Las ventajas de un tapete sanitizante. ¡Que las bacterias no entren a tu hogar!

De todas las prendas que llevamos puestas, los zapatos son los que están en mayor contacto con todo tipo de superficies y suelen ser uno de los elementos menos desinfectados. Por esta razón, tener sanitizante en la entrada es de suma importancia para poder mantener todos los espacios desinfectados. 

El tapete sanitizante evita que los gérmenes, virus y bacterias que se tienen en las suelas de los zapatos entren a los diferentes lugares. Hoy en día se podría decir que es un accesorio infaltable en todos los hogares y oficinas. 

¿Qué es un tapete sanitizante?

A simple vista un tapete sanitizante puede parecer un tapete común y corriente, pero la gran diferencia es que en su composición suelen tener diferentes alturas y, en algunos casos, charolas de diferentes materiales en donde se coloca una solución desinfectante. Este tipo de tapetes se deben de colocar en los ingresos de las casas, oficinas, en lugares muy concurridos o en lugares en donde se quiera  limitar la dispersión de contaminación y microbios.

Es importante que el tapete ocupe todo el lugar de entrada para asegurarse que todas las personas que pasen por el lugar lo pisen si o si. Además, se debe de tener en cuenta que el ancho del mismo tiene que tener la medida necesaria como para que al menos tengan que dar dos pasos sobre él y así garantizar la desinfección de las dos suelas. 

Hay que mantenerlo en las condiciones necesarias 

Los tapetes sanitizantes son muy útiles si se colocan adecuadamente y si se les da el mantenimiento necesario. Para garantizar su funcionamiento es muy importante checar que tengan la cantidad necesaria de líquido desinfectante. Además, en lugares muy concurridos lo que se recomienda es cambiar el líquido al menos una vez al día (esto va a depender del tránsito de personas que haya por el lugar).

No es obligatorio pero es de gran ayuda

Es importante destacar que si bien este tipo de tapetes no son de uso obligatorio en los hogares, si son muy útiles para mantener a la familia alejada de los virus y bacterias. Se puede sumar al resto de los protocolos de higiene para sumar protección y mantener toda la suciedad fuera de la casa. 

Una ventaja de este tipo de tapetes es que cuando se utilizan en lugares en donde no circulan muchas personas no es necesario estar cambiando el líquido sanitizante constantemente, se puede hacer cada dos o tres días sin ningún problema, por lo que no se convierte en una carga.

¿Qué líquido debo de ponerle a mi tapete sanitizante?

En el mercado se pueden encontrar botellas de líquido sanitizante listo para ser usado, pero si lo que se busca es ahorrar o si a último momento el líquido se terminó, se puede hacer una mezcla casera que cumple la misma función.

Existen tres líquidos que se consideran adecuados: el amonio cuaternario, el hipoclorito de calcio y una solución formada por una parte de cloro por cinco de agua. Para formar esta última hay que mezclar un vaso de cloro con cinco de agua (las cantidades pueden variar dependiendo del volumen que se necesite). Es fundamental aclarar que estos tres líquidos no se pueden mezclar entre sí porque pueden ser muy tóxicos.

Es importante saber que para que los tapetes sanitizantes sean 100% efectivos es necesario cambiar el líquido y limpiarlo con cierta frecuencia. Lo ideal es contar con dos de estos tapetes para poder reemplazar el que está en uso por uno limpio.

¿Cómo se debe de limpiar? Lo primero que hay que hacer es tirar el líquido que quede en el tapete. Después, con una aspiradora, se deben de eliminar todos los residuos sólidos, y posteriormente utilizar un detergente suave y agua para eliminar toda la mugre. No hay que usar químicos corrosivos que puedan dañar los materiales. Después de este proceso ya está listo para volver a ser usado. 

¿Cómo hacer un tapete sanitizante en casa?

Si se van a recibir invitados de un momento para otro y no se tiene un tapete sanitizante no hay que preocuparse, se puede hacer uno con elementos que se tienen en casa. Lo primero que hay que conseguir es una o dos charolas de plástico o metal para crear la base del tapete. Tienen que tener el ancho adecuado para que quepan las suelas de los zapatos completas y tienen que tener una profundidad de al menos cinco centímetros para que puedan contener el líquido sanitizante. 

En el caso de no tener charolas, se pueden usar dos tapetes comunes o dos trapos gruesos. Lo que hay que hacer es colocar uno adelante del otro, en la puerta principal. El primero se tiene que rociar con el líquido sanitizante, mientras que el segundo debe de permanecer seco para cumplir la función de filtro, ahí se debe de eliminar el exceso de líquido y limpiar la suciedad. 

