Cuídate de fraudes

5 tips para ‘blindar’ tu tarjeta de crédito

Los cargos no reconocidos en el historial de crédito, principalmente transacciones que se hacen sin tarjeta física, ya sea por compras telefónicas o por internet, se han convertido en la principal causa de denuncias ante la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

En México, hasta 2019 habían incrementado hasta en un 38% los delitos de clonación de tarjetas.

Aunque este tipo de delitos suelen tener una resolución favorable, el proceso puede ser largo y cansado para quien interpone la queja y en ocasiones no se garantiza la recuperación total de los bienes perdidos.

Para evitar ser víctima de fraudes o robo de datos, es importante tener una cultura de cuidado de nuestras tarjetas de crédito. Estos son 5 consejos que pueden ayudarte:

1. Cambia periódicamente tus claves de acceso

Uno de los consejos más recurrentes cuando se manejan tarjetas bancarias es cambiar contraseñas y nips al menos 3 veces al año.

2. Realiza tus operaciones desde casa

A la hora de hacer transacciones en línea o pagar con cualquier tipo de tarjeta es importante hacerlo desde dispositivos propios. Evita el uso de cibercafés o redes inalámbricas desprotegidas. Al momento de comprar en línea, utiliza tu código de seguridad dinámico, que se encuentra en tu App Bancaria, y así realizarás tus pagos de manera más segura.

3. Blindaje de plásticos

Algunas instituciones bancarias cuentan con sistema de protección de tarjetas de crédito, que amparan al usuario en caso de fraudes. Pregunta si tu banco lo ofrece.

4. Protege tu celular

Los celulares inteligentes se han convertido en una herramienta para realizar compras con tarjetas de crédito y débito, por lo que es necesario generar protocolos de seguridad para estos dispositivos. Hay aplicaciones que te ayudan a detectar páginas inseguras y mantienen tu aparato libre de virus. 

5. No prestes tu tarjeta de crédito

Prestar tus tarjetas y sus claves podría meterte en graves problemas, no solo con tu institución bancaria, también con otras instancias como el SAT. Aunque se trate de un familiar o una persona cercana a ti.

Con información de BanCoppel, SAT, Condusef y Coru.

¿Cómo solicitar una tarjeta de crédito en línea?

Si estás pensando como sacar tarjeta de crédito la mejor opción es tramitarla desde la comodidad de tu casa, completando tan solo unos simples datos y con un clic.

Pero, ¿cómo sacar tarjeta de crédito en línea? Es muy fácil solamente hay que completar el formulario en línea con algunos datos personales y datos de contacto y ¡Listo! 

Tan solo en tres pasos ya la tienes 

Solicitar una tarjeta en crédito de Coppel desde la comodidad de tu casa es muy simple. Solamente tienes que ingresar en el formulario en línea, a través del celular o la computadora, poner tu nombre completo, fecha de nacimiento, mail y un teléfono de contacto. Al poco tiempo un representante de Coppel se va a comunicar contigo para finalizar el trámite de la tarjeta de crédito visitando la dirección indicada.

Una vez pasado el tiempo indicado, puedes consultar en cualquier tienda Coppel, por WhatsApp o comunicándote por teléfono si tu crédito fue aprobado. Solamente te van a pedir tu nombre completo y fecha de nacimiento.

En el caso de que no haya sido autorizado se puede volver a solicitar dos meses después. Lo importante es verificar si se cumplen con los requisitos:

• Ser mayor de 16 años.

• Identificación oficial (INE / IFE o pasaporte).

• Comprobante de domicilio menor a 3 meses.

Las oportunidades aumentan si eres menor de 75 años, cuentas con un buen historial crediticio, tienes un trabajo fijo y puedes demostrar que vives en la misma dirección hace al menos tres meses.

¿Cuánto me dan de línea económica al principio?

La línea de crédito varía de un cliente a otro. Comprar productos regularmente y ser puntual al pagar te ayudarán a aumentar el monto de tu línea de crédito.

Puedes consultar cuál es la línea de crédito que te fue otorgada cuando recojas tu tarjeta de Crédito Coppel en la tienda más cercana.

Beneficios de la tarjeta de Crédito Coppel

Los principales beneficios del Crédito Coppel es que no cobra anualidad ni tarjetas adicionales, la tasa de interés es preferencial al igual que en la disposición de efectivo. Se  puede retirar efectivo de las sucursales de Bancoppel, cajeros automáticos de Firme y Scotiabank. Sin dejar de lado que además de poderla usar en las tiendas Coppel o Coppel.com, si eres cliente puntual la puedes usar en  miles de comercios nacionales e internacionales.

Además, los clientes puntuales tienen la posibilidad de comprar sin pago inicial y la opción de elegir una mayor cantidad de quincenas a pagar. 48, 60 y hasta 72 quincenas. También, al cumplir seis meses o más con tu Crédito Coppel puedes solicitar Préstamos Personales de hasta $40,000. Además, automáticamente al tenerlo ya estás participando en promociones, sorteos y concursos exclusivos para clientes con Crédito Coppel.

