Editorial

Voladores de Papantla, su origen y datos que no conocías

por Editorial Coppel

Esta tradicional danza es una súplica a los dioses para que la lluvia fertilice la tierra


Cuatro hombres, como pájaros, giran por los aires alrededor de un mástil, que llega a medir 40 metros de altura, para implorar que la lluvia fertilice la tierra, y abunden los cultivos. Arriba, en la punta de esa estructura, está el caporal, entonando sones prehispánicos.

No es un sueño, es la esencia de la ceremonia ritual de los Voladores de Papantla, una danza aérea asociada a la fertilidad que ejecutan diversos grupos étnicos de México y Centroamérica, en particular los totonacos del Estado de Veracruz, pero también se realiza en Hidalgo, Puebla y algunas zonas turísticas de Jalisco. 

El espectacular rito de los también llamados “pájaros de la tierra”, está inscrito desde 2009 en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la UNESCO. Es una representación del perdón a la naturaleza, la petición a la lluvia, y la caída de ésta para fertilizar la tierra, que se realiza desde hace más de 2500 años. 

Estos son algunos datos sobre el origen y significado de los Voladores de Papantla: 

Es un ritual milenario de fertilidad, en el que cuatro danzantes simbolizan los cuatro puntos cardinales, y su descenso a la tierra, la caída de la lluvia. 

  • Papantla, Veracruz, es su lugar de origen.
  • La historia del ritual se remonta a una gran sequía que afectó al pueblo papanteco hace 2 mil 500 años. Para acabar con ella, los sabios pidieron a cinco jóvenes que buscaran el árbol más alto y honraran al dios de la fertilidad.
  • La búsqueda del árbol la realizaba el caporal, quien tenía la máxima autoridad entre los danzantes. Una vez encontrado el árbol, bailaban alrededor de él e inclinaban el cuerpo en señal de perdón, escupiendo aguardiente hacia los puntos cardinales.
  • Los hombres cortaban y limaban el tronco del árbol, y luego lo transportaban, evitando que tocara el suelo, hacia un hoyo donde lo enterraban. Parte del ritual incluía poner un altar con bebida, comida y veladoras. 
  • Al día siguiente, los danzantes y caporal comían y bebían lo ofrendado y subían por una escalera hecha de cuerda. 
  • Sus ropas y trajes ceremoniales incluían el blanco del cielo y el rojo de la sangre de los caídos en vuelo. Los listones de colores, la primavera.
  • Los cinco hombres suben al palo hasta llegar al tecomate giratorio, que es el punto de apoyo de los voladores, quienes además se apoyan de un bastidor de donde se lanzan al vacío. 
  • El caporal se coloca en la punta y entona melodías prehispánicas con tambor y flauta, mientras los danzantes saltan sujetados con cuerdas y empiezan a danzar en el aire con los brazos extendidos y la mirada al cielo. 
  • Los danzantes pueden girar hasta 13 veces de acuerdo con los 13 cielos del Sol, que multiplicados por 4 dan un total de 52, el número de un ciclo completo en el calendario prehispánico solar. 

En la actualidad, el rito se realiza durante las fiestas patronales, carnavales, solsticios y equinoccios, en el Día de muertos y en ceremonias que están relacionadas con la siembra y la cosecha, pero el vuelo se puede realizar en cualquier momento su idea es mostrar al mundo este legado de los pueblos prehispánicos. 

Cuéntanos si este contenido ha mejorado tu vida

Nota: Las opiniones expresadas aquí son del autor y no necesariamente representan las opiniones de Coppel, su personal o sus colaboradores. El contenido de este sitio web tiene como propósito solamente de proveer información sobre temas de interés general.

LO MÁS LEÍDO
  • 1- Así puedes salir del Buró de Crédito de una forma segura
    VER ARTÍCULO
  • 2- Buró de créditos gratis: cómo consultarlo
    VER ARTÍCULO
  • 3- Coppel te pone en Buró de Crédito: Mitos y realidades
    VER ARTÍCULO