Cosas que no sabías que se pueden reutilizar, ayudemos al medioambiente

Como consecuencia de la pandemia de Covid-19, muchas personas han optado por elegir un modo de vida más sustentable. En muchos casos, no es necesario hacer un cambio drástico ya que podemos encontrar cosas que se pueden reutilizar en la comodidad de nuestros hogares

Hay quienes han cambiado su alimentación, sus hábitos de higiene personal y hasta su manera de vestir con el objetivo de reducir el daño que se causa al medio ambiente. Ya sea dándole distintos usos a nuestros residuos o dándole un nuevo uso a cosas que se pueden reutilizar, está en nosotros ser parte del cambio que ayudará a frenar la contaminación ambiental.

Las pequeñas acciones que realicemos pueden generar grandes cambios. Por ejemplo, no tirar envoltorios de comida en la vía pública, reutilizar nuestros residuos para transformarlos en objetos decorativos y llevar bolsas ecológicas para las compras son algunas de las acciones que podemos impulsar desde nuestro lugar.

Otra forma de colaborar con esta causa es comprando menos cosas nuevas y dándole otros usos a objetos que ya tenemos. Por ejemplo, con un gancho y unos anillos de cortina de baño podrás colgar tus bufandas y mascadas de una forma original y ordenada, sin necesidad de comprar un gancho especial para ello.

Ejemplos de reutilizar

  • Latas: además de utilizarse para almacenar objetos, con algo de imaginación y habilidad podrán convertirse en lindos portalapices o macetas para decorar tu hogar.
  • Botellas de plástico: es otro elemento que tenemos al alcance de nuestras manos y uno de los que más consumimos a diario. Con botellas de plástico podremos realizar jardines verticales para nuestro espacio verde o dispensadores de alimento para mascotas.
  • Ropa vieja: al igual que ocurre con las toallas, muchas veces nos encontramos con prendas que están demasiado desgastadas o rotas. En este caso, podrán convertirse en trapos para la limpieza o en abrigo para la cama de tus mascotas. Si eres más hábil con las artesanías, con la ayuda de una máquina de coser podrás transformar esas prendas en otras, siguiendo la moda. 
  • Periódicos y revistas: este material puede ser utilizado para la decoración de regalos o cajas, incluso puedes empapelar alguna pared de tu habitación para darle un toque creativo. Además, esta técnica se adapta a cualquier estilo y es muy económica.
  • Desechos orgánicos: son los residuos que provienen de un ser vivo, como pueden ser restos de frutas y verduras, servilletas y pañuelos utilizados, hojas y césped. Estos elementos pueden ser reutilizados en nuestro hogar en forma muy sencilla y su compostaje resultará en abono que brindará energía y nutrientes a la tierra.

Otros objetos para reciclar

Cuando se trata de reutilizar, ¡la imaginación no tiene límites! Incluso si algún elemento te parece inútil, te enseñamos estos ejemplos para que recicles hasta lo impensado y así adoptes un estilo de vida más amigable con el medio ambiente.

  • Tapones de corcho: con este material puedes crear una gran cantidad de objetos decorativos tales como posavasos o tableros en los que podrás colgar tus fotografías favoritas u organizar tu oficina.
  • CDs viejos o rotos: si bien no se adquieren tantos como hasta hace unos años atrás, la mayoría de las familias tiene de ellos en sus hogares. ¡No los tires! Puedes usarlos para decorar un espejo, pintar mandalas o darle un toque glamoroso a alguna prenda de ropa aburrida.
  • Rollos de papel higiénico: pega varios de distintos tamaños sobre una base de cartón y obtendrás un original lapicero. También puedes utilizarlos para armar una pequeña huerta o enrollar cables e hilos.
  • Pallets: la reutilización de estos armazones se ha vuelto cada vez más frecuente y las opciones son incontables. Mesas de centro, juego de muebles para el jardín, estanterías, jardines verticales o percheros; todo es una buena opción para reutilizar los pallets y ¡no necesitarás más que algunas herramientas, pintura e imaginación!

Todo lo que puedes reusar en casa y no lo sabías

Si revisas tu bote de basura seguro hay muchas cosas que todavía sirven y no lo sabes. ¿Te imaginas darles una segunda oportunidad y usarlas para cosas que no imaginabas?

Posos de café, cáscaras de plátanos, tubos de papel higiénico, todo puede tener un nuevo uso que quizá nunca habías pensado.

Reutilizar es una forma importante de ayudar al planeta y en muchas ocasiones también te permite ahorrar, ¿fabuloso, no?

“En México solo se recicla el 9.63 por ciento de todos los residuos generados”, señala Valeria Villarreal, consultora en sostenibilidad.

Lo ideal es tratar de consumir menos para con ello lograr un estilo de vida con menor huella ecológica, afirma la experta, quien en su página sinrastromx.com ofrece consejos y alternativas para disminuir el daño al medio ambiente.

“Puedes intentar primero rechazar lo que realmente no necesites, y buscar alternativas que te permitan reutilizar o generar menos residuos”, agrega. 