5 hábitos que mejoran tu salud y tu economía

Tener mejor salud y a la vez cuidar tu economía es posible. Hay cambios sencillos en tu rutina diaria que pueden hacer la diferencia tanto en tu bienestar físico como en las finanzas de tu hogar.

La clave está en la constancia y esmero que les pongas a esos pequeños ajustes.

Haz ejercicio

La actividad física previene enfermedades cardiovasculares y disminuye el peso corporal, además de que oxigena y fortalece las articulaciones.

Si te es posible camina a lugares cercanos, ayudas a tu cuerpo y ahorras en transporte o gasolina.

Con 30 minutos diarios de caminata verás grandes beneficios que además se traducirán en menos visitas al doctor y, por lo tanto, menor necesidad de medicamentos.

Toma agua en vez de refresco

Al cambiar el consumo de refrescos embotellados por agua natural no sólo ahorras dinero, también hidratas tu cuerpo y aumentas tu energía. 

Si te es difícil dejar por completo las bebidas azucaradas, puedes preparar agua de frutas y endulzarlas naturalmente. A los pocos días seguro ya no las extrañarás.

Cocina en casa

La comodidad de comprar comida preparada puede pesar frente a hacer tu comida en casa, pero los beneficios en salud y finanzas son muchos. Si no te queda mucho tiempo para hacerla, intenta cocinar una vez por semana y porcionar las preparaciones para varios días.

Snacks saludables

Aunque pareciera que son unos cuantos pesos, comprar un snack diariamente sí pega en tu bolsillo. En vez de gastar en eso, lleva tus propios snacks desde casa y ayuda también a tu salud. Como ideas puedes prepararte bastones de zanahoria, apio, pepino o jícama, palomitas naturales, fruta picada o semillas.

Deja de fumar

Es muy sabido que el cigarro no aporta nada bueno a la salud. Y si encima sabes que al dejar de consumirlo podrás ahorrar, doble razón para renunciar a él. Cada vez que quieras comprar una cajetilla guarda el dinero que gastarías en un sobre. A la vuelta de tres meses comprueba cuánto dinero te ha dejado este nuevo hábito. 

Pon en práctica estos consejos, lleva un diario donde anotes las mejoras, tanto en salud como económicas, verás al final que la suma de todo hará que valga la pena el esfuerzo.

Que no falten las proteínas

Conoce cuáles alimentos las contienen y dales preferencia en tus comidas

Tanto el reino animal como el vegetal las proporcionan. Están en un trozo de carne, en las sardinas, lentejas y hasta en un puño de cacahuates. Nos brindan aminoácidos, elementos necesarios para mantener tejidos y células en buenas condiciones.

Si consumes pocas, los más afectados son tus músculos, piel y cabello, pues se conforman mayormente de estas sustancias. 

Un estudio de la Clínica Mayo resalta que estar cansado y enfermarse constantemente puede estar relacionado con la falta de proteínas, indispensables para que el sistema inmunológico camine a la perfección.

Pero así como no pueden faltar, tampoco deben consumirse en exceso, pues algunos órganos, particularmente los riñones, lo resentirán. La clave es equilibrar y dar preferencia a alimentos que las contengan.

La cantidad recomendada por la Clínica Mayo es 0.8 gramos de proteínas por kilo de la persona; por ejemplo, si eres hombre y pesas entre 70 y 80 kilos, debes consumir de 58 a 64 gramos por día. 

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) ofrece otro ejemplo: mujeres necesitan 45 gramos por día y hombres, 55, en promedio; pero ojo, la cantidad depende del estilo de vida, y las etapas, aumentando en la infancia, adolescencia, embarazo y lactancia.

Además de la cantidad, también importa la calidad de las proteínas. El secreto para aprovecharlas al máximo es saber cuáles alimentos las proporcionan y cómo combinarlas.

Cinco tesoros

Carne: Se sugiere magra (sin grasa), de cerdo, pavo y de pollo, ya que aporta leucina, preservador de masa muscular. En cuanto a la carne roja, la Organización Mundial de la Salud recomiendan máximo tres porciones (entre 300 a 500 gramos de peso cocido) de carne roja por semana. 

Pescado: Es una proteína de gran calidad y fácil digestión. La sugerencia está principalmente en las sardinas, pescado azul que favorece la masa muscular, y es recomendado para embarazadas y mujeres lactando. Otros pescados a tomar en cuenta son el atún y el bonito.

