Jardines y muros verticales, ideales para espacios pequeños

Arturo Cárdenas, especialista en jardines verticales y decoración de interiores, explica que estos muros pueden ser naturales o artificiales, y colocarse tanto en exterior como en interior.

El jardín vertical da calidez al ambiente, aporta tranquilidad, relajación, armonía, además de muchas otras ventajas.

“Cuando es natural, su ubicación dependerá de la luz, la temperatura y el tipo de plantas que se elijan; si es artificial, puede adecuarse a cualquier área”, señala Cárdenas.

El estilo del muro verde dependerá de los gustos personales, el espacio del que se disponga y el presupuesto. 

Hay en el mercado diferentes estructuras para los muros verdes, desde las más complejas para montar sobre pared, hasta las tradicionales de madera, modulares o de bolsitas de geotextil, en el caso de los naturales.

“Se coloca en el patio para tener una vista bonita hacia el comedor o sala de estar, también en la entrada de casa para sentir el confort al entrar, incluso en las bardas de los pasillos para disfrutarlos al abrir la ventana”, agrega el experto.

No esperes más y busca dar ese toque de naturaleza a tu casa. Verás cómo influye positivamente en tu ánimo y bienestar.

LAS VENTAJAS

Jardín vertical artificial

  • Se puede colocar en prácticamente cualquier espacio.
  • Puede ser de cualquier tamaño.
  • Su mantenimiento es mínimo, sólo limpiarlo regularmente con agua para quitarle el polvo.
  • Puede durar desde 5 hasta 12 años, dependiendo de la ubicación y la calidad del mismo.
  • Para su diseño se puede jugar con colores, formas, figuras e iluminación.

Jardín vertical natural

  • Se puede colocar en interior o exterior.
  • Mejora la calidad del aire de la vivienda.
  • Disminuye la temperatura ambiental.
  • Mejora la relación con la naturaleza, se conoce más del medio natural y la fauna.
  • Se pueden incluir gran variedad de plantas y flores.

¿Qué plantas poner?

La elección de plantas para el muro verde va a depender de su ubicación, si es en exterior o interior, y si le da sol o sombra. Con esto definido, procura colocar plantas con la misma necesidad de riego. Algunas opciones que van bien en estos espacios son:

  • Malamadre
  • Ajillo
  • Clavelina
  • Adonis
  • Helecho
  • Costilla de Adán
  • Lechuguilla
  • Begonia
  • Geranio
  • Ficus moneda
  • Hortencia
  • Rosales miniatura

Suculentas: todo lo que debes saber de ellas

 Según el Feng Shui, tener estas plantas en interiores mejora el estado de ánimo y la concentración de las personas, lo que las hace también excelentes compañeras de oficina.

Si quieres conocer más sobre estas plantas y aprender a mantenerlas, estos consejos te serán útiles.

  • Las suculentas son plantas que almacenan agua en sus tallos y hojas, lo que les permite vivir períodos largos sin agua, en climas áridos y secos. 
  • Existen distintas familias de plantas suculentas, entre las que están los cactus o los agaves. Así que todo cactus es una suculenta, pero no toda suculenta es un cactus.  
  • Los cactus son las plantas emblemáticas de México, y es que es el país con mayor variedad de cactáceas a nivel mundial.

CUIDADOS

Maceta 

Es mejor usar macetas con un orificio para que el agua pueda drenar mejor. Busca que no retenga demasiada agua en el inferior ya que puede pudrir las raíces. Y que no sea mucho más grande que la planta porque la obligará a absorber más agua de la que requiere.

Sustrato

El sustrato para suculentas debe ser poroso, tener un buen drenaje y ser nutritivo. Puedes mezclar ¼ de tierra negra y ¾ de tepojal o piedra pómez. 

Luz 

Primero busca que se aclimate al sol, no la pongas en un lugar con mucho sol porque puede quemar sus hojas o afectar su coloración. Lo ideal es que les dé el sol de la mañana y que por la tarde sólo les llegue luz brillante, ya que el sol directo de la tarde es muy fuerte y puede quemarlas. Esto mismo aplica si las tienes en el interior, junto a una ventana.

Agua

No necesitan tanta agua ya que provienen de ambientes áridos y secos, si las riegas de más se pudre la raíz. 

En verano riégala cada siete días y en invierno una vez al mes, si es joven. Si tiene dos años o más, puede regarse cada 15 o 20 días.

No hay una fórmula de riego fija. Lo recomendable es regar cuando el sustrato está seco y no cuando está húmedo. Puedes introducir un palito de madera, si éste sale seco, riega la planta, pero si sale húmedo y con sustrato adherido, no es momento.

Y muy importante, riega la tierra, no la planta.

PROBLEMAS COMUNES

Alargamiento de hojas

Si sus hojas se alargan es porque están buscando una fuente de luz. En este caso, mueve la maceta a un lugar donde le dé más luz. 

Hojas marrón 

Las manchas color marrón indican que el sol la quemó, Busca un lugar donde le dé menos fuerte el sol. Le crecerán hojas nuevas. 

Hojas transparentes y amarillentas 

Significa que hay exceso de agua, no hay que regarlas tanto. Estas hojas se caerán fácilmente. Cambia el sustrato y no la riegues durante 10 días.

Hojas arrugadas

Puede ser porque la tierra está seca, pero también hay hojas que se arrugan porque son más viejitas, se secarán y caerán para dar lugar a hojas nuevas.

Fuentes: 

Conservación y restauración de cactáceas y otras plantas suculentas mexicanas, Semarnat

Prograpagación y mantenimiento de cactáceas de Sagarpa e Inifap

Una historia suculenta: ¿Qué le pasa a mi suculenta? de Verania Torres en YouTube