5 consejos para que la concentración se quede contigo

Tras pasar mucho tiempo trabajando o estudiando sin descanso, es normal que los niveles de concentración disminuyan, aumentando las interferencias y bajando los niveles de productividad.

Al igual que el corazón y otros órganos del cuerpo, el cerebro necesita entrenamiento y periodos de descanso para funcionar de manera adecuada y constante por largos periodos.

Aunque los problemas de concentración tienen su origen en la falta de descanso, la desmotivación, la ansiedad y, en casos muy particulares, son resultado de trastornos psicológicos, es posible crear dinámicas que permitan entrenar al cerebro y lograr mantenerse atento en una actividad.

La psicóloga Brenda Ortiz, integrante de la clínica y centro de apoyo NeuroCom, señala que para poder mejorar la concentración en climas de fácil distracción, se deben desarrollar filtros para priorizar los pensamientos, a través de ejercicios mentales y ajustes en las rutinas de descanso.

Checa estos 5 consejos te ayudarán a mejorar la concentración mientras estudias o trabajas: