Tarjeta de crédito Coppel: Lo que debes saber antes de estrenarla

Obtener la tarjeta de crédito Coppel es el primer paso para comenzar a mejorar tu vida y la de tu familia con miles de productos, atractivos servicios y sobre todo, facilidades de pago que te evitarán comprometer tus finanzas personales. Conocer a detalle sus características y alcances te permitirá sacarle un mejor provecho, haciendo un uso adecuado a tu línea de crédito y adquiriendo todos los beneficios que la tienda ofrece a sus clientes frecuentes y cumplidos. 

Si estás por estrenar tu tarjeta de crédito Coppel o ya te estás animando a solicitarla, en esta publicación te describimos los puntos que debes tomar en cuenta antes de utilizarla. Conoce en qué consisten los pagos iniciales, los plazos que dispones para liquidar tu deuda, las formas que tienes para realizar los abonos y las ventajas que puedes ir obteniendo al mantener un buen historial crediticio. 

Índice

1. El primer paso es solicitar tu tarjeta de crédito Coppel
2. Antes de comprar, considera los siguientes puntos
2.1. Línea de crédito
2.2. Opciones de compra
2.3. Pago inicial
2.4. Plazos para pagar
3. Estrena tu tarjeta de crédito Coppel

El primer paso es solicitar tu tarjeta de crédito Coppel

Para realizar la solicitud de tu tarjeta Crédito Coppel sólo es necesario conseguir un par de requisitos: una identificación oficial y un comprobante de domicilio con una vigencia no mayor a tres meses. El proceso se puede realizar de forma personal en cualquiera de las tiendas físicas o a través de su página de Internet, en donde tendrás que llenar un pequeño formulario y en breve serás contactado por el personal para darle seguimiento a tu petición.

Antes de comprar, considera los siguientes puntos

Línea de crédito

Este punto se refiere al límite de crédito que te autorizó la tienda al momento de realizar tu solicitud y depende en gran parte de tus capacidades financieras, es decir, en la cantidad de tus ingresos. Parte del proceso para adquirir tu tarjeta de crédito Coppel requiere que compruebes el monto promedio de tu salario o tus entradas de dinero para saber cuánto podrás pagar en tus abonos. Bajo este criterio la línea de crédito varía de un cliente a otro pero también se abre la opción a aumentar ese monto al comprar productos regularmente y ser puntual al pagar. 

Opciones de compra

Al tener la tarjeta de crédito Coppel en tus manos puedes comenzar a gozar de sus beneficios comprando en sus diferentes canales: 

  • Tiendas Coppel. Existen más de 1,500 sucursales por todo el país esperándote con miles de productos para mejorar tu vida.
  • Coppel.com. Esta es la forma más cómoda y segura. Compras y recibes todos tus artículos directamente hasta la puerta de tu hogar.
  • App Coppel. Todo el mundo de posibilidades que ofrece Coppel en la palma de tu mano. Esta aplicación está disponible para dispositivos móviles en las tiendas virtuales del sistema operativo Android e iOS. 
  • Ventas por teléfono. Atención personalizada a través de la línea telefónica: 800 220 7735.

Pero si eres cliente puntual además de estas opciones que te mencionamos, también puedes comprar en más de 100 negocios diferentes de construcción, aerolíneas, farmacias, laboratorios y muchos más con Coppel Pay. 

Pago inicial

Al comenzar a utilizar tu tarjeta de crédito Coppel es necesario que realices un pago inicial de tus productos que va a partir del 10% del valor y que disminuirá de acuerdo a tu historial, al límite de tu línea de crédito y al monto de la compra. Esta cantidad se descuenta del precio de contado y el resto se financia a crédito.

Para gozar del beneficio de comprar sin realizar ese pago inicial con tu crédito Coppel tienes que cumplir ciertas condiciones:

  • Haber transcurrido 6 meses desde tu primera compra
  • Realizar compras con tu crédito con regularidad
  • Ser un cliente puntual al pagar

Plazos para pagar

Este punto es de los más atractivos para utilizar tu tarjeta de crédito Coppel ya que te permite disfrutar de tus productos favoritos y tener una mejor planificación de tus gastos. El plazo para pagar los artículos depende de la categoría a la que pertenezcan y aquí te damos los detalles:

  • Para los departamentos de ropa, calzado, perfumería y ciertos artículos de juguetería, el plazo es de 16 quincenas (8 meses).
  • En el caso de la categoría de lentes, relojes, artículos de cuidado personal, aparatos médicos, electrónica, celulares, línea blanca, muebles, automotriz, deportes y juguetes, el tiempo para abonarlos es de 24 quincenas (12 meses) si la compra es de 100 pesos o más o 36 quincenas (18 meses) en compras superiores a los 4,000 pesos. 

