Aprovecha las rebajas en útiles escolares este regreso a clases; ¡descubre cuáles son los más solicitados!

Al igual que cada año, al pasar las vacaciones de verano, llega el momento que los chicos de la casa deben regresar a clase y con ello la necesidad de adquirir múltiples útiles escolares para realizar las tareas diarias de la escuela. 

Para estas fechas de vuelta a clase, todas las tiendas y papelerías están abarrotadas de gente comprando útiles escolares, por lo que es conveniente planear con antelación las compras y así obtener los mejores descuentos.

Para lograr conseguir buenas rebajas en útiles escolares, definitivamente es conveniente planear con tiempo la compra, pues todos los padres saben de las enormes filas que hay que hacer a la hora de adquirir los útiles de escuela. 

Otro problema de no comprar a tiempo es el desabasto de artículos escolares debido a la alta demanda. Sin embargo, si se realiza esta tarea con unas semanas antes del inicio a clase, seguramente se conseguirán estupendos descuentos en la mayoría de los artículos. 

Si se está en busca de algún gadget -tablet, audífonos, micrófono, ventilador para la computadora o memoria USB, por mencionar algunos de las decenas de gadgets disponibles hoy día -para regalar e incentivar al estudiante- es conveniente dirigirse a la tienda de autoservicio con anticipación o buscar en línea y así conseguir las mejores rebajas.   

Al comprar con antelación los útiles escolares necesarios para el ciclo escolar se garantizan dos cosas: un mejor precio en la mayoría de los productos y, lo más importante, el que haya en existencia todo lo que se debe comprar. Es muy común que lo primero que se agote en las tiendas son los cuadernos, inclusive semanas antes del inicio a clase, por lo que este artículo es aconsejable adquirido con semanas o meses de anticipación. 

No es poco común que los padres adquieran cuadernos 1 ó 2 meses antes de iniciar las clases, ya que tampoco es extraño que semanas antes del inicio de clases estos se agoten en la mayoría de las tiendas. 

Útiles escolares básicos

Como cada inicio de clases en México, los padres e hijos se dirigen a las papelerías y a las tiendas de autoservicio a comprar los diferentes útiles escolares que deberán llevar a la escuela los estudiantes. 

Algunos de los útiles de escuela más adquiridos para el regreso a clase son mochila, cuadernos de diferentes tamaños, estuche escolar de plástico o tela, pegamento en barra, lápices #2, sacapuntas, crayones o colores, tijeras, regla, borrador y pañuelos higiénicos, entre otros. Sin embargo, antes de poder realizar las compras de los artículos mencionados, las escuelas deben enviar a los padres la lista de útiles oficial.  

Las listas de útiles son distintas para cada grado escolar y varían mucho dependiendo del distrito escolar, además de existir grandes diferencias entre ellas cuando son solicitadas  por escuelas públicas o privadas.

Además de los útiles escolares básicos, algunas escuelas envían listas complementarias u opcionales para que los estudiantes estén provistos de todo lo necesario para emprender sus tareas de aprendizaje. 

Rebajas y más rebajas

Es muy común que, inclusive algunos meses antes del regreso a clases, las tiendas inicien la venta de útiles escolares con precios reducidos y así atraer a los padres de familia.  Tanto en línea como en los locales, se pueden encontrar rebajas en artículos escolares, es simplemente cuestión de realizar búsquedas online o cuando se va de compras y revisar el área donde se encuentran los artículos de escuela y tratar de cazar las ofertas del momento.

Con perseverancia y buscando las rebajas, tanto en línea como en las tiendas físicas, seguramente durante el próximo regreso a clases se encontrarán buenos descuentos para así poder ahorrar en la economía familiar.   

 

De Regreso a las Aulas

Después de más de un año de clases a distancia, las aulas se preparan para reabrir sus puertas a la comunidad educativa. ¿Cómo hacer que este regreso a la escuela sea seguro? 

Mexicanos Primero, organización que promueve y defiende el derecho a aprender de todas las niñas, niños y jóvenes en México, publicó una serie de medidas necesarias para reducir los riesgos sanitarios y educativos en la vuelta a clases presenciales.  

David Calderón, presidente ejecutivo de Mexicanos Primero, advierte que será complicado que en el corto plazo haya un regreso presencial que signifique tener las mismas prácticas que teníamos hace un año y medio. 

No obstante, la organización refiere que se puede iniciar una ruta de acción que permita paulatinamente reconstruir las comunidades de aprendizaje que necesita el alumnado y que genere confianza en las familias y escuelas. 

Calderón señala que con responsabilidad y cuidado de los adultos, los niños y niñas deben regresar a ocupar los patios, las aulas, los campos de juego para continuar con sus infancias que, en cierto sentido, se interrumpieron en marzo del 2020. 

