6 Alimentos esenciales

Hay alimentos que son básicos en cualquier cocina, no sólo porque con ellos puedes preparar deliciosas recetas, sino porque además aportan nutrientes, minerales y vitaminas, importantes para el organismo. Y muchos hasta pueden prevenir enfermedades. No es necesario gastar tanto una sola vez, puedes irlos incorporando poco a poco a tu lista y tenerlos disponibles en todo momento. 

AJO 

Con un sabor especial, éste es un ingrediente muy usado en la cocina. Aporta vitamina C, vitamina B6 y manganeso, mejora la circulación de la sangre, reduce los niveles de colesterol, además de ser un fuerte antioxidante que combate el deterioro celular y el envejecimiento. 

ESPINACA 

Esta hoja verde es una de las más ricas en antioxidantes y nutrientes, ade- más de contener proteína y fibra. Aporta calcio, hierro, potasio, magnesio, manganeso y fósforo, así como vitamina A, C, E, K, B y ácido fólico, esencial para las mujeres embarazadas. 

MIEL DE ABEJA 

Es un potente antibacteriano, rico en antioxidantes. Además, favorece la digestión y aporta proteínas y aminoácidos al organismo. Tiene poder antiinflamatorio y combinado con jugo de limón favorece la salud de la garganta y combate la tos. 

ARÁNDANO 

Conocido como “súper fruta”, por sus grandes beneficios. Favorece la presencia de colesterol bueno y mejora la sensibilidad a la insulina, recomendado para diabéticos. Tiene alto contenido de antioxidantes y combate el riesgo de proliferación de células cancerosas. 

AVENA 

Este cereal que tiene muchas formas de consumirse ayuda a bajar el colesterol, controla el azúcar en la sangre, apoya la construcción de masa muscular y es rico en fibra, minerales y vitamina B. Aporta energía moderada pero constante y da sensación de saciedad. 

FRUTOS SECOS

Ya sea nueces, cacahuates, almendras pistaches o nueces de la India, todos los frutos secos reducen los problemas cardiovasculares, ayudan a perder peso, fortalecen el sistema óseo y previenen el deterioro cognitivo. Son ricos en fibra y altos en grasas buenas, que al contrario de lo que se piensa, ayudan a disminuir el colesterol malo.