Huevo: El Instituto de Estudios del Huevo informa que la clara tiene agua (88%) y proteínas, de las que la albúmina es la más importante; y en la yema, 50% es agua y el resto proteínas y lípidos. Comer un huevo duro es una gran colación.

Garbanzos: Esta leguminosa es una fuente de proteínas, potasio, magnesio y vitaminas, que sumándola a otros alimentos proteicos como frutos secos u hojas verdes, hacen un sano equilibrio. Cómelas cocidas en caldos y como colación. Si no te encantan, opta por las lentejas, que también aportan proteína. 

Avena: Hablando de cereales, la avena no falla. Combinada con leche o en ensaladas y guisos, ayuda a sentirse más satisfecho. Hazla cocida y combínala con frutas. Puedes echarle semillas de chía, que aportan 4 gramos por cada 2 cucharadas.

¿Preocupado por alguien? Cómo brindarle apoyo

Hay momentos en que alguien nos preocupa y no se nos hace fácil acercarnos. Además para algunos no es tan sencillo abrirse y hablar de sus problemas con los demás. 

En su artículo para The New York Times “Cómo preguntar si todo está bien cuando es claro que no”, Anna Goldfarb ofrece consejos para elegir el mejor momento, así como formas de acercarnos a una persona que nos preocupa para brindarle apoyo.

  1. Estar al pendiente de cambios

Generalmente, nuestra preocupación no inicia de la nada, comienza porque empezamos a notar algo diferente. El profesor de psicología de la Universidad Estatal de Florida Thomas Joiner dice que cuando hablas con un amigo, familiar o compañero debes estar al pendiente de cambios de humor o de si la persona se empieza a descuidar físicamente. Otra situación es si ha pasado por una ruptura o un problema de salud, económico o algo que pueda causarle tristeza o estrés. 

  1. Pensar en qué clase de relación tienes con esa persona

Es mucho más sencillo hablar de nuestros problemas con alguien a quien vemos igual a nosotros. Por eso es importante pensar en el tipo de relación que tenemos con la persona, así sabremos si se sentirá cómoda y segura de hablar de sus problemas. 

  1. Evita el “¿cómo estás?”

Si haces esta pregunta, por reflejo te contestará “bien”. Es mejor ser sincero y decirle la razón por la que estás preocupado, como “he notado que duermes más” o “he sentido que estás de malas últimamente”. Al hacerle saber que has percibido sus cambios, le estás dando la oportunidad de aceptarlo o negarlo. 

Otra forma es hacer preguntas abiertas: “¿Cómo están las cosas en casa?” o “¿Qué pasa por tu mente?” La doctora en psicología Uchechi Ukuku dice “lo que intentas hacer es mostrarles que de verdad quieres saber cómo está su vida y cómo están experimentando sus circunstancias”. 

También puedes iniciar la conversación con un “pensé en ti”. 

  1. Escucha

Es muy importante que, si la persona ha decidido compartir sus emociones, problemas o preocupaciones no estés pensando en cómo responder o resolver su problema. Simplemente escúchala y valida sus emociones, dile “Sí, la situación que estás pasando sí es dolorosa”. 

También acepta si la persona no quiere compartir lo que le está pasando, hazle saber que entiendes que no está listo para hablar. 

  1. Confidencialidad

Muchas veces, las personas no quieren hablar de su problema o situación porque les da vergüenza. Prométele que no dirás nada a nadie para que sienta seguridad de abrirse. Jena Lee, psiquiatra e instructora clínica en la Universidad de California, recomienda compartir un poco de tus problemas para ayudar a que la conversación fluya.

  1. Sigue en contacto

Quedar en llamar, mandar mensaje o verse para tomar un café en un día específico mostrará tu interés en su bienestar y hará sentir a la persona acompañada. 

“No nos damos cuenta cómo ser visto puede cambiar el ánimo de alguien”, dice Ukuku. 

Es normal que tus amigos, familiares o conocidos encuentren difícil comunicar que necesitan ayuda. Lo importante es plantar una semilla para que sepan que hay alguien a quien le importan sus emociones y con quien pueden hablar. 

Un ‘pulmón artificial’ de costo accesible

Que todos los pacientes con Covid-19 que lo necesiten puedan tener acceso a un respirador podrá ser una realidad gracias al respirador automático VSZ-20.2 desarrollado por talento mexicano. 