¿Qué es el Pago Inicial?

Cuando se empieza a usar la tarjeta de crédito Coppel es realizar  un pago inicial de los productos que va a partir del 10% del valor y que irá disminuyendo de acuerdo al historial de pagos, al límite de tu línea de crédito y al monto de la compra. Esta cantidad se descuenta del precio de contado y el resto se financia a crédito.

No necesitas tu tarjeta para poder comprar

Si tienes tu tarjeta de Crédito Coppel pero no la encuentras o la perdiste puedes comprar con tu huella y con tu número de cliente en:

  • Tiendas Coppel. Existen más de 1,500 sucursales por todo el país esperándote con miles de productos para mejorar tu vida.
  • Coppel.com. Esta es la forma más cómoda y segura. Compras y recibes todos tus artículos directamente hasta la puerta de tu hogar.
  • App Coppel. Todo el mundo de posibilidades que ofrece Coppel en la palma de tu mano. Esta aplicación está disponible para dispositivos móviles en las tiendas virtuales del sistema operativo Android e iOS. 

Todos aquellos que prefieren tener el plástico en mano pueden solicitarlo en el área de Clientes Nuevos de tu tienda Coppel más cercana. Es totalmente gratis.

¡Es momento de usar tu Tarjeta de Crédito Coppel!

Una vez que ya sabes cómo solicitarla y los puntos más importantes para utilizarla es momento de sacarle provecho. Todos los días en el sitio web se pueden aprovechar grandes ofertas y descuentos. Se puede comprar todo desde la comodidad de la casa a través del celular o la computadora, pero también si se desea se puede visitar la tienda Coppel más cercana.

Diferencias: crédito departamental y crédito bancario

Comenzar una vida financiera puede llenarnos de grandes ilusiones, sobre todo cuando se piensa en los atractivos beneficios que ofrece el crédito departamental o el bancario para adquirir todos aquellos productos que tanto hemos deseado y que de golpe no podríamos pagar.

Pero para iniciar un historial crediticio con el pie derecho y mantener un buen manejo del llamado dinero de plástico, es necesario entender en qué consiste cada uno de estos productos y cuáles son las diferencias que se marcan de acuerdo con la institución que las emite.

Ya sea que se trate de un crédito departamental o un bancario, cualquier opción puede ser de gran ayuda si se maneja adecuadamente y para ello hemos preparado esta publicación con las principales diferencias.

Índice

1. ¿Qué es un crédito?
2. ¿Crédito departamental o crédito bancario?
3. Crédito bancario
3.1. Puntos a favor
3.2. Puntos en contra
4. Crédito departamental
4.1. Puntos a favor
4.2. Puntos en contra
5. Compara y elige el mejor crédito para tus necesidades

¿Qué es un crédito?

El crédito es el préstamo que nos hace una tienda o entidad financiera para adquirir los productos y servicios que por otros gastos no podemos costear al momento y requerimos de una ayuda extra.

Ese apoyo complementario lo obtenemos a través de un plástico con el que podemos pagarle al comercio para llevarnos nuestros artículos a casa y posteriormente ir abonando de una forma más cómoda.

¿Crédito departamental o crédito bancario?

Aunque en esencia el crédito departamental y el crédito bancario parecen el mismo producto sólo que emitido por una empresa o institución en particular, las diferencias van mucho más allá.

Sí, se trata de dos instrumentos que nos ayudan a comprar cosas nuevas, a pagar en un determinado plazo y crear un historial crediticio, pero esas son sus mayores similitudes y en este punto es donde surgen la mayor cantidad de dudas sobre cuál nos conviene más.

La respuesta a esta pregunta tiene que ver con el enfoque que le vas a dar, es decir, para qué vas a utilizarla. Ambas tarjetas tienen sus ventajas y desventajas que tienes que conocer. 

Crédito bancario

Se trata de un crédito revolvente que además de permitir el financiamiento de productos y servicios, también ofrece algunos beneficios como puntos de recompensa, meses sin intereses, la posibilidad de comprar on line y hasta servicios de seguros y asistencia.

El crédito revolvente es el que se puede volver a disponer de los recursos una vez que se haya pagado parcial o totalmente el monto de la línea que se otorgó.

Este tipo de crédito lo ofrece una institución financiera como un banco, Sociedades Financieras de Objeto Múltiple (Sofomes), Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo (SOCAPS), Sociedades Financieras Populares (SOFIPOS), entre otras.

Puntos a favor

  • Existen algunos bancos que te permiten pagar tus intereses a plazos determinados sin generar tasas de pago mayores.
  • Con el crédito bancario, puedes comprar online sin ningún tipo de restricciones.
  • Acumulas puntos o bonos que posteriormente vas a poder canjear por artículos o regalos especiales. 
  • En su mayoría, los bancos e instituciones financieras ofrecen un seguro para ti y para tus compras. Al contratar una tarjeta de crédito de un banco, te estarán brindando una serie de planes de seguros para ti, para tus compras y para tu familia. 

