Estilo de Vida

Tips para lucir bien en videollamadas

por Betty Molina

Te sugerimos 9 tips para videollamadas que te harán lucir como toda una profesional en tus reuniones y entrevistas de trabajo


Desde que inició la pandemia ocasionada por el Covid-19, el mundo online tomó la delantera y comenzamos a tener juntas, clases, cursos y hasta conferencias en frente de una cámara. No obstante, las interrupciones y “accidentes” no han faltado, por lo que es normal que busquemos tips para videollamadas

¿Cuántas veces te ha pasado que debes apagar tu cámara durante una junta o clase importante porque no te encuentras lo suficientemente presentable o temes que alguien se atraviese? ¿O que tu rostro no se distingue bien porque tomas las videoconferencias en cualquier lugar de tu casa? ¡Toma nota de estos tips para videollamadas!

1. Anticípate y prepárate para la videollamada

Evita caer en el mal hábito de levantarte 5 minutos antes de que inicie la llamada. Date el tiempo necesario de revisar la conexión de Internet o hacer pruebas con los audífonos y la cámara para comprobar que funcionen. Si utilizas una laptop o el celular para las videoconferencias, asegúrate de que tengan suficiente batería.

Importante: velocidad de conexión

Ahora que casi todos los integrantes de la familia tienen alguna actividad que requiera de conexión a Internet o el uso de aplicaciones y plataformas para videoconferencias, debes asegurarte de que la velocidad de conexión sea decente para evitar que el sonido se trabe o el video se congele. 

Parece imposible contar con una buena conexión cuando todos los que viven contigo lo están ocupando. En este caso, te sugerimos la conexión por cable Ethernet, que va directamente conectado a tu computadora y es menos probable que te quedes sin Internet que si sólo estuvieras conectada al Wi-Fi. 

2. Limpia la habitación

Imagina que tienes una entrevista por zoom y el lugar desde el que tomarás la llamada está desorganizado y sucio. Primero, establece un sitio o cuarto específico para hacer home office, así no estarás como “salero” por todos los rincones de tu casa. 

Asegúrate de elegir un espacio con luz natural, para que a la hora de encender la cámara todos puedan verte bien y no estés a oscuras. 

En caso de que tengas muchas distracciones, elige un cuarto con puerta y avisa a tu familia que estarás ocupada. También es muy importante que si tienes mascotas, cuentes con un lugar donde dejarlas para que no te interrumpan. 

Igualmente silencia las notificaciones del celular para que estés presente durante la reunión. 

3. La presentación lo es todo

No porque estés en casa quiere decir que tires por la borda tu presentación personal y te conectes a la videollamada en pijama, recién levantada. Dedica algo de tiempo a este aspecto.

Lava tu cara y maquíllate de forma discreta y sencilla, tampoco se trata de que te sobreproduzcas. Utiliza un protector solar con color -la luz azul de los dispositivos móviles puede ocasionar hiperpigmentación y envejecimiento prematuro-; corrector para ojeras; un poco de rubor; polvo tráslucido en caso de que tu piel brille, pues se notará más en la cámara; una sombra mate o un delineador sencillo, y un labial nude o bálsamo de labios para un toque de color y que se vean hidratados. 

Elige ropa cómoda para vestir, no es necesario que uses un look muy formal. Te recomendamos: pantalones (de mezclilla, tipo leggins, cargo o hasta unos joggers), una blusa o suéter -si hace frío- y zapatos o tenis

En caso de que tengas una entrevista de trabajo online, utiliza ropa adecuada y vístete por completo, como si la reunión fuera hacer de forma presencial. 

Selecciona dentro de todas las blusas para mujer que tengas la más formal, elige entre jeans o pantalón de vestir el que mejor combine y utiliza zapatos (aunque no los vean en la cámara). 

Recuerda que la ropa para entrevista de mujer, sea online o no, siempre hará parte de la primera impresión que das. Además, es mejor prevenir que lamentar, ¿qué tal si te mueves o te levantas y se nota que traes el pantalón de la pijama?

