La televisión y su increíble evolución en el tiempo

Sin dudarlo un segundo, podemos decir que la televisión ha evolucionado notablemente desde su creación. Comenzamos con los primeros equipos en forma de mueble, hasta llegar a los más nuevos que miden tan solo unos pocos centímetros de grosor. 

La televisión hoy en día es indispensable en casi todos los hogares. Permite desconectarse un momento y disfrutar de algún programa, documental o película en familia. Aquí te contamos cómo fueron sus orígenes hasta llegar a convertirse en lo que es hoy.

La evolución de la televisión a través de los años

Nos tenemos que remontar a la década de los años 20 para hablar de los primeros modelos de televisores. Eran pantallas muy básicas enmarcadas en muebles de madera. Estas televisiones mecánicas fueron el primer pantallazo de lo que estaba por venir. 

En la década de los 30 aparece la televisión en blanco y negro. Pero fue hasta los 50 cuando tuvieron un éxito comercial. Para la década de los 70 llegó el color a los televisores. Y a finales de esta década, 530 millones de personas vieron la transmisión de la llegada del hombre a la luna, lo que marcó un antes y un después.  

Para los años 80 se mejoraron las tecnologías notablemente. El color y la calidad de la imagen empezó a ser mejor y se implementaron los controles remotos. En los 90, salieron a la venta los primeros equipos de pantalla plana y junto con el cambio de siglo, para el año 2000, llegaron los LCD. Toda una revolución por la calidad de la imagen y el grosor de las pantallas. 

La primera transmisión televisiva

El escosés Barais, el mismo que creó el primer aparato de recepción televisiva comercializable, fue quien realizó la primera transmisión televisiva. La hizo en su laboratorio con fines promocionales y demostrativos en 1926. Pero las primeras transmisiones comerciales fueron en 1927 de la mano de la BBC, no tenían horario ni programación. En 1930 se hizo la primera transmisión simultánea de audio e imagen en blanco y negro.

En 1931 se creó la primera emisora de televisión, en Alemania y en 1932 en París se comenzaron a hacer transmisiones regularmente-

Las primeras transmisiones regulares de TV electrónica ocurrieron en 1937 en Francia e Inglaterra.

A mediados del siglo XX llegó la era dorada de la televisión, cuando comenzó a expandirse por todo el mundo y empezaron a nacer diferentes estaciones de emisión en todos los países. En 1953 se creó Eurovisión para conectar vía microondas las estaciones de los países europeos, y en 1960 se creó Mundovisión con el mismo fin pero a nivel mundial. En esta misma época llegó la televisión a América Latina, en donde su popularidad creció exponencialmente. Como resultado nacieron las grandes televisoras como Televisa. 

Del blanco y negro al color

El primer paso para crear la televisión a color fue en 1940 de la mano del mexicano Guillermo González Camarena, quien creó un sistema tricromático secuencial. 

Ocho años más tarde, en 1948, el estadounidense Peter Goldmark utilizó ese sistema para desarrollar uno similar, llamado Sistema Secuencial de Campos, que tuvo éxito y fue empleado por la Columbia Broadcasting System.

Aquí fue en cuando se produjo un gran problema, había que adaptar

este sistema para que funcionara en los millones de televisores monocromos ya vendidos. Esto tardó alrededor de dos años. Los televisores al color aterrizaron por completo en la década de 1970.

La televisión hoy en día

Hoy en día la tecnología y el diseño de los televisores hace que la experiencia sea totalmente diferente a la que pudieron haber imaginado sus creadores. Las imágenes en 4k y pantallas envolventes con tamaños enormes pero un grosor mínimo brindan una experiencia inmersiva. Además, la llegada de internet a los aparatos permite ver programas diferidos, ya emitidos, algo que no se podría haber imaginado hace 100 años. Además de la llegada de YouTube, Netflix y otras aplicaciones de streaming. 

Muchos se preguntan sobre cuál será el futuro de la televisión. Definitivamente ya no es lo que era en sus comienzos, pero la gran duda es cómo será en un futuro no muy lejano. Algunas personas aseguran que las televisoras como las conocemos desaparecerán y  que todos los programas, series, películas y más los consumiremos solamente a través de streaming. La realidad es que en la actualidad no estamos tan alejados de esto, por lo que seguramente sea tan solo una transición.

