Editorial

Toma el celular, abuelita…

por Editorial Coppel

Quizá se asocian más con los jóvenes, pero los teléfonos inteligentes y las tabletas resultan
sumamente útiles para los adultos mayores.


Los teléfonos inteligentes son una herramienta de comunicación, información, entretenimiento, seguridad y acceso a servicios, indispensable en estos tiempos, aún más para ellos, por las condiciones de confinamiento que enfrentan por la pandemia por Covid-19. 

Algunos padres y abuelos están más familiarizados con estas tecnologías, otros no tanto, sin embargo, con el apoyo de familiares o cuidadores más jóvenes sin duda pueden aprender a usarlas eficientemente, ya que cada vez son más intuitivas y amigables. 

Estos son algunos consejos a tomar en cuenta al adquirir un smartphone o tablet para un adulto mayor: 

  • Que tenga un sistema operativo amigable.
  • Que cuente con funciones para desbloquear el aparato con su huella dactilar o con su rostro. 
  • Que el teclado sea fácil de utilizar y cómodo.
  • Que el texto en pantalla sea fácil de ver y leer. Que se pueda ajustar el tamaño de la fuente y que tenga la función de Zoom para hacer acercamientos.
  • Que la pantalla sea lo suficientemente grande para ver las cosas claramente. Que la visualización de los íconos sea buena y que su acomodo sea sencillo.
  • Que cuente con comando de voz para recibir instrucciones. 
  • Que tenga función de altavoz fácil de activar para que puedan escuchar mejor. 
  • Si utiliza aparatos para los oídos, revisar si hay dispositivos que sean compatibles para  conectarse a través de bluetooth. 
  • Que tenga una mayor duración de batería para que no tenga que preocuparse por cargarla con tanta frecuencia. 
  • El protector de pantalla y teléfono deben agregarse a la compra, para evitar riesgos. 

Las apps ideales para ellos: 

  • Mensajería instantánea como WhatsApp para mantenerse en comunicación con sus familiares y amistades.
  • Redes sociales, como Facebook, para poder compartir y ver contenidos de personas o temas que sean de su interés. 
  • Mapas como Waze o Google Maps, que les sirvan para poder llegar con facilidad a su destino, así como apps de localización para que algún familiar cercano sepa siempre dónde se encuentran. 
  • Tiendas de autoservicio y aplicaciones de compra de víveres que hagan entregas a domicilio.
  • Tiendas de compras por internet que puedan facilitarles la vida. 
  • Banca en línea para que no tengan que salir al banco.
  • Salud, hay aplicaciones que mantienen control de la actividad del día o con recordatorios de  toma de medicamentos.
  • Llavero de contraseñas para que no tengan la necesidad de tener que recordarlas.
  • Música y audiolibros.
  • Juegos de destreza mental.

¿Cómo apoyar?

  • Ten mucha paciencia y buena disposición para que aprenda sin estrés y siempre tenga la confianza de preguntarte sus dudas.
  • Que sepa cómo conectarse a su red de internet (Wi-fi).
  • Ayúdale a crear sus cuentas en las distintas aplicaciones y a configurar su correo electrónico.
  • Regálale una libreta para que haga apuntes de las instrucciones que le enseñarás para usar su dispositivo y las aplicaciones.
  • Hagan unas dos o tres pruebas de cómo llamar por teléfono o videollamada, cómo buscar aplicaciones o información y cómo usar las apps que ya tiene.
  • Enséñale el proceso para pedir víveres o medicamentos. Si se puede, que deje guardada la tarjeta de crédito y dirección para futuras compras.
  • Aconséjale que tenga sus redes sociales en modo privado, que sea cauteloso con la información que comparte y que proteja sus datos, en especial los personales y financieros.
Cuéntanos si este contenido ha mejorado tu vida

Nota: Las opiniones expresadas aquí son del autor y no necesariamente representan las opiniones de Coppel, su personal o sus colaboradores. El contenido de este sitio web tiene como propósito solamente de proveer información sobre temas de interés general.

LO MÁS LEÍDO
  • ¿Cómo solicitar un préstamo en línea?
    VER ARTÍCULO
  • Vacunas: el camino hacia la normalidad
    VER ARTÍCULO
  • Crédito joven Coppel: ¿A qué edad se puede solicitar uno?
    VER ARTÍCULO