4. Invierte en recursos de calidad

Si tienes una computadora de escritorio, es una buena opción adquirir una cámara web de calidad, que dé una imagen nítida y sea eficiente. Algunas ya tienen el micrófono integrado, por lo que no tendrás que preocuparte de este accesorio.

En caso de que seas la anfitriona de varias videollamadas, des clase o requieras de estar conectada frente a la cámara gran parte del día, te sugerimos conseguir un micrófono profesional que ayude a eliminar algunos ruidos del exterior, los murmullos o los golpes de tu voz al hablar. 

Otra opción son los audífonos, sobre todo si vives con otras personas en un espacio reducido y muchos toman videollamadas constantemente, ya que así evitarás la interferencia de voces y podrás estar concentrada en tu sesión. 

5. Conoce los ajustes y funciones de las aplicaciones para videollamadas

Antes de ingresar a la reunión, investiga y abre la aplicación desde la que se hará la videollamada para conocer y probar sus funciones, pues no son las mismas en todos los casos. Presta especial atención a las opciones de “compartir pantalla”, sobre todo si tienes que hacer una presentación. 

6. Silencia el micrófono 

Cuando no estés hablando, lo mejor es silenciar tu micrófono, ya que las otras personas escucharán los sonidos del ambiente y eso puede distraerlos. 

Además, es común que la aplicación comience a trabarse o se alente si todos los participantes tienen los micrófonos activos. 

7. No apagues la cámara a menos que sea necesario

Si bien es cierto que las aplicaciones o plataformas para videoconferencias pueden ponerse lentas cuando todas las cámaras de los participantes están encendidas, la mejor práctica es mantenerla encendida, a menos de que sea imposible por la conexión.

¿Por qué?

Principalmente porque da el mensaje de que no estás presente en la reunión y da pie al multitasking, por lo que la atención plena se pierde. Además, puede ser muy frustrante para el orador sentir que le habla a una pantalla en negro con tu nombre.

En caso de que debas apagar la cámara, avisa, ya sea que mandes un mensaje al chat o alces la mano. Incluso, puedes hacerlo con anticipación al inicio de la videollamada o antes, para que los demás participantes estén enterados.  

8. Mantente presente

Aunque sea tentador realizar otras actividades mientras estás en una reunión virtual, es preferible que silencies cualquier distractor externo para mantener una atención plena. 

Prioriza poner en modo silencio tu celular para evitar estar atenta de las notificaciones y tampoco tengas varias ventanas abiertas en la computadora (considera que eso también puede alentar los servicios y aplicaciones de videoconferencias).

Establece contacto visual con la persona que está hablando y saluda a todos cuando inicie la sesión. Incluso, si tienes una entrevista laboral, los buenos modales que aplicaban en la vida offline son igual de vigentes en el mundo virtual.

9. Respeta tu tiempo y el de los demás

En caso de que tú seas la responsable de la sesión, establece una hora de inicio y el tiempo aproximado de duración.

Uno de los problemas del home office y las videollamadas es que, al no tener horarios establecidos, parece que la disponibilidad es a toda hora y no es así. 

Es muy importante respetar el tiempo de los demás y dar a respetar el tuyo, pues todos tienen actividades en casa o personales a las cuales también deben dedicar tiempo. 
¿Qué otros tips para videollamadas agregarías? ¿Cuántos de ellos aplicas? Recuerda que lucir bien va más allá de la higiene personal, así que prepárate con anticipación para tus reuniones y entrevistas de trabajo online.

Cuéntanos si este contenido ha mejorado tu vida

Nota: Las opiniones expresadas aquí son del autor y no necesariamente representan las opiniones de Coppel, su personal o sus colaboradores. El contenido de este sitio web tiene como propósito solamente de proveer información sobre temas de interés general.

LO MÁS LEÍDO
  • 1- Buró de créditos gratis: cómo consultarlo
    VER ARTÍCULO
  • 2- Así puedes salir del Buró de Crédito de una forma segura
    VER ARTÍCULO
  • 3- Coppel te pone en Buró de Crédito: Mitos y realidades
    VER ARTÍCULO