¿Quieres empezar? Villarreal comparte algunos consejos:

  • Utiliza los residuos orgánicos (restos de fruta, verduras y nueces) para realizar composta y utilizarla como fertilizante en tu jardín o huerto, de esta manera regresas a la tierra, todo lo que se obtiene de ella.
  • Hay algunos residuos que puedes usar antes de depositarlos en la composta, como las cáscaras del plátano que sirven para limpiar las hojas de tus plantas, les brindan nutrientes, les dan brillo y las fortalecen.
  • Los restos de café y las cáscaras de huevo trituradas aportan muchos nutrientes a tus plantas. Sepáralas para que puedas enriquecer tu jardín.
  • Junta el agua de la lavadora después de su uso para llenar el tanque del baño, para lavar el carro o trapear el piso. 
  • Consume marcas locales. Al hacerlo apoyas la economía de tu país y ayudas en la reducción de emisiones de CO2 en el ambiente, causadas por su transportación.

Para reutilizar


Hay muchas otras cosas de uso diario a las que puedes sacarles mayor provecho en casa:

  • Los posos de café (filtros con café que ya fue usado) sirven para neutralizar olores en tu refrigerador.
  • Puedes dar un segundo uso a las bolsitas de té que ya consumiste colocándolas en el refrigerador durante la noche y por la mañana ponerte una en cada ojo para aliviar la hinchazón y refrescar tus párpados.
  • Las cáscaras de plátano te ayudan a lustrar los zapatos. Frota el interior de la cáscara en ellos y después pule con un paño suave.
  • Los cítricos ya exprimidos se pueden espolvorear con sal y usarlos para limpiar el acero inoxidable y otros accesorios metálicos.
  • Si te gusta tejer, busca suéteres viejos o rotos, desenreda el hilo y teje una colcha, incluso puedes combinar hilos o estambres de varias prendas. 
  • Los tubos de papel higiénico te pueden servir para germinar semillas en el jardín.
  • Junta los restos de los jabones de barra en un recipiente con poca agua y aprovéchalo como jabón líquido para las manos.

Fuente: treehugger.com

La importancia de reciclar y separar tus residuos

El reciclaje es una actividad que todos deberían adoptar en su vida diaria. De hecho, es muy fácil convertirlo en un hábito en el que pueden participar todos los miembros de la familia, desde los adultos hasta los niños más pequeños. 

Es importante hacer todo lo que esté al alcance de nuestras manos para ayudar al medioambiente, ¿Te animas a sumergirte en el mundo del reciclaje? Si la respuesta es sí, descubre cuál es la razón por la que la importancia de reciclar y separar tus residuos comienza en tu hogar.

4 beneficios del reciclaje de residuos

Es crucial comenzar a incorporar el reciclaje de residuos en la vida cotidiana, debido a que más allá de los beneficios que se pueden observar a simple vista, hay muchos otros, más profundos, que son los que hacen el verdadero cambio a largo plazo.

Conoce cuatro impactos positivos que tiene reciclar sobre el medioambiente:

1. Reducir la cantidad de basura 

Al tomarse el tiempo de separar todos los desechos, se pueden aprovechar todos aquellos que brindan una segunda oportunidad de uso: el vidrio, el cartón, el papel y el plástico, son tan solo algunos ejemplos de los materiales que pueden dejar de ser basura para convertirse, nuevamente, en materia prima.

2. Menos consumo de recursos naturales

Al usar materia prima reciclada se disminuye el uso de recursos naturales vírgenes. Esto ayuda a disminuir la extracción y a proteger la naturaleza. 

3. Ahorro de energía 

Al no necesitar nuevas materias primas se ahorra energía en el proceso de extracción, transporte y elaboración. Este viene de la mano con otro beneficio, que es el de menor producción de dióxido de carbono. Esto como consecuencia otorga la disminución del efecto invernadero. 

4. Disminución de la deforestación 

Uno de los grandes problemas en la actualidad es la deforestación desmedida. Al utilizar papel y cartón reciclado, se necesitan talar menos árboles para realizar productos industriales.

Pero, ¿qué productos se obtienen de los bosques? Las bayas, setas, plantas comestibles, animales de caza, el forraje y las plantas medicinales. Esto no quiere decir que tengamos que eliminar por completo su consumo, pero sí hacerlo de una manera más consciente.

Hábitos para implementar en el hogar 

Existen infinidad de acciones que permiten ayudar al medioambiente. Una de ellas, es haciendo pequeños cambios en la vida diaria que tengan como resultado un gran impacto a largo plazo. 

Lo primero es empezar a separar los desechos en tres grandes grupos:  los orgánicos, (todos aquellos que pueden usarse para hacer compost); por otro lado, los materiales que se pueden reciclar (como por ejemplo papel, vidrio y metal); y, por último, la basura. 

A la hora de ir llenando el bote de basura con desechos reciclables, hay que tener en cuenta dos puntos: los envases tienen que estar perfectamente limpios y secos; y, en segundo lugar, hay que hacer todo lo posible porque ocupen el menor espacio. ¿Cómo? Pisar las latas, desarmar las cajas, aplastar las botellas de plástico y apilar los papeles. Esta última es una actividad en la que se puede involucrar muy fácilmente a los más pequeños del hogar, con el fin de que vayan tomando conciencia sobre las tareas de reciclaje. 