Puntos en contra

  • Generan una comisión por anualidad que puedes pagar en una sola exhibición o en pagos diferidos. Existen algunos créditos que al momento de contratar ofrecen la promoción de devolución de la anualidad durante tu primer año o cancelarla cuando haces al menos algún movimiento mensual con ella.
  • Uno de los requisitos más frecuentes al solicitar un crédito bancario es que cuentes con un buen historial crediticio.
  • Debido al monto que aprueban los bancos, las posibilidades de endeudarse sin darse cuenta son muy amplias, lo que puede resultar negativo para tus finanzas personales.

Crédito departamental

¿Qué es una tarjeta de crédito departamental?

Una tarjeta de crédito departamental es el equivalente a una tarjeta de crédito asociada a una tienda departamental, con la que puedes hacer compras de la misma tienda o de sus tiendas afiliadas. Por lo general, con las tarjetas de crédito departamentales puedes adquirir bienes y servicios, recibir promociones, meses sin intereses, financiamiento a corto plazo, descuentos en tu primera compra, promociones, descuentos exclusivos de la tienda, tarjetas adicionales sin costo y compras en internet.

¿Cómo obtener una tarjeta de crédito departamental?

Los requisitos más comunes son llenar la aplicación en la tienda, presentar una identificación oficial, comprobante de domicilio, antigüedad en el domicilio, ingreso mínimo mensual y otros datos como tu edad y si tienes dependientes económicos.

A este tipo de crédito también se le conoce como crédito comercial, ya que operan bajo una regulación comercial y no financiera, por lo tanto, la entidad encargada de regular su funcionamiento es la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco). Ahí deberás presentar tus quejas.

Sirve para adquirir servicios y artículos de primera necesidad de forma exclusiva en la tienda departamental donde es otorgada y en algunos establecimientos con los que tenga convenio.

Generalmente, es solicitado por clientes asiduos a ese comercio y desean obtener una línea de crédito para comprar y pagar a plazos en ella, así como obtener descuentos especiales y promociones vigentes.

Algunos de los ejemplos más claros de este tipo de productos es el crédito departamental Coppel o la tarjeta muchas más tiendas.

Además de permitir pagar en plazos las compras realizadas con la tarjeta departamental, en la mayoría de las ocasiones también se obtienen atractivos beneficios como puntos de recompensa, meses sin intereses, la posibilidad de comprar on line y hasta servicios de seguros y asistencia.

Si la tarjeta de esta tienda pertenece a las redes de pago MasterCard o Visa, también se puede retirar dinero de cajeros automáticos y hacer pagos en otros comercios físicos y en línea.

Puntos a favor

  • No tienen comisión por apertura, anualidad, reposición o tarjeta adicionales.
  • Pocos requisitos y trámites sencillos de contratación. Para adquirirlo, no se requiere tener experiencia crediticia, es decir, es ideal para cuando vas empezando tu vida financiera.
  • Aumento de crédito. Si pagas a tiempo, la tienda te ofrecerá un aumento en tu línea de crédito, para que puedas comprar más productos.
  • Posibilidad de contratar servicios adicionales o de asistencia como médicos, legales o viales.
  • Acceso a sorteos, concursos y regalos exclusivos para tarjetahabientes.

Puntos en contra

  • En algunos casos la tasa de interés y el CAT son mayores a los créditos bancarios.
  • Comisiones en casos de pagos tardíos. 
  • No cuenta con seguro de saldos si fallece el titular.
  • Sólo puede ser utilizada en un lugar o tienda específica y algunas veces en las tiendas o negocios afiliadas a ella.

Compara y elige el mejor crédito para tus necesidades

Todos en algún punto de la vida vamos a llegar a ese momento en que tendremos la necesidad de tramitar un crédito y para hacer la mejor elección es indispensable contar con la mayor información posible.

De esta forma, podremos conocer el producto más adecuado a nuestros hábitos y necesidades.

Conoce los requisitos para solicitar una tarjeta de crédito

Por sus características, la tarjeta de crédito puede convertirse en el medio de pago ideal para afrontar gastos inesperados y darle un poco de respiro a tus finanzas personales. Pero todo depende del buen uso que le des y, sobre todo, que tengas bien claro su funcionamiento. Si estás pensando en entrarle a este lado del mundo del dinero plástico y comenzar a gozar sus beneficios, es importante que conozcas cuáles son los requisitos para solicitar una tarjeta de crédito. 

Aunque cada institución financiera tiene sus propias condiciones, existen algunos puntos básicos que debes ir preparando para que el proceso de solicitud sea lo más rápido posible y pronto estés generando un historial crediticio que te ayudará a lograr tus mayores sueños con la aprobación de otras herramientas. Así que ve sacando una hoja y un lápiz para que no se te pasen ninguno de los documentos que te vamos a mencionar en esta publicación.