Al ser un cliente puntual, con compras frecuentes y pagos a tiempo, obtienes el beneficio de un plazo especial al adquirir artículos de las categoría de muebles en la que se incluyen: lentes, relojes, artículos de cuidado personal, aparatos médicos, electrónica, línea blanca, hogar, automotriz, deportes y juguetes:

  • 48 quincenas (24 meses) en compras mayores a los 6,000 pesos.
  • 60 quincenas (30 meses) en productos de 8,000 pesos o más.
  • 72 quincenas (36 meses) en las compras de más de 10,000 pesos.

Formas de pago

Pagar tu tarjeta de crédito Coppel a tiempo es un requisito sencillo e indispensable para lograr un buen manejo crediticio. Lo mejor es que es muy fácil lograrlo, ya que existen diferentes opciones que se adaptan para cada estilo de vida.

  • Tiendas físicas Coppel. Son más de 1,500 en todo el país, así que seguramente encontrarás una cerca de tu casa o trabajo. Sólo hay que acercarse a las Cajas de Abono o también en cualquier caja de ropa o muebles. 
  • Pago en tienda Oxxo. Si eliges esta opción tendrás que pagar una comisión de 12 pesos y sólo podrás abonar con efectivo. Puedes hacer los abonos que quieras entre 100 pesos y hasta 10,000 pesos. Únicamente tienes que proporcionar tu número de cliente, el cual encuentras en la parte frontal de tu tarjeta Coppel.
  • Coppel.com. Para pagar Coppel desde tu computadora, tienes que iniciar sesión en tu cuenta Coppel.com; si todavía no la tienes, crea una cuenta en este enlace siguiendo los pasos que te piden. 
  • App Coppel. Sólo necesitas descargar la aplicación Coppel para dispositivos móviles e iniciar sesión. Si todavía no tienes cuenta, puedes crearla ahí mismo o en Coppel.com.  Si quieres pagar la cuenta de un amigo o familiar, únicamente necesitas ingresar su número de cliente.
  • WhatsApp. Para lograrlo necesitas registrar tu número celular al servicio de la aplicación con tu número de cliente. Asegúrate de guardar el número y que la cuenta tenga la insignia verde de WhatsApp al lado del nombre del contacto, lo cual confirma que es una cuenta verificada.

Estrena tu tarjeta de crédito Coppel

Una vez que ya sabes los puntos más importantes de tu tarjeta de crédito Coppel estás listo para estrenarla y mejorar tu vida y la de tu familia con los miles de productos disponibles en cualquiera de sus tiendas físicas o a través de Coppel.com y la aplicación para dispositivos móviles.

Diferencias: crédito departamental y crédito bancario

Comenzar una vida financiera puede llenarnos de grandes ilusiones, sobre todo cuando se piensa en los atractivos beneficios que ofrece el crédito departamental o el bancario para adquirir todos aquellos productos que tanto hemos deseado y que de golpe no podríamos pagar.

Pero para iniciar un historial crediticio con el pie derecho y mantener un buen manejo del llamado dinero de plástico, es necesario entender en qué consiste cada uno de estos productos y cuáles son las diferencias que se marcan de acuerdo con la institución que las emite.

Ya sea que se trate de un crédito departamental o un bancario, cualquier opción puede ser de gran ayuda si se maneja adecuadamente y para ello hemos preparado esta publicación con las principales diferencias.

Índice

1. ¿Qué es un crédito?
2. ¿Crédito departamental o crédito bancario?
3. Crédito bancario
3.1. Puntos a favor
3.2. Puntos en contra
4. Crédito departamental
4.1. Puntos a favor
4.2. Puntos en contra
5. Compara y elige el mejor crédito para tus necesidades

¿Qué es un crédito?