Ante la alta demanda de respiradores causada por la pandemia y la insuficiencia de este equipo médico en los hospitales por su alto costo, el ingeniero Ramsés Galaz, director de GSE BioMedical, decidió diseñar uno de bajo costo.

“Los ventiladores se utilizan para asistencia respiratoria de aquel paciente que tiene un síndrome de dificultad respiratoria aguda (SDRA)”, explica el profesor del Tec de Monterrey Campus Sonora Norte, en Hermosillo.

“Es una especie de pulmón artificial, es decir, la fuerza mecánica de forzar el aire hacia adentro de los pulmones la ejerce una máquina”.

El proyecto inició el 29 de marzo con la convocatoria del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán. El primero en responder al llamado fue Grupo Coppel, que bajo su misión de ayudar a quienes salvan vidas, otorgó un donativo a GSE Biomedical para que iniciara el diseño. 

Después se sumaron Metalsa/Proeza en conjunto con Torrey/FEMSA en el desarrollo de la ingeniería del ventilador.

“El proyecto se escaló mucho, ya no era nada más la iniciativa de GSE Biomedical con Coppel”, apunta el especialista en ingeniería biomédica con experiencia en el desarrollo y manufactura de equipos médicos para América Latina.  

“Ahora somos un engranaje pequeño dentro de una máquina muy grande que se formó  a raíz del respirador que diseñamos en Hermosillo gracias al apoyo del señor José Coppel”.

A esta iniciativa se unieron más de 15 instituciones públicas, empresas y universidades que trabajaron en conjunto para producir en tiempo récord el VSZ-20.2, que se caracteriza por un diseño de fácil manejo, seguro para los pacientes, de bajo costo y fácil producción en serie. 

Con la autorización de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitario (Cofepris), el respirador podrá venderse a las instituciones de salud pública. Tendrá un costo aproximado de 10 mil dólares, mientras que el costo promedio de los ventiladores importados es de 50 mil dólares. 

El proyecto se sumó a la campaña “Juntos por la Salud”, a través de la cual el Gobierno de México y la iniciativa privada apoyan a los profesionales de la salud y a los hospitales con equipo médico y de protección personal para enfrentar la pandemia. 

Por esta razón, en la conferencia de prensa de la Presidencia de México del 23 de junio, Héctor Valle, presidente de la Fundación Mexicana para la Salud, presentó el respirador mexicano. 

“Con el orgullo de decir: en México sí se puede y estamos listos para lanzar el respirador mexicano”, expresó Valle durante su participación.

Para Galaz, este logro demuestra que en el país hay talento y capacidad en el campo de la tecnología médica.

“Esperemos que esta situación detone la industria del desarrollo de más dispositivos médicos hechos en México ya que actualmente importamos el 90% de este tipo de tecnología”, señaló.

Este pequeño engranaje que tomó impulso gracias a Grupo Coppel es una gran esperanza para muchos mexicanos.

UN ESFUERZO CONJUNTO
El proyecto del respirador automático VSZ-20.2 cuenta con el apoyo de diversas instituciones públicas y privadas, así como educativas.
Iniciativa privada:
Grupo Coppel
GSE BioMedical
Proeza a través de Metalsa
FEMSA a través de Torrey, Solística y REPARE
ALFA a través de Nemak
Lodi Automotriz
Lanix Med
Steris
Ternium Salud
Bocar
Instituciones educativas:
Tec de Monterrey
Tec Salud
UDEM
Instituciones públicas:
Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán
Secretaría de Relaciones Exteriores
Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios
Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología

6 Alimentos esenciales

Hay alimentos que son básicos en cualquier cocina, no sólo porque con ellos puedes preparar deliciosas recetas, sino porque además aportan nutrientes, minerales y vitaminas, importantes para el organismo. Y muchos hasta pueden prevenir enfermedades. No es necesario gastar tanto una sola vez, puedes irlos incorporando poco a poco a tu lista y tenerlos disponibles en todo momento. 

AJO 

Con un sabor especial, éste es un ingrediente muy usado en la cocina. Aporta vitamina C, vitamina B6 y manganeso, mejora la circulación de la sangre, reduce los niveles de colesterol, además de ser un fuerte antioxidante que combate el deterioro celular y el envejecimiento. 

ESPINACA 

Esta hoja verde es una de las más ricas en antioxidantes y nutrientes, ade- más de contener proteína y fibra. Aporta calcio, hierro, potasio, magnesio, manganeso y fósforo, así como vitamina A, C, E, K, B y ácido fólico, esencial para las mujeres embarazadas. 