Índice

1. Requisitos para solicitar una tarjeta de crédito
1.1. Mayoría de edad
1.2. Comprobante de ingresos
1.3. Comprobante de domicilio
1.4. Identificación oficial
1.5. Plan de telefonía
1.6. Cuenta bancaria
2. Junta los requisitos y solicita una tarjeta de crédito

Te recomendamos leer: Descubre para qué sirve una tarjeta de crédito

Requisitos para solicitar una tarjeta de crédito

No hay duda de que mientras más informado estés sobre el funcionamiento de los créditos y las tarjetas, mayores serán los beneficios que podrás aprovechar. Conocer los requisitos para solicitar una tarjeta de crédito es uno de los primeros puntos que debes cumplir para obtener el mejor producto de acuerdo a tus necesidades y posibilidades. Preparar con anticipación tus documentos te ayudará a hacer más fácil y ágil el trámite, evitando dar varias vueltas a la sucursal que pueden retrasar y complicar tu solicitud.

Aunque los requisitos para obtener una tarjeta de crédito suelen variar o aumentar dependiendo del banco al que te acerques, hay algunas coincidencias que forman parte de su lista de condiciones generales.

Mayoría de edad

Esta es una de las condiciones que pueden marcar la diferencia entre obtener la tarjeta de tus sueños y una que no cumpla con todas tus expectativas. Aunque existen productos financieros destinados a quienes no han cumplido la mayoría de edad, sus características son limitadas, sus beneficios resultan muy básicos y además, requieren autorización de un tutor o representante.

Contar con más de 18 años es uno de los requisitos para solicitar una tarjeta de crédito estándar o de alta categoría, adecuada para el estilo de vida de alguien que ya cuenta con un empleo o un ingreso estable. De esta forma y según las recomendaciones de los especialistas, la edad idónea para sacar una tarjeta por primera vez es entre los 20 y los 30 años. 

Esta sugerencia se basa en el supuesto de que a esta edad se está iniciando una vida laboral de manera formal, es muy probable que también apenas se vaya consolidando un historial crediticio y por lo tanto, su reputación en el Buró de Crédito sea positiva. Si se comienza desde estos años una buena actividad crediticia, en poco tiempo se podrán obtener mayores herramientas financieras como un préstamo para comprar una casa o un auto.

Comprobante de ingresos

Se trata de otro de los requisitos que pueden definir el tipo de tarjeta a la que puedes aspirar y es que sin duda, tus ingresos marcarán el límite del crédito que el banco aceptará otorgarte. Aunque puede variar de una institución a otra, de manera general el monto mínimo que se requiere para obtener una buena tarjeta es de unos 6,000 pesos.

Para comprobar que estás en el rango y que cuentas con la capacidad de pagar las cuotas que una tarjeta genera, tienes que entregar un comprobante de ingresos. A grandes rasgos es una constancia de trabajo o documento que certifica que recibes los recursos suficientes para cumplir tu responsabilidad con el banco.

Comprobante de domicilio

El comprobante de domicilio es uno de los requisitos más básicos para solicitar una tarjeta de crédito y realizar muchos trámites más. Es la forma en la que la institución financiera a la que le pides el crédito puede verificar la dirección exacta donde se te puede localizar, y a la cual se estará enviando toda la documentación correspondiente a tu contrato con ellos: estados de cuenta, reposición de tarjetas y promociones.

Recuerda que este comprobante de domicilio debe ser vigente, con una antigüedad menor a los tres meses para que resulte válido.

Identificación oficial 

No hay trámite y solicitud que no requiere que presentes una identificación oficial que además tiene que estar vigente y que contenga tu fotografía y tu firma. Las opciones son tu credencial para votar, tu pasaporte o incluso en algunos casos, tu cédula profesional.

Plan de telefonía

Este es quizá un requisito no muy obligatorio, pero que puede convertirse en una gran ayuda para convencer al banco o empresa financiera de que los datos que le estás proporcionando son reales y que además, cuentas con la capacidad económica para solventar tus gastos. La recomendación es que al momento de realizar la solicitud lleves un comprobante o factura de pago.

Una vez que tengas la tarjeta de crédito en tus manos, puedes domiciliar el pago de tu servicio de telefonía y obtener algunas recompensas o beneficios que las empresas ofrecen por hacer ese registro.

Cuenta bancaria

Este es otro de los requisitos que más allá de ser forzosos, son un plus para tener mejor calificación ante el banco en el que te interese tramitar el crédito. Tener una cuenta de ahorro o de nómina con esa institución es de mucha ayuda, ya que les permite tener mayor certeza de tus datos e información financiera. En algunos casos, esos productos deben cumplir con algunas características como: más de seis meses de antigüedad y movimientos con un promedio de efectivo mayor al 10% del límite al que aspiras.