El crédito es el préstamo que nos hace una tienda o entidad financiera para adquirir los productos y servicios que por otros gastos no podemos costear al momento y requerimos de una ayuda extra.

Ese apoyo complementario lo obtenemos a través de un plástico con el que podemos pagarle al comercio para llevarnos nuestros artículos a casa y posteriormente ir abonando de una forma más cómoda.

¿Crédito departamental o crédito bancario?

Aunque en esencia el crédito departamental y el crédito bancario parecen el mismo producto sólo que emitido por una empresa o institución en particular, las diferencias van mucho más allá.

Sí, se trata de dos instrumentos que nos ayudan a comprar cosas nuevas, a pagar en un determinado plazo y crear un historial crediticio, pero esas son sus mayores similitudes y en este punto es donde surgen la mayor cantidad de dudas sobre cuál nos conviene más.

La respuesta a esta pregunta tiene que ver con el enfoque que le vas a dar, es decir, para qué vas a utilizarla. Ambas tarjetas tienen sus ventajas y desventajas que tienes que conocer. 

Crédito bancario

Se trata de un crédito revolvente que además de permitir el financiamiento de productos y servicios, también ofrece algunos beneficios como puntos de recompensa, meses sin intereses, la posibilidad de comprar on line y hasta servicios de seguros y asistencia.

El crédito revolvente es el que se puede volver a disponer de los recursos una vez que se haya pagado parcial o totalmente el monto de la línea que se otorgó.

Este tipo de crédito lo ofrece una institución financiera como un banco, Sociedades Financieras de Objeto Múltiple (Sofomes), Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo (SOCAPS), Sociedades Financieras Populares (SOFIPOS), entre otras.

Puntos a favor

  • Existen algunos bancos que te permiten pagar tus intereses a plazos determinados sin generar tasas de pago mayores.
  • Con el crédito bancario, puedes comprar online sin ningún tipo de restricciones.
  • Acumulas puntos o bonos que posteriormente vas a poder canjear por artículos o regalos especiales. 
  • En su mayoría, los bancos e instituciones financieras ofrecen un seguro para ti y para tus compras. Al contratar una tarjeta de crédito de un banco, te estarán brindando una serie de planes de seguros para ti, para tus compras y para tu familia. 

Puntos en contra

  • Generan una comisión por anualidad que puedes pagar en una sola exhibición o en pagos diferidos. Existen algunos créditos que al momento de contratar ofrecen la promoción de devolución de la anualidad durante tu primer año o cancelarla cuando haces al menos algún movimiento mensual con ella.
  • Uno de los requisitos más frecuentes al solicitar un crédito bancario es que cuentes con un buen historial crediticio.
  • Debido al monto que aprueban los bancos, las posibilidades de endeudarse sin darse cuenta son muy amplias, lo que puede resultar negativo para tus finanzas personales.

Crédito departamental

¿Qué es una tarjeta de crédito departamental?

Una tarjeta de crédito departamental es el equivalente a una tarjeta de crédito asociada a una tienda departamental, con la que puedes hacer compras de la misma tienda o de sus tiendas afiliadas. Por lo general, con las tarjetas de crédito departamentales puedes adquirir bienes y servicios, recibir promociones, meses sin intereses, financiamiento a corto plazo, descuentos en tu primera compra, promociones, descuentos exclusivos de la tienda, tarjetas adicionales sin costo y compras en internet.

¿Cómo obtener una tarjeta de crédito departamental?

Los requisitos más comunes son llenar la aplicación en la tienda, presentar una identificación oficial, comprobante de domicilio, antigüedad en el domicilio, ingreso mínimo mensual y otros datos como tu edad y si tienes dependientes económicos.

A este tipo de crédito también se le conoce como crédito comercial, ya que operan bajo una regulación comercial y no financiera, por lo tanto, la entidad encargada de regular su funcionamiento es la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco). Ahí deberás presentar tus quejas.

Sirve para adquirir servicios y artículos de primera necesidad de forma exclusiva en la tienda departamental donde es otorgada y en algunos establecimientos con los que tenga convenio.

Generalmente, es solicitado por clientes asiduos a ese comercio y desean obtener una línea de crédito para comprar y pagar a plazos en ella, así como obtener descuentos especiales y promociones vigentes.