MIEL DE ABEJA 

Es un potente antibacteriano, rico en antioxidantes. Además, favorece la digestión y aporta proteínas y aminoácidos al organismo. Tiene poder antiinflamatorio y combinado con jugo de limón favorece la salud de la garganta y combate la tos. 

ARÁNDANO 

Conocido como “súper fruta”, por sus grandes beneficios. Favorece la presencia de colesterol bueno y mejora la sensibilidad a la insulina, recomendado para diabéticos. Tiene alto contenido de antioxidantes y combate el riesgo de proliferación de células cancerosas. 

AVENA 

Este cereal que tiene muchas formas de consumirse ayuda a bajar el colesterol, controla el azúcar en la sangre, apoya la construcción de masa muscular y es rico en fibra, minerales y vitamina B. Aporta energía moderada pero constante y da sensación de saciedad. 

FRUTOS SECOS

Ya sea nueces, cacahuates, almendras pistaches o nueces de la India, todos los frutos secos reducen los problemas cardiovasculares, ayudan a perder peso, fortalecen el sistema óseo y previenen el deterioro cognitivo. Son ricos en fibra y altos en grasas buenas, que al contrario de lo que se piensa, ayudan a disminuir el colesterol malo.

¿Dónde está el virus -y dónde no-?

En estos días quedarse en casa es la regla. La indicación es no salir “más que a lo esencial”. Pero esas salidas necesarias al trabajo, al supermercado, a la farmacia o a una vuelta de emergencia nos llenan de dudas.

De repente, todos tememos llevar a casa el nuevo Coronavirus: en la ropa, en el pelo, en los zapatos o hasta en la barba. Y ahora que se piden tantas cosas a domicilio, ¿las cajas no podrán transportar también el virus?
El periódico estadounidense The New York Times se dio a la tarea de responder las dudas más comunes de la población.

El artículo de Tara Parker-Pope resume las principales cuestiones que a todos nos preocupan. La editora de Well, el sitio de salud para el consumidor del diario, consultó a expertos en enfermedades infecciosas, científicos de aerosoles y microbiólogos, quienes dan explicaciones breves (y tranquilizadoras) sobre cada tema.

¿Hay que bañarme y cambiarme de ropa cada vez que llego a casa?
No. Si practicas el distanciamiento social y sales de casa sólo a lo esencial: el mandado o la farmacia, sin ver ni saludar a nadie, los expertos dicen que no hay que cambiarse de ropa ni bañarse al regresar, con lavarse bien las manos es suficiente.

Estudios demuestran que algunas partículas virales pueden flotar en el aire por alrededor de media hora, pero es poco probable que entren en contacto con tu ropa, pues tu cuerpo, con su movimiento normal, empuja el aire y aleja las partículas virales como resultado de las leyes básicas de la física
Linsey Marr, científica especialista en aerosoles del Instituto Politécnico y Universidad Estatal de Virginia, explicó este fenómeno de aerodinámica.

“Las gotitas siguen las corrientes de aire alrededor de una persona, porque nos movemos relativamente despacio. Son como los pequeños insectos y las partículas de polvo que flotan en las corrientes de aire alrededor de un auto que va a baja velocidad, pero que potencialmente pueden chocar con el parabrisas si el auto va lo suficientemente rápido”, señaló Marr.

¿Si alguien tose o estornuda cerca de mí y no se tapa la boca, corro riesgo?
En ese caso, probablemente lo mejor sí sea ir a casa, cambiarte y bañarte, según la explicación de Marr.

“Mientras nos movemos, apartamos el aire de nuestro camino y, con él, la mayoría de las gotitas y partículas también se apartan de nuestro camino. Alguien tendría que esparcir grandes gotas a través del habla —como las personas que escupen al hablar—, la tos o el estornudo para que lograran alojarse en nuestra ropa. Las gotitas tienen que ser bastante grandes para no seguir las corrientes de aire”, indicó la científica.

Y los zapatos, ¿es necesario quitármelos al llegar?
Aunque los zapatos pueden guardar virus o bacterias, esto no los hace fuente de infecciones.

Si tus zapatos se pueden lavar, puedes echarlos a la lavadora o lavarlos a mano, pero si no, no debes preocuparte por limpiarlos o desinfectarlos, pues eso puede hacer que te lleves otras bacterias a la cara.
Pueden poner la regla en casa de que todos al entrar dejen sus zapatos en la puerta y adentro usen otros. Si hay un niño bebé que gatea o pasa tiempo en el piso, así como alguien con el sistema inmune comprometido, un hogar sin zapatos puede ser una buena solución para mantenerlos a salvo.