Te recomendamos leer: ¿Qué es una tarjeta de crédito departamental? ¡Descúbrelo!

Junta los requisitos y solicita una tarjeta de crédito

Preparar los requisitos para solicitar una tarjeta de crédito te permitirá saber a qué tipo de productos financieros puedes aspirar y además, con que banco o institución financiera puedes acercarte. Recuerda que es importante que te informes sobre sus productos, sus características y beneficios para que logres crear un buen manejo crediticio que te ayudará a mejorarlos con el tiempo.

Descubre para qué sirve una tarjeta de crédito

Si estás pensando en cómo sacarle un mayor provecho a tu dinero y mejorar la gestión de tus finanzas personales, entonces es necesario que conozcas para qué sirve una tarjeta de crédito y en qué situaciones se convertirá en tu mejor aliada.  

Índice

1. ¿Cómo es una tarjeta de crédito?

2. ¿Para qué sirve una tarjeta de crédito?

3. Pagos con tarjeta de crédito en tiendas físicas

4. Pagos en línea

5. Conócela y aprovecha sus beneficios

Te recomendamos leer: Sacar a crédito es una buena forma de mejorar tu vida

¿Cómo es una tarjeta de crédito?

Antes de adentrarnos en saber para qué sirve una tarjeta de crédito, primero te vamos a contar sobre qué es. En términos muy generales se trata de un plástico emitido por una institución financiera a través del cual le otorga a un usuario cierta cantidad de dinero en préstamo con el que tendrá la oportunidad de pagar productos o servicios sin tener que cargar efectivo. Eso sí, los establecimientos deben contar con una terminal para procesar los pagos con tarjeta, pero no te preocupes porque cada vez son más los negocios y las opciones que permiten estas operaciones.

El plástico que se le entrega al solicitante incluye un número de tarjeta de 16 dígitos, la fecha de vencimiento en año y mes, así como un código de seguridad o CVV que consta de tres dígitos. Estos datos son imprescindibles a la hora de realizar alguna compra o pago, por lo que debes tenerlos presentes y si es posible, memorizarlos para mayor seguridad. Además de estas referencias, también se incluye la firma del titular y una banda magnética en la que se guarda más información como nombre del cuentahabiente y la cuenta a la que está ligado el plástico.

Con el paso del tiempo y la ayuda de la tecnología, las clásicas tarjetas de crédito han evolucionado para hacer más sencillo el proceso de cobro y además, para agregarle mayor seguridad. Primero fue la banda magnética que ya te mencionamos, luego apareció el chip. Hoy podemos hablar de adelantos como el Near Field Communications (NFC), que permite leer los datos de una tarjeta únicamente al acercarla a la terminal y sin tener que introducirla o deslizarla. La migración digital también ofrece grandes alternativas como las tarjetas virtuales, creadas para realizar de forma segura cualquier tipo de operación a través de Internet.

¿Para qué sirve una tarjeta de crédito?

Como ya te adelantamos, una tarjeta de crédito funciona como un préstamo que te otorga una entidad financiera para que hagas tus compras y luego tú le pagas el dinero que utilizaste, normalmente tendrás entre 30 y 50 días para hacer ese abono sin interés. A ese monto en ocasiones deberás agregarle comisiones o intereses, dependiendo el tipo de tarjeta y de compra.

Saber para qué sirve una tarjeta de crédito sin duda te permitirá aprovechar al máximo las grandes ventajas que ofrece y que a continuación te mencionamos: 

  • Ya no necesitas cargar con efectivo: Este punto cobra mayor importancia al tener en cuenta que en su mayoría, el uso de la tarjeta se hace para pagar montos elevados que difícilmente se llevan en el bolsillo. 
  • Te permite acceder a un crédito revolvente: Este crédito se llama así porque puedes usarlo en repetidas ocasiones. Si ocupas todo o parte de ese monto, se descuenta de tu crédito disponible; pero cuando pagas lo que utilizaste, inmediatamente puedes volver a utilizar tu línea de crédito.
  • Puedes utilizarla para domiciliar el pago de tus servicios: Este beneficio te permite olvidarte de las diferentes fechas de pago y así evitarte recargos. Además, algunas empresas ofrecen recompensas por vincular tu tarjeta como forma de pago.
  • Te permite crear un historial crediticio.
  • Obtienes beneficios adicionales como puntos, recompensas y seguros por robo.

Pagos con tarjeta de crédito en tiendas físicas

La tarjeta de crédito es una forma de pago que cada vez se hace más popular y los negocios no pueden quedar fuera de esta tendencia, así que buscan la forma de afiliarse a una o varias de las redes procesadoras de transacciones que operan en el mundo como son: Visa, MasterCard y American Express. Hoy en día existen algunos dispositivos más sencillos que se vinculan a un smartphone para leer y procesar pagos sin necesidad de contar con una terminal de gran tamaño como las que se usan en los grandes comercios.