Algunos de los ejemplos más claros de este tipo de productos es el crédito departamental Coppel o la tarjeta muchas más tiendas.

Además de permitir pagar en plazos las compras realizadas con la tarjeta departamental, en la mayoría de las ocasiones también se obtienen atractivos beneficios como puntos de recompensa, meses sin intereses, la posibilidad de comprar on line y hasta servicios de seguros y asistencia.

Si la tarjeta de esta tienda pertenece a las redes de pago MasterCard o Visa, también se puede retirar dinero de cajeros automáticos y hacer pagos en otros comercios físicos y en línea.

Puntos a favor

  • No tienen comisión por apertura, anualidad, reposición o tarjeta adicionales.
  • Pocos requisitos y trámites sencillos de contratación. Para adquirirlo, no se requiere tener experiencia crediticia, es decir, es ideal para cuando vas empezando tu vida financiera.
  • Aumento de crédito. Si pagas a tiempo, la tienda te ofrecerá un aumento en tu línea de crédito, para que puedas comprar más productos.
  • Posibilidad de contratar servicios adicionales o de asistencia como médicos, legales o viales.
  • Acceso a sorteos, concursos y regalos exclusivos para tarjetahabientes.

Puntos en contra

  • En algunos casos la tasa de interés y el CAT son mayores a los créditos bancarios.
  • Comisiones en casos de pagos tardíos. 
  • No cuenta con seguro de saldos si fallece el titular.
  • Sólo puede ser utilizada en un lugar o tienda específica y algunas veces en las tiendas o negocios afiliadas a ella.

Compara y elige el mejor crédito para tus necesidades

Todos en algún punto de la vida vamos a llegar a ese momento en que tendremos la necesidad de tramitar un crédito y para hacer la mejor elección es indispensable contar con la mayor información posible.

De esta forma, podremos conocer el producto más adecuado a nuestros hábitos y necesidades.

¿Qué es una tarjeta de crédito departamental? ¡Descúbrelo!

Saber qué es una tarjeta departamental es el primer paso para poder aprovechar las atractivas oportunidades que ofrecen las grandes tiendas a sus consumidores. Este método de pago, uno de los más populares entre los mexicanos, es el medio por el cual pueden adquirir una gran cantidad de  productos, la mayoría de primera necesidad como ropa o calzado y liquidarlos de una forma más cómoda.

Si te interesa descubrir qué es una tarjeta departamental y cuáles son sus ventajas, quédate a leer esta publicación para averiguarlo. 

Índice

1. ¿Qué es una tarjeta de crédito departamental? 
2. Características de las tarjetas de crédito departamentales
2.1. Financiamiento a corto plazo
2.2. Meses sin intereses
2.3. Plazos pagando intereses
3. Atractivos de las tarjetas departamentales
4. Datos de las tarjeta departamentales en México
5. Aprovecha las ventajas de una tarjeta de crédito departamental

Te recomendamos leer: Sacar a crédito es una buena forma de mejorar tu vida

¿Qué es una tarjeta de crédito departamental?

Para contestar la pregunta: ¿qué es una tarjeta de crédito departamental?, resulta importante saber que por tienda departamental nos referimos al establecimiento donde se pueden encontrar diversas secciones o departamentos que van desde artículos personales hasta de electrónica o del hogar, incluyendo en algunos casos servicios como agencias de viajes, salón de belleza, spa, consumo de alimentos y venta de productos gourmet, entre otros más.

El siguiente punto es saber que las tarjetas departamentales, que también se conocen como tarjetas de crédito no bancarias, son emitidas con los propios recursos de la tienda, por lo que sólo pueden usarse en los establecimientos que pertenecen a la misma cadena o con las que tengan un convenio.

Caso aparte son las tarjetas departamentales que pertenecen a las redes de pago MasterCard o Visa, ya que por este hecho también brindan la oportunidad de retirar dinero de cajeros automáticos e incluso hacer pagos en otros comercios físicos y en línea.

Características de las tarjetas de crédito departamentales

Aunque existen algunos casos especiales, a manera general las tarjetas departamentales ofrecen las siguientes características:

Financiamiento a corto plazo

Esta es quizá una de las principales ventajas por las que muchos consumidores utilizan este medio de pago. A través de una tarjeta departamental se pueden comprar bienes y servicios para ser liquidados en su totalidad en una fecha y condiciones de pago determinadas. 

