Trajes que gritan: ¡Viva México!

La vestimenta tradicional de cada región de México nos identifica, además de representar la herencia cultural de la comunidad, una identidad que muestra nuestras raíces y que a menudo se relaciona con la música y bailes de las distintas zona. Existen decenas de trajes típicos, pero hay algunos que por su diseño, colorido y funcionalidad son reconocidos mundialmente.

Estos son cinco de los trajes regionales más populares de nuestro país:

1. Charro (Jalisco)

Es el atuendo mexicano más conocido en el mundo debido a su uso en las películas de la segunda mitad del siglo pasado. Pedro Infante y Jorge Negrete lo portaban con orgullo, y su origen se remonta al siglo 19, en las haciendas mexicanas.

Los chinacos usaban un sombrero y traje similar que se fue llenando de adornos brillantes, hasta dar forma al traje que hoy conocemos. Existen varios tipos, siendo el más representativo el negro con botonadura fina, sombrero de fieltro, chaleco con botones, cinturón con hebilla y botines negros.

2. Jarocho (Veracruz)

Originario de los poblados de la cuenca del Río Papaloapan, en este traje predomina el blanco, representativo de la vestimenta náhuatl. Las mujeres utilizan falda larga, ligera, con dos o tres holanes y un delantal negro con flores bordadas. En la parte superior se coloca  una mantilla triangular y un rebozo de seda rojo. Se incluye una peineta floreada, abanico, pulseras y collares dorados.

Los hombres usan una camisa parecida a la guayabera, pantalón recto, zapatos blancos con tacón de unos 6 centímetros, sombrero de palma blanco y paliacate rojo al cuello.

3. China Poblana (Puebla)

La vestimenta de las mujeres se conforma de una blusa blanca con cuello cuadrado, escotado y bordada con motivos florales y geométricos en hilos coloridos. Se combina con una falda llamada castor, que consta de dos partes. La superior mide unos 25 centímetros y usualmente es de seda verde. La inferior es la falda principal, es de color rojo y llega a los tobillos. Se agrega una banda que sujeta al castor. Se utiliza un rebozo de bolita, con hilos azul y blanco. En la actualidad, la falda ser bordada con lentejuelas y la imagen del águila representativa de México.

4. Wixarika (Nayarit)

La simbología de la cosmovisión Wixarika o Huichola se reúne en este traje de pantalón y camisa de manta blanca que es adornado de manera multicolor con bordados simétricos. Se corona con un sombrero de palma cubierto de bolas de estambre, chaquiras y plumas. Las mujeres adornan sus prendas con diseños geométricos de venados o águilas. Es uno de los trajes más multicolores del país.

5. Chiapaneco (Chiapas)

Creado en la década de los 20 del siglo pasado en Chapa de Corzo, se conforma de una blusa de satín con un escote semicircular que puede extenderse a los hombros. Se une a una falda larga, también bordada en petatillo, con hilos de seda y artisela. Los bordados suelen ser de flores coloridas, lo que lo hace un traje muy alegre. Como accesorio, cada mujer lleva una vasija artesanal, generalmente pintada también con flores de colores.