Como cliente que quiere hacer un pago con un plástico, únicamente tienes que presentarlo para que sea leído por una terminal para procesar el pago. La gran recomendación es que siempre lleves una identificación oficial contigo, ya que en algunas tiendas se busca comprobar que en efecto, seas tú el dueño de la tarjeta y así evitar fraudes.

Para continuar con el proceso de pago, deberás firmar un voucher que es básicamente un pagaré en el que te comprometes a pagar el monto acordado, por lo que recibirás una copia como comprobante. Con la llegada del chip a las tarjetas, actualmente esa firma se realiza a través un NIP que tienes que digitar en la terminal del establecimiento. Aunque ya existen aplicaciones bancarias que permiten llevar un registro más cómodo de las operaciones con tu plástico, no está de más que guardes tu voucher de papel hasta que pagues tu estado de cuenta. De esta forma, tendrás un comprobante para realizar alguna aclaración.

Pagos en línea

Al descubrir para qué sirve una tarjeta de crédito te darás cuenta que una de sus mayores ventajas es poder realizar compras a través de Internet. Para este caso, deberás proporcionar tu nombre, los 16 números de la tarjeta, la fecha de vencimiento y el código de seguridad (CVV). En algunos casos, te pedirán tu dirección. 

Como una buena recomendación al hacer compras en línea es que verifiques que la URL de la página inicie con “https” y tenga el símbolo de un candado cerrado. Estos signos te ayudarán a darte una mayor tranquilidad, ya que se trata de un sitio seguro, con medidas para evitar que tus datos corran peligro. Esto lo puedes ver en la parte superior izquierda del navegador. 

Te recomendamos leer: ¿Qué puedo pagar con mi tarjeta de crédito Coppel?

Conócela y aprovecha sus beneficios 

Todos en algún momento, nos hemos detenido a analizar si es bueno entrarle al llamado dinero de plástico para pagar productos y servicios indispensables en nuestra vida, y la mejor forma para tomar una buena decisión, es conocer para qué sirve una tarjeta de crédito y cómo se pueden aprovechar cada uno de sus beneficios.

Contar con la información necesaria te ayudará a saber que siempre es recomendable contar por lo menos, con una tarjeta para poder acceder a esa línea de crédito cuando más lo necesites. Además, si se utiliza debidamente, se puede convertir en un método muy eficaz para controlar tus gastos. ¡Descúbrelo por ti mismo!

¿Qué puedo pagar con mi tarjeta de crédito Coppel?

¿Qué puedo pagar con mi tarjeta de crédito Coppel? es, sin duda, una de las preguntas más frecuentes en torno a los productos financieros que ofrece esta empresa a sus clientes. Si quieres saber la respuesta a esa interrogante, entonces debes quedarte a leer esta publicación para enterarte de todo.

Índice

1. Beneficios de un crédito departamental

2. ¿Qué puedo pagar con mi tarjeta de crédito Coppel?

2.1 Tienda Física

2.2 Coppel.com y la App de Coppel

2.3 Establecimiento afiliados

3. Beneficios de la tarjeta de crédito Coppel

Beneficios de un crédito departamental

Si bien ya te ofrecimos la información necesaria para contestar la pregunta ¿cuáles son los requisitos para sacar mi crédito Coppel? y has comprobado lo sencillo que es el proceso, es momento de responder otra de las grandes interrogantes: ¿qué puedo pagar con mi tarjeta de crédito Coppel? Así que ve preparando tu plástico para comenzar a gozar de sus beneficios.

¿Qué puedo pagar con mi tarjeta de crédito Coppel?

Contar con un crédito Coppel es la llave para abrir la puerta a todo un mundo de posibilidades con miles de productos en tiendas físicas o en líneas, facilidades de pago, envíos sin costo, servicio de armado de muebles, entre muchos beneficios más. ¡Claro! son muchos y no te los vas a aprender todos, así que aquí te los recordamos para que los tengas presentes.

Tienda Física

En las tiendas físicas puedes adquirir una amplia gama de artículos conformada por un poco más de 20,000 productos de las principales categorías: 

  • Celulares
  • Electrónica
  • Consolas y Videojuegos
  • Hogar y Muebles
  • Línea Blanca y Electrodomésticos
  • Zapatos
  • Mujeres
  • Hombres
  • Relojes, Lentes y Joyería
  • Perfumes y Cuidado Personal
  • Bebés y Niños
  • Juguetes
  • Motos y Automotriz
  • Deportes

Y si además de todos estos productos todavía quieres más y te sigues preguntando ¿qué puedo pagar con mi tarjeta de crédito Coppel? La respuesta son servicios como la compra de tiempo aire para tu teléfono o la adquisición del Club de Protección Familiar, el cual te brinda seguridad a ti y a tu familia con asistencia vial, cobertura funeraria, asesoría médica y legal telefónica y seguro de vida.

Puedes llevar todo lo que necesites dando un primer pago que en un inicio será del 10% de tu compra, pero que conforme vayas creando tu historial crediticio y mantengas un buen comportamiento, irá disminuyendo hasta que desaparezca por completo. 