Pantallas LED, OLED Y QLED. Te ayudamos a elegir la mejor

La tecnología de los televisores o pantallas evoluciona tan rápido y de forma tan constante que debemos estar muy informados para elegir la mejor opción, por ejemplo: ¿sabes cuál es la diferencia entre pantallas con tecnología LED, OLED y QLED? Si no lo sabes, ¡no te preocupes! En este artículo, aclararemos todas tus dudas para que escojas la que más se ajusta a tus necesidades.

Como ya hemos observado, entre los tres tipos de tecnología está el concepto LED como común denominador, el cual proviene del acrónimo de Light Emitting Diode, cuya traducción al español es: “Diodo Emisor de Luz”, lo que significa que los televisores LED iluminan desde atrás con diodos blancos a los pixeles de color.

Tal vez has visto que las pantallas tienen cierta resolución como: FULL HD (1920×1080), UHD (3840×2160) o 4K (4096×2160), lo que hace referencia a los pixeles o cuadros de colores. Una vez entendido lo anterior, es posible decir que la diferencia principal entre los televisores LED, OLED y QLED se encuentra en el modo en que se iluminan estos pixeles.

Sin más preámbulo, vayamos con la explicación de cada uno de los conceptos en cuestión, después de esto podrás elegir la pantalla que mejor cumpla con tus expectativas.

Pantallas LED

Como mencionamos, las pantallas LED (Light Emitting Diode) emplean diodos blancos que iluminan los pixeles de color desde atrás. En cuanto a calidad, la luz de fondo de los televisores LED permite que la gama de colores sea más amplia y tenga un mejor contraste, ofreciéndonos un mejor rendimiento al mostrarnos una excelente resolución en transmisión de video en HD y Full HD. Esto se nota más si el modelo es HDR (High Dynamic Range).

Por otro lado, es bueno saber que los negros oscuros y puros no se reproducen de forma eficaz en este tipo de televisor. De hecho, si los observamos bien, suelen ser negros opacos. No está por demás recordar que los televisores LED llegaron como una evolución de las antiguas pantallas LCD (Liquid Cristal Display).

Tal vez te interese: UHD vs 4K ¿cuál tiene mayor definición?, ¿Son lo mismo?

Pantallas QLED

Por su parte, los televisores QLED (Quantum Dot Light Emitting Diode), a diferencia de los LED, necesitan una fuente de iluminación externa, lo cual hace posible iluminar individualmente los pixeles, innovación que mejora ampliamente la calidad de video.

Con las pantallas QLED, apreciamos los pequeños detalles de la imagen que vemos gracias a que los contrastes son más fuertes, los negros son más profundos en escenas oscuras y los blancos suelen ser más brillantes en escenas luminosas; además de que ofrece colores más reales.

Una de las grandes ventajas de este tipo de pantallas es que tenemos mejores ángulos de visión, ya que su sistema de retroalimentación flexible hace que disfrutemos de la imagen desde casi cualquier lugar de la sala en la que nos encontremos.

Pantallas OLED

Cuando hablamos de televisores OLED, nos referimos a aquellos que cuentan con lo último en tecnología, la cual proporciona la mejor calidad de imagen. Las pantallas OLED (Organic Light Emitting Diode) funcionan de tal manera que producen su propia luz, lo que permite controlar el brillo pixel por pixel, ahorrar capas y con ello reducir el grosor de las pantallas a lo mínimo. 

Una de las características principales de los televisores OLED es que ofrecen un mejor ángulo de visión sin perder calidad desde ninguna posición en la que nos encontremos. Además, elimina casi en su totalidad las imágenes borrosas y el tan temido efecto ghosting en escenas de acción o deportes. 

Sus tonos negros realmente son negros y uniformes gracias a un tipo de panel en el que cada pixel es orgánico y que, por lo tanto, tiene la capacidad de emitir luz y apagarse por sí mismo. De igual forma, la tecnología OLED tienen un menor consumo eléctrico energético que permite crear televisores mucho más finos y ligeros.

Ahora que ya cuentas con toda la información básica sobre los televisores LED, OLED y QLED, ya puedes ir a tu sucursal Coppel más cercana y adquirir el televisor con la mejor tecnología, pero sobre todo que se ajuste a tus necesidades, ¡te esperamos!

Fuentes:

samsung.com

lg.com