Los expertos recomiendan no pensar mucho en todo lo que pueden alojar los zapatos.

“Si queremos hablar de bacterias, sabemos que aman vivir en los zapatos”, indicó Andrew Janowski, profesor de Enfermedades Infecciosas Pediátricas en el Hospital Infantil St. Louis de la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington.
“Nunca sabrás con certeza qué cosas has pisado”, agregó.


¿Puede pegarse el virus al cabello o la barba?
Si practicas el distanciamiento social, no. Aunque alguien estornudara cerca de tu cabeza, es muy improbable que las gotas que caigan sobre tu cabello sean fuente de infección.

“Alguien debe estornudar, y ese estornudo debe tener una cierta cantidad de virus. Luego, debe caer sobre ti la cantidad suficiente”, explicó Janowski.
Después de eso, añadió el profesor de enfermedades infecciosas pediátricas, tendrías que tocar exactamente la parte donde cayeron esas microgotitas, que ya tendrían muy pocas partículas virales, y además, tocarte la cara sin haberte lavado las manos.

“Cuando repasas la cadena de eventos que deben ocurrir, hay muchas cosas que tienen que suceder de manera precisa. Por eso el riesgo es muy bajo”, indicó Janowski.

¿Es peligroso lavar ropa que pudiera estar contaminada?
Si estás lavando ropa tuya o de tu familia y nadie tiene un diagnóstico positivo, no.
El nuevo Coronavirus, al igual que el virus de la influenza, está rodeado de una membrana grasosa que desaparece con el jabón.

Lavar tu ropa con agua y un detergente normal y luego secarla al sol o en secadora es suficiente para eliminar el virus, en caso de que alguna prenda haya recibido gotas contaminadas.

Si la ropa es de una persona enferma, ¿cómo debe lavarse?
Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC), lo recomendable es usar guantes al limpiar las cosas de alguien enfermo. Ni las prendas de vestir ni su ropa de cama deben sacudirse, para evitar esparcir partículas contaminadas en el aire.
Dejar la ropa reposar un rato reduce el riesgo, pues el virus se seca y se desintegra.

¿Cuánto tiempo dura el virus en tela y otras superficies?
Se sabe que el virus puede sobrevivir, en condiciones ideales, hasta tres días en superficies de metal y plástico y hasta 24 horas sobre el cartón. Esta información apareció en un estudio publicado en marzo en The New England Journal of Medicine.
Y aunque este estudio no consideró la tela, la mayoría de los expertos creen que las fibras de tela pudieran comportarse de forma similar a las del cartón
En 2005, una investigación del virus que causa el síndrome respiratorio agudo grave (SARS, en inglés), que es otro tipo de Coronavirus, determinó que dependiendo de la concentración, el virus tardó 5 minutos, 3 horas y, como máximo, 24 horas en volverse inactivo.

¿Puede venir el virus en sobres que llegan por correo, paquetes de entrega a domicilio o en el periódico?
Es muy bajo el riesgo de contagiarse en alguno de estos casos. No hay ningún registro de alguien que se haya enfermado por abrir un paquete de entrega a domicilio o por tocar un periódico. De todas maneras, más vale prevenir. Siempre que te llegue algo, saca lo que necesites y tira las cajas o sobres, después, lávate las manos. Otra opción es dejar que pasen 24 horas antes de manipular correo o paquetes que lleguen a tu casa.

¿Se puede salir a pasear al perro o a ejercitarse de forma segura?
Sí. Es extremadamente baja la posibilidad de contagiarse por el simple contacto con el exterior, siempre y cuando se mantenga la sana distancia con los demás.

“Estar al aire libre es seguro, y ciertamente no hay nubes de gotículas respiratorias cargadas de virus merodeando por ahí”, indicó Lidia Morawska, profesora y directora del Laboratorio Internacional de Calidad del Aire y Salud de la Universidad de Tecnología de Queensland, en Australia.
“La estabilidad del virus al aire libre es muchísimo menor que en espacios cerrados. Así que estar afuera no es realmente un problema, a menos que estemos en un lugar muy concurrido”, indicó.

Así que tranquilo. No hay riesgo en salir a trotar o llevar a tu perro a pasear, ni tienes que llegar directo a quitarte la ropa si lo haces.