Para un regreso a clases exitoso, indica Mexicanos Primero en su documento, es importante que los planteles cumplan con las condiciones necesarias para garantizar seguridad: con los maestros vacunados, aquellos que sean parte de grupos de riesgo deberán seguir en casa y el aprendizaje presencial tendrá que combinarse con el modelo a distancia.

Las escuelas, señala la agrupación, tendrán que estar vinculadas con los centros de salud y cumplir con las condiciones para recibir al alumnado: espacios ventilados, clases en áreas exteriores, horarios escalonados y grupos pequeños que puedan alternarse.

“Hay dos aspectos que son claves para romper la cadena de contagios. Por una parte las escuelas deben tener acceso y un flujo constante de agua para mantener la higiene de los estudiantes y maestros. También es importante contar con espacios al aire libre dentro o fuera de la escuela para poder utilizar adecuadamente el distanciamiento social”, destaca Calderón.

Es esencial también que cuenten con materiales de protección y sanitización, es decir, desinfectantes, cubrebocas, termómetros y oxímetros; y, por último, controlar entradas y salidas de los alumnos, así como las condiciones del transporte que utilicen.

Además, agrega el documento, deberá ponerse el aprendizaje socioemocional en la agenda de la reapertura. 

Las familias, por su parte, también tendrán que hacer su parte y enseñar a los niños a vivir esta nueva normalidad con responsabilidad.

“La ausencia de las aulas fue una medida emergente; el regreso escalonado -que vuelvan aunque sea solamente una o dos jornadas por semana al inicio- es también ya una medida urgente”. 

David Calderón, presidente ejecutivo de Mexicanos Primero.

Regreso a clases

Todo regreso a clases es una experiencia especial. Lo es para el infante que por primera vez acude a la escuela, pero también para el niño o joven que añora reunirse con sus amigos después de unas vacaciones. 

Ningún regreso a clases, sin embargo, es como el de este 2021. La mayoría de los niños y jóvenes han estado aislados desde cuando menos marzo del 2020. El acercamiento de hoy puede ser, por lo tanto, más intenso y emocional. 

La educación a distancia a la que obligó la pandemia tiene indudables virtudes, pero también defectos. La idea de que es una manera fácil de estudiar es falsa o al menos exagerada. Estudiar a distancia puede ser mejor para estudiantes muy motivados, que aprovechen cada momento de instrucción y se beneficien de la flexibilidad en los tiempos, pero en muchos casos es peor porque los alumnos no se sienten motivados y tienen una menor retroalimentación de los maestros. Quizá el peor problema de la educación a distancia, sin embargo, es la falta de socialización con los compañeros, la cual ha demostrado ser una de las grandes fortalezas de la escuela tradicional. 

Esa socialización se puede dar nuevamente a partir de este regreso a clases. Sus consecuencias para el bienestar educativo y afectivo de millones de niños pueden ser muy positivas. Quizá por eso se espera con tanta ansia el regreso a clases.

Abrir las escuelas

México es uno de los países del mundo que más tiempo ha mantenido las escuelas cerradas durante la pandemia. En parte por precaución, pero también por la presión de los sindicatos de maestros, las escuelas se cerraron desde marzo de 2020 y no han abierto más que en unos cuantos casos. 

Robert Jenkins, jefe global de educación de la UNICEF, ha señalado: “Lo que hemos aprendido de la escuela en estos tiempos de covid es claro: los beneficios de mantener las escuelas abiertas son mucho mayores que los costos de cerrarlas”. 

Cerrar las escuelas no ayudó en la lucha contra el Covid, pero sí desmanteló un sistema de apoyo, alimentación, seguridad y, por supuesto, aprendizaje. Las estadísticas demuestran que los países que cerraron sus escuelas no detuvieron el avance de la enfermedad. 

México ha empezado a abrir algunas escuelas públicas en un plan piloto que comenzó en las zonas marginadas de Campeche. Es positivo, pero no podemos cerrar los ojos al hecho de que el cierre de las escuelas no ha tenido ningún impacto en los esfuerzos por detener la pandemia y sí ha provocado, en cambio, un daño profundo a millones de niños en el país. 

Los políticos mexicanos nos han dicho que aplicaron un criterio de precaución para cerrar las escuelas, pero más bien parece que decidieron sacrificar el bienestar de los niños a cambio de que no se les criticara. Los especialistas de la Organización Mundial de la Salud, la UNICEF y la UNESCO tienen otro criterio. Nos dicen que se hace más daño cerrando las escuelas que manteniéndolas abiertas en tiempos de pandemia.