10 hábitos con los que puedes cambiar al planeta

Este 5 de junio es un día muy importante, pues se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente y no es más que un recordatorio del cuidado que debemos tener con nuestro hogar, que es la Tierra.

La celebración se centra en la restauración de ecosistemas con el lema “Reimagina, recrea, restaura”, señala la ONU en su portal.

“Uno de los problemas más claros y que podemos conectar con la destrucción de los ecosistemas es el cambio climático”, explica el coordinador de proyectos sostenibles de la Universidad de Monterrey César Alfredo Nanni De Valle.

Los gases de efecto invernadero se incrementan año con año, algo a lo que se suma también el aumento de las temperaturas en todo el mundo. 

“Hoy más que nunca estamos convencidos de que todo está interconectado y la devastación de los ecosistemas significa un impacto directo al ser humano, que puede verse como incrementos de temperatura, mala calidad del aire, enfermedades y cambio climático”. 

Pero aunque esto suene desalentador, Nanni de Valle asegura que es una oportunidad para el cambio. Y todos podemos sumarnos a la causa.

Estas son 10 cosas que puedes hacer por el medio ambiente:

  1. Reduce el desperdicio de alimentos

Según organismos internacionales, un tercio de los alimentos termina en la basura. Al tirarlos se desecha energía, agua, trabajo y además se generan gases de efecto invernadero. Dejar de desperdiciar alimentos no solo ayuda al planeta, también a tu bolsillo.

  1. Haz composta

Además de que enriqueces la calidad de la tierra, generas menos basura y también favoreces tu bolsillo. Hay dos formas de hacerlo: utilizar vermicomposta (lombrices) o en una cubeta con agujeros, colocar una capa de hojas secas, encima echar cáscaras de frutas y verduras sin carnes ni aceites, colocar luego restos de café y finalmente más hojas secas y poca agua. Tu jardín se verá mucho más sano.

  1. Separa la basura

Algunas tiendas tienen contenedores donde puedes colocar basura como cartón, papel, plásticos, e incluso en algunas puedes obtener puntos para canjear por productos.

  1. Camina o pedalea

Usar el automóvil incrementa los impactos ambientales, cámbialo por alternativas como caminar o usar bicicleta. Te podrás ejercitar y además mejorarás tu salud y tu peso. Otra opción es compartir tu auto o utilizar transporte público. 

  1. Conoce tus compras 

Muchos impactos ambientales de los productos no se dan al momento de tirarlos, sino que vienen desde la extracción de materiales. Investiga cómo se hacen las cosas que compras y desde dónde vienen, esto puede darte una idea de su impacto ambiental. No gastes en lo que no necesitas, pero si lo haces, averigua el proceso de producción. De hecho, hay estudios que sugieren que al bajarle al consumismo aumenta tu felicidad.

  1. Ahorra energía

Apaga y desconecta todo aquello que no estés utilizando. La energía requiere de muchos recursos para llegar hasta tu hogar, al usarla con conciencia también se beneficiará tu bolsillo. Cambia a focos led y desconecta los equipos que no utilices pues aunque estén apagados, si están conectados gastan energía. Abre ventanas y cortinas para aprovechar la luz del sol.

  1. Cuida el agua

Checa grifos para evitar fugas de agua y cierra la llave cuando laves los platos o los dientes. Riega el jardín por la noche. También puedes optar por un jardín xerófilo, por ejemplo, con plantas que para vivir requieran de poca agua. Otra buena manera de ahorrar agua es juntar cubetas mientras te duchas, para usarlas en el inodoro o para regar.

  1. Dile adiós al ‘fast fashion’

Es verdad que se requiere comprar ropa, pero en la actualidad existen muchas alternativas, como el intercambio de prendas de segunda mano. Una buena propuesta que además beneficiará a tu bolsillo es la regla de 33 prendas, en donde vas crear un armario cápsula con prendas básicas que puedes variar con accesorios para crear looks distintos.

  1. Planta un árbol

Elige árboles regionales así aseguras que podrá crecer y desarrollarse, además, consumen menos agua. Esta además es una buena forma de mantener tu casa fresca, pues los árboles dan sombra y ayudan a disminuir el impacto de las radiaciones.

  1.  Bájale a las carnes rojas

La ganadería es uno de los principales emisores de gases de efecto invernadero, por eso se recomienda reducir la ingesta de carne roja. Al hacerlo pones tu granito de arena para disminuir las emisiones. Incrementa tu consumo de alimentos verdes y de granos, esto también beneficiará tu salud.

(Con información de César Alfredo Nanni De Valle, coordinador de proyectos sostenibles de la Universidad de Monterrey)