Una de las grandes oportunidades a las que tendrás acceso con un crédito departamental es que si adquieres algún producto durante los primeros días de tu fecha de corte y liquidas el total de tus consumos en la fecha de pago, puedes financiarte hasta por más de 30 días.

Meses sin intereses

Las tiendas departamentales de forma continua lanzan promociones en las que puedes comprar productos y servicios a plazos sin la generación de intereses. Comúnmente los períodos son 6, 12 y 18 meses con el mismo precio que si los adquieres de contado.

Plazos pagando intereses

En este esquema, tendrás la oportunidad de realizar compras de artículos que deberás liquidar en determinadas mensualidades (6, 12 ó 18), pero pagando intereses, los cuales ya están incluidos en el precio del artículo.

Atractivos de las tarjetas departamentales

Por lo regular, las tiendas departamentales ofrecen algunos beneficios extras para hacer más atractivas sus tarjetas. Entre los más comunes y destacados tenemos los siguientes: 

  • Descuentos en la primera compra
  • Sin cobros de anualidad o apertura
  • Promociones y descuentos exclusivos en la tienda
  • Tarjetas adicionales sin costo
  • Puedes comprar en tiendas pertenecientes a la misma cadena comercial o con las que exista un convenio
  • Compras en su tienda en línea
  • Reposición en caso de robo o extravío. En algunos casos, esta operación no genera costo
  • Seguros y servicios, regularmente con costo extra
  • Programas de fidelidad

Datos de las tarjeta departamentales en México

Gracias a los atractivos beneficios que ofrece, la tarjeta de crédito departamental se ha colocado como uno de los recursos más utilizados en nuestro país. Las cifras siempre nos ayudan a entender mejor las cosas y en este caso, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera 2018 (ENIF), realizada por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), en colaboración con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), los números nos dicen que el 61.5% de la población de entre 18 y 70 años asegura tener una tarjeta de crédito departamental o de tienda de autoservicio. 

Este porcentaje, que es casi el doble de quienes poseen una tarjeta de crédito (33.8%), nos demuestra que cada vez son más las personas que tienen una tarjeta departamental con la que realizan las compras necesarias para mejorar su vida.

Una explicación a este hecho gira en torno a que los requisitos para obtener una tarjeta departamental son mucho más sencillos que los que piden los bancos. Mientras que las instituciones financieras piden un historial crediticio e ingresos mínimos de 7,000 pesos, en el caso de las tiendas departamentales todo es más fácil. No es necesario contar con una tarjeta o un producto financiero y además, el monto de tus ingresos puede ser menor o incluso variable, como el caso de los comerciantes.  

Si tu plan es obtener una tarjeta de crédito bancaria y no cuentas con el historial que te solicitan, entonces puedes intentar con una departamental y comenzar a generar una referencia crediticia que más tarde te servirá para obtener los productos financieros de los bancos.

¿Tarjeta departamental o bancaria?

Al ser productos diferentes, las tarjetas departamentales y bancarias están regidas por diferentes instancias. Para el caso de los plásticos otorgados por los bancos su vigilancia corre a cargo de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros, mejor conocida como Condusef. 

Por su parte, las tarjetas departamentales, que operan bajo una regulación comercial y no financiera, pertenecen al campo de acción de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), a donde tendrás que acudir si tienes algún tipo de discrepancia.

Te recomendamos leer: Descubre para qué sirve una tarjeta de crédito

Aprovecha las ventajas de una tarjeta de crédito departamental

Una vez que ya conoces qué es una tarjeta de crédito departamental y cuáles son sus principales ventajas, es momento de que adquieras la tuya y comiences a generar un historial crediticio que te ayudará a obtener más y mejores productos financieros.

Cada tarjeta está hecha para un determinado cliente y no estás forzado a tener una en particular. Lo ideal es que comiences con un crédito limitado para saber si eres apto para manejar una con un límite más alto. De esta forma, estarás practicando un buen comportamiento.