El pago del resto de la deuda puede ser una manera cómoda con plazos que van desde los 8 hasta los 36 meses, dependiendo de la categoría. Por ejemplo, en las compras de muebles puedes elegir entre 12 y 18 meses mientras que en ropa o la carga de tiempo aire a tu celular, tus opciones se extienden hasta 8 meses.  

Coppel.com y la App de Coppel

El comercio electrónico es toda una realidad y en momentos como la cuarentena han servido para confirmar las enormes ventajas que ofrece este canal de venta. En Coppel.com, también puedes hacer uso de tu plástico y si te preguntas, bueno pero ¿qué puedo pagar con mi tarjeta de crédito Coppel en la tienda virtual? La respuesta está llena de grandes sorpresas porque además de los más de 20,000 artículos y servicios que puedes adquirir en las tiendas físicas, también hay ofertas, descuentos y venta de productos exclusivos en línea.

Y ¡claro! todo sin olvidar que comprar por Internet tiene grandes ventajas como hacerlo desde tu celular o computadora. Coppel.com está abierto las 24 horas del días, los 7 días de la semana; además, te garantiza transacciones confiables y la privacidad de tu información, ya que cuenta con los certificados de Global Sign, Accertify y AIMX que te dan la certeza de que los detalles de tus compras están seguras.

Para comenzar a gozar de estas facilidades es necesario convertirse en un cliente digital, creando una cuenta y activándola desde un correo electrónico. Lo de hoy es el mundo digital y en Coppel también tiene sus ventajas. Además de revisar tu estado de cuenta en línea y abonar desde tu celular, como Cliente Digital también podrás disfrutar de otros beneficios como los pagos con Coppel Pay.  Pero no te preocupes, en este enlace te explican todos los pasos.

Te recomendamos leer: ¿Cómo saber si me autorizaron crédito Coppel? ¡Descúbrelo aquí!

Establecimiento afiliados

Contestar tu pregunta ¿qué puedo pagar con mi tarjeta de crédito Coppel? es sólo el inicio para comenzar a gozar de grandes beneficios más allá de las tiendas físicas o en línea. Conforme vayas haciendo más compras y tengas un buen manejo de tu cuenta, la respuesta a tu pregunta se irá complementando con más y más productos y servicios a través de Coppel Pay, una forma fácil y segura de comprar a crédito lo que necesitas para ti y tu familia en alguno de los negocios que están afiliados a la empresa.

Desde el dentista hasta las refacciones de tu auto, tus opciones ahora se expanden a más de 50 establecimientos que podrás consultar en esta página y que comprenden varias categorías:

  • Viajes
  • Construcción
  • Salud
  • Refacciones
  • Otros

La ventaja es que ahora esas compras puedes cargarlas a tu cuenta Coppel y de esta manera aprovechar todas las opciones de pago que ofrecemos: hasta 12 meses si eliges el método de plazo, o si pagas dentro de los primeros 30 días, tu compra será con el precio de contado. 

Beneficios de la tarjeta de crédito Coppel

Una de las características más atractivas de los mejores créditos departamentales, es la posibilidad de comprar una gran cantidad de productos dentro y fuera de la tienda, además de costear muchos servicios. En el caso de Coppel no sólo se ofrecen estas opciones, sino que sus beneficios van más allá, con grandes facilidades para mantener un buen historial crediticio y además, obtener diferentes recompensas por ello. 

Después de leer esta publicación estamos seguros que tu pregunta yo no será: ¿qué puedo pagar con mi tarjeta de crédito Coppel? si no más bien ¿qué estoy esperando para obtener mi tarjeta de Coppel?

Sacar a crédito es una buena forma de mejorar tu vida

Sacar a crédito te permite concretar compras que representen un beneficio para tu vida, y que regularmente no podrías costear de forma inmediata. Si por ejemplo, con este confinamiento tienes que comprar una computadora para conectarte al mundo digital y no cuentas con el dinero suficiente para liquidarlo de contado, entonces hacer el pago con una tarjeta de crédito te permitirá obtener el equipo e ir abonando de una forma más cómoda.

Te recomendamos leer: ¿Puedo comprar a crédito con mi tarjeta de débito? Aquí te decimos 

¿Qué significa sacar a crédito?

Sacar a crédito significa que el banco o tienda departamental a la que te acercaste te va a prestar el dinero que necesitas para realizar tu compra. Ese préstamo tendrás que devolverlo en el plazo que han acordado y en algunos casos, pagando también una cantidad de intereses que representan el valor del dinero del acreedor.

Aunque suene un poco complicado utilizar un crédito como forma de pago, en realidad tiene grandes beneficios que se pueden acomodar a tu estilo de vida, y por supuesto, mejorarla. Conocer el funcionamiento de este esquema financiero te abrirá las puertas a sacarle un mayor provecho, con un gasto más controlado. 