Por último, intenta no consumir empaques ni productos que vayas a desechar en cuestión de minutos. Es decir, luego de un solo uso. Lo ideal, es contar con un kit que te acompañe a todos lados para evitar el uso de cubiertos desechables, vasos de plástico y bolsas. Hoy en día, hay muchas opciones de cubiertos y vasos de bambú, o de metal súper modernos y prácticos. 

10 hábitos con los que puedes cambiar al planeta

Este 5 de junio es un día muy importante, pues se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente y no es más que un recordatorio del cuidado que debemos tener con nuestro hogar, que es la Tierra.

La celebración se centra en la restauración de ecosistemas con el lema “Reimagina, recrea, restaura”, señala la ONU en su portal.

“Uno de los problemas más claros y que podemos conectar con la destrucción de los ecosistemas es el cambio climático”, explica el coordinador de proyectos sostenibles de la Universidad de Monterrey César Alfredo Nanni De Valle.

Los gases de efecto invernadero se incrementan año con año, algo a lo que se suma también el aumento de las temperaturas en todo el mundo. 

“Hoy más que nunca estamos convencidos de que todo está interconectado y la devastación de los ecosistemas significa un impacto directo al ser humano, que puede verse como incrementos de temperatura, mala calidad del aire, enfermedades y cambio climático”. 

Pero aunque esto suene desalentador, Nanni de Valle asegura que es una oportunidad para el cambio. Y todos podemos sumarnos a la causa.

Estas son 10 cosas que puedes hacer por el medio ambiente:

  1. Reduce el desperdicio de alimentos

Según organismos internacionales, un tercio de los alimentos termina en la basura. Al tirarlos se desecha energía, agua, trabajo y además se generan gases de efecto invernadero. Dejar de desperdiciar alimentos no solo ayuda al planeta, también a tu bolsillo.

  1. Haz composta

Además de que enriqueces la calidad de la tierra, generas menos basura y también favoreces tu bolsillo. Hay dos formas de hacerlo: utilizar vermicomposta (lombrices) o en una cubeta con agujeros, colocar una capa de hojas secas, encima echar cáscaras de frutas y verduras sin carnes ni aceites, colocar luego restos de café y finalmente más hojas secas y poca agua. Tu jardín se verá mucho más sano.

  1. Separa la basura

Algunas tiendas tienen contenedores donde puedes colocar basura como cartón, papel, plásticos, e incluso en algunas puedes obtener puntos para canjear por productos.

  1. Camina o pedalea

Usar el automóvil incrementa los impactos ambientales, cámbialo por alternativas como caminar o usar bicicleta. Te podrás ejercitar y además mejorarás tu salud y tu peso. Otra opción es compartir tu auto o utilizar transporte público. 

  1. Conoce tus compras 

Muchos impactos ambientales de los productos no se dan al momento de tirarlos, sino que vienen desde la extracción de materiales. Investiga cómo se hacen las cosas que compras y desde dónde vienen, esto puede darte una idea de su impacto ambiental. No gastes en lo que no necesitas, pero si lo haces, averigua el proceso de producción. De hecho, hay estudios que sugieren que al bajarle al consumismo aumenta tu felicidad.

  1. Ahorra energía

Apaga y desconecta todo aquello que no estés utilizando. La energía requiere de muchos recursos para llegar hasta tu hogar, al usarla con conciencia también se beneficiará tu bolsillo. Cambia a focos led y desconecta los equipos que no utilices pues aunque estén apagados, si están conectados gastan energía. Abre ventanas y cortinas para aprovechar la luz del sol.

  1. Cuida el agua

Checa grifos para evitar fugas de agua y cierra la llave cuando laves los platos o los dientes. Riega el jardín por la noche. También puedes optar por un jardín xerófilo, por ejemplo, con plantas que para vivir requieran de poca agua. Otra buena manera de ahorrar agua es juntar cubetas mientras te duchas, para usarlas en el inodoro o para regar.

  1. Dile adiós al ‘fast fashion’

Es verdad que se requiere comprar ropa, pero en la actualidad existen muchas alternativas, como el intercambio de prendas de segunda mano. Una buena propuesta que además beneficiará a tu bolsillo es la regla de 33 prendas, en donde vas crear un armario cápsula con prendas básicas que puedes variar con accesorios para crear looks distintos.

  1. Planta un árbol

Elige árboles regionales así aseguras que podrá crecer y desarrollarse, además, consumen menos agua. Esta además es una buena forma de mantener tu casa fresca, pues los árboles dan sombra y ayudan a disminuir el impacto de las radiaciones.

  1.  Bájale a las carnes rojas

La ganadería es uno de los principales emisores de gases de efecto invernadero, por eso se recomienda reducir la ingesta de carne roja. Al hacerlo pones tu granito de arena para disminuir las emisiones. Incrementa tu consumo de alimentos verdes y de granos, esto también beneficiará tu salud.

(Con información de César Alfredo Nanni De Valle, coordinador de proyectos sostenibles de la Universidad de Monterrey)