Rostros de México: Tú eres mi mundo

El crédito departamental de Coppel es una gran oportunidad para que muchos Rostros de México puedan comenzar a mejorar sus vidas con miles de productos y servicios. Desde los paradisíacos paisajes de Playa del Carmen, Gildardo Osorio pudo comprobar que con la ayuda de una empresa comprometida con sus clientes se pueden concretar los más grandes sueños personales y profesionales.

La historia de hoy nos lleva a los amaneceres de Quintana Roo, en donde un joven estudiante de enfermería llegó a buscar empleo y encontró una casa, una esposa y una vida llena de amor y ganas de salir adelante. Gracias al crédito departamental de Coppel pudo amueblar el lugar que comenzó como una guarida temporal para probar suerte, y hoy se ha convertido en el escenario de una eterna luna de miel.

Rostros de México presenta:

El amor no conoce Estados ni ciudades, a él no le importa el lugar donde te encuentres. Mientras exista y tengas a tu ser amado contigo, siempre se mantendrá vivo. El de Gildardo Osorio es un relato donde el amor, las ganas de salir adelante y el apoyo del crédito departamental de Coppel son los ejes principales. 

La historia comienza en Tabasco, donde Gildardo cursó sus estudios para convertirse en un técnico en enfermería y donde conoció a la compañera de sus aventuras, Isela. Los dos vivían una relación maravillosa, llena de sueños y buenos momentos. Por invitación de sus hermanos, Gildardo comenzó a planear la posibilidad de trasladarse a Playa del Carmen en busca de mejores oportunidades laborales, pero la decisión no era fácil. Antes tenía que proponerle a Isela que lo acompañara en esta travesía que no tenía final asegurado y que las cosas podrían no salir como se esperaba.

Pero como dicen por ahí: “por amor te seguiría hasta el fin del mundo” y eso es lo que Isela sería capaz de hacer por estar en compañía de Gildardo. Juntos comenzaron este viaje hacia las espléndidas playas de Quintana Roo donde les esperaban grandes aventuras y maravillosos episodios. 

Iniciar una historia nueva, en un lugar diferente, resultaba muy excitante. Vivir juntos, lejos de ser complicado se volvió la mejor motivación para disfrutar cada momento. Su complicidad se hizo mayor y la mejor prueba de esta situación fue la decisión de llevar su relación al siguiente nivel: el matrimonio.

Te recomendamos leer: ¿Qué puedo pagar con mi tarjeta de crédito Coppel?

El crédito departamental de Coppel fue su mejor padrino

Dicen que donde terminan las películas de amor inicia la realidad, pero para Isela y Gildardo no hay diferencia entre ninguno de estos dos escenarios. La vida les sonríe y los cobija bajo las mantas del amor y la dicha de estar juntos. Mirándola a los ojos, tan enamorado como siempre, Gildardo le propuso hacer de esta luna de miel algo permanente. Ella, sin dudarlo, aceptó con mucho gusto. 

Los elementos necesarios estaban presentes: el amor, las ganas de salir adelante y el apoyo de una gran tienda. Las cosas se hacen más fáciles cuando cuentas con la ayuda de una buena empresa y eso fue lo que encontraron con el crédito departamental de Coppel, a través del cual tuvieron la oportunidad de amueblar aquel refugio temporal y convertirlo en eterno nido de amor.

Sigue disfrutando de esta hermosa historia en voz de su protagonista principal. Te invitamos a ver este video que forma parte de la campaña Rostros de México:

Coppel mejora tu vida

Solicitar un crédito departamental de Coppel y comenzar a mejorar tu vida con miles de productos, es muy sencillo. Los requisitos para obtenerlo son mínimos y su proceso es de lo más fácil. Puede ser directamente en la tienda o a través de una computadora o celular. En un par de clicks, habrás realizado tu solicitud para ser parte de los millones de usuarios que se benefician con las oportunidades que Coppel ofrece a través de sus servicios financieros, y al igual que Isela y Gildardo, puedas convertir en realidad tus más grandes sueños. 

Rostros de México

Cada relato de los Rostros de México es una prueba más de que no importan las circunstancias y adversidades, cuando hay ganas de salir adelante, cada amanecer es una nueva oportunidad para iniciar una historia diferente. Al igual que el caso de Gildardo, existen muchas historias más que tienen como protagonista al crédito departamental de Coppel. Si quieres conocerlas, te invitamos a leer la vida de Pilar Moreno, quien a través de una tarjeta pudo sustentar sus propios gastos y seguir con sus estudios, practicar su deporte favorito y conservar la memoria de su abuelo.