Profeco recomienda a los usuarios que tengan la necesidad de comprar un bien duradero como un refrigerador, una lavadora, un televisor o un componente de audio, revisen las condiciones del crédito antes de adquirir uno. Sugiere tener siempre el conocimiento de datos importantes como lo puede ser el Costo Anual Total (CAT), el monto y número de pago fijos, así como el enganche, y sobre todo el importe total a pagar.

Un punto importante a tener en cuenta es que como regla general, tus egresos o gastos derivados de créditos o financiamientos no deben superar el 30% de tus ingresos. A esto se le llama capacidad de pago o límite de endeudamiento y se refiere a la cantidad máxima de deuda a la que debes adecuarte para no comprometer tus finanzas. 

¿Qué comprar a través de un crédito?

Uno de los usos más recomendados del pago a crédito es que se utilice en la adquisición de artículos duraderos, es decir, productos que tengan una vida útil más larga que el plazo al que se adquiere el crédito. Estamos hablando de vehículos, electrodomésticos, equipos de computo, muebles entre otras categorías más.

Beneficios de sacar a crédito

Entre los mayores atractivos de sacar a crédito se pueden mencionar los siguientes:

  • Adquirir artículos de forma inmediata y aunque no cuentes con el capital completo en ese momento
  • Al conocer la fecha y número de pagos a realizar, tienes la oportunidad de organizar mejor tus gastos 
  • Con los pagos diferidos en mensualidades obtendrás más comodidad para liquidar una deuda
  • Algunas empresas ofrecen descuentos y promociones exclusivas al sacar a crédito 
  • Con pagos puntuales creas un buen historial crediticio que te permitirá obtener mayores beneficios como un crédito posterior
  • Tener una tarjeta de crédito con saldo suficiente y al corriente puede marcar la diferencia en un gasto imprevisto o de emergencia
  • En algunos casos, dependiendo de la institución y crédito, se pueden adelantar pagos para disminuir los plazos e intereses

Recomendaciones para sacar a crédito

No pagues el monto mínimo

Al sacar a crédito cualquier producto, la institución financiera o la tienda departamental donde realices la operación obtiene una ganancia que se incrementa cuando pagas únicamente el monto mínimo que te marca, algo así como el 2.25% de tu deuda. De esta forma, el 70% de tu pago cubre sólo los intereses y la deuda se hace más grande.

Si quieres evitar que esto suceda y puedas salir rápidamente del compromiso, lo ideal es que liquides tu deuda en la fecha de corte y dejes la opción del pago mínimo sólo para los casos de emergencia.

Que no se te pase la fecha de corte y de pago

Una forma de evitar complicaciones con los pagos de un crédito es teniendo presente en todo momento tus fechas de corte y de pago. Con estos datos puedes obtener más días para liquidar tus deudas. En algunos casos son hasta 50 días. 

Por fecha de corte debemos entender al día en que el periodo de uso de tu tarjeta finaliza y empieza el siguiente. A partir de ese momento, la institución financiera o tienda te otorga cerca de 20 días para realizar el pago correspondiente, lo cual se conoce como fecha de pago.

Por dar un ejemplo, si tu fecha de corte son los 4 de cada mes y realizas una compra uno o algunos días después, contarás con los 30 días previos a la renovación de tu fecha de corte y los 20 días siguientes a la fecha de pago. Así que teniendo en cuenta estos datos, puedes hacer una mejor planeación de tus gastos y sacar a crédito lo que te haga falta para mejorar tu vida.

No dejes de pagar

Evita dejar de cumplir con el compromiso de abono ya que puedes generar un historial crediticio negativo. Además, si no pagas a tiempo corres el riesgo de generar mayor interés, multas y hasta embargos. Esto al final te llevará a tener una mayor deuda y comprometer tus finanzas personales de forma riesgosa. 

Si sobrepasas tu capacidad de pago, los abonos de diversos créditos sumados, pueden volverse insostenibles. 

Préstamos con tarjeta, el motor de un proyecto

Aunque realizar pagos en línea de productos y servicios o cubrir gastos de emergencia son las ventajas que más se destacan de una tarjeta de crédito, sus posibilidades van más allá. Por sus características, comprar a crédito también puede convertirse en el mejor aliado de los emprendedores para mantener una estabilidad económica en sus proyectos.

Elige un crédito de acuerdo a tus posibilidad

Para que sacar a crédito te genere mayores beneficios, es esencial que adquieras un producto financiero que se adecue a tus necesidades. De esta forma obtendrás los pagos y los plazos más adecuados para tu estilo de vida y evitarás convertir la deuda en una preocupación más para las finanzas de tu hogar.

Volviendo al primer ejemplo de esta publicación. Si necesitas comprar una computadora para subirte al mundo digital al que el confinamiento nos ha encaminado, con una tarjeta de crédito con saldo suficiente y al corriente puedes adquirirla y pagar cómodamente a un plazo determinado.