Rostros de México: La camioneta de mi abuelo

Bien dicen que los jóvenes son el futuro y darles el apoyo que los ayude a alcanzar su independencia es dar un impulso a los Rostros de México que harán de esta, una gran nación. A través de una tarjeta departamental Coppel la juventud puede cumplir muchos de sus sueños. No sólo tienen la posibilidad de comprar sus cosas personales o los productos indispensables para echar a andar sus proyectos, también comenzarán a construir un historial crediticio y desarrollar una madurez que los hará llegar lejos.

En esta publicación, te invitamos a conocer la historia de Pilar Moreno, uno de los tantos Rostros de México que siguiendo los invaluables consejos de su abuelo, se acercó a solicitar una tarjeta departamental Coppel para hacerse más independiente. A través del crédito que se le otorgó, pudo sustentar sus propios gastos que le permitieron seguir con sus estudios, practicar su deporte favorito y conservar la memoria de su abuelo.

Rostros de México presenta: La camioneta de mi abuelo

Bajo los sorprendentes amaneceres que Sonora le regala al país y al mundo entero, Pilar Moreno creció bajo el cobijo de una familia honesta y muy trabajadora. De su abuelo heredó muchas cosas, entre ellas las ganas de salir adelante y luchar por su sueños, así como… una camioneta con la que siente un lazo muy especial. 

Todos los días, su familia se subía a ese vehículo para transportarse junto a todos los accesorios necesarios para instalar su puesto de tacos. Por las noches, ya entrada la madrugada y contrario a las instrucciones de sus padres, al oír el motor de la camioneta Pilar saltaba de su cama para salir a recibirlos con un fuerte abrazo.

Como cualquier niña, Pilar tenía muchos planes y sueños que quería hacer realidad en su futuro, pero el destino le tenía preparado un camino distinto al que había imaginado. Aunque no realizó una carrera como doctora o profesora, sí lo hizo como gastrónoma y además le dedicó muchas horas al Judo, un deporte en el que obtuvo buenos resultados gracias a los consejos de su abuelo, quien siempre la apoyó.

“Nunca te des por vencida”, esas eran las palabras que Pilar Moreno recibía de su abuelo en cada uno de sus combates y con las que lograba importantes victorias. Y aunque hoy esa motivación ya no existe en persona, nunca abandonará su mente. Todos sus logros estarán dedicados a la memoria de su abuelo, a quien le debe muchas enseñanzas y una camioneta naranja que hoy maneja con mucho orgullo.

Tarjeta departamental Coppel: una herencia más del abuelo

Así como la alentaba a nunca darse por vencida, al cumplir la mayoría de edad Pilar recibió de su abuelo uno de los mejores consejos: solicitar una tarjeta departamental Coppel, con la que podría obtener la independencia que necesitaba para solventar sus propios gastos, sin tener que abandonar sus estudios o el deporte.

Pero nada mejor que escuchar la historia de Pilar Moreno en su propia voz, por lo que te invitamos a conocerla a través de este video:

Tener una tarjeta departamental Coppel es fácil

Como Pilar Moreno y su abuelo, millones de usuarios han encontrado en la tarjeta departamental Coppel la forma de adquirir los productos necesarios para salir adelante sin tener que sacrificar sus sueños. Los requisitos para obtenerla son mínimos y eso le abre la posibilidad a muchas personas que han intentado obtener un crédito en algún otro comercio. Además, tanto el proceso para solicitarla como para hacer los pagos son muy rápidos y sencillos, por lo que mantener un buen historial de uso es también muy fácil.

Rostros de México

La experiencia de Pilar es una de las tantas historias que Coppel quiere compartir a través de la campaña Rostros de México, con la que recorre cada uno de los 32 estados del país para conocer más cerca la vida de sus clientes. Si te gustó este relato, te invitamos a conocer el caso de Rosa Rodríguez, quien con una tarjeta departamental Coppel pudo comprar ropa, útiles y todo lo necesario para sacar adelante a los seis niños que conforman su familia.