Entretenimiento

¿Y si el embarazo no llega?

por Editorial Coppel

Aunque no es esperable, la infertilidad es un problema que afecta a 1 de cada 4 parejas a nivel mundial, según la OMS. Conoce sus causas y las alternativas.


María y Óscar Valdéz esperaron 4 años para buscar el embarazo luego de casarse. Ninguno era mayor de 30 años, habían llevado vidas sin vicios, no tenían enfermedades graves y ambos hacían ejercicio regularmente.

“Creo que cuando recién te casas, sobre todo con las parejas jóvenes actuales, es normal que no quieras tener bebé inmediatamente. Nosotros queríamos ver cómo nos llevábamos y disfrutar unos años como pareja antes de empezar con los hijos.” Cuenta María.

Aunque luego de 4 años de matrimonio se sentían listos para iniciar una familia y María dejó el método anticonceptivo que estaba tomando, pasaron por lo menos 7 u 8 meses para poder concebir, y, desafortunadamente, tuvieron una pérdida a las 13 semanas de embarazo. 

“Resultó que lograr embarazarnos fue mucho más difícil de lo que pensábamos. Luego vino la pérdida, y a pesar de que estábamos afectados emocionalmente, volvimos a intentarlo meses después, y nada”.

Luego de más de un año de intentos, María y Óscar decidieron ir con un especialista en fertilidad y reproducción. Las pruebas revelaron que ambos tenían condiciones que dificultaban que se lograra un embarazo: ella tenía endometriosis y él bajo conteo de espermatozoides. 

“Al principio sí fue un golpe muy duro porque no sólo era uno de los dos, sino que ambos teníamos problemas. Pero afortunadamente nos explicaron que había aún posibilidades y tratamientos efectivos para lograr embarazarnos”, comenta María. 

De las opciones que el especialista les planteó eligieron inseminación artificial. Luego del procedimiento, María quedó embarazada y ahora ella y su esposo son los felices padres de Alan, que hoy tiene 15 años. 

Nadie espera que le suceda lo que les pasó a María y Óscar, sin embargo, es más común de lo que se cree. Según datos de la OMS, una de cada 4 parejas presenta un problema relacionado con la fertilidad. 

EL PROBLEMA

Clínicamente, la infertilidad se define como la dificultad para lograr o mantener un embarazo. Esto puede ocurrir en hombres o mujeres por igual, aunque culturalmente se asocie, de forma equivocada, con el género femenino.  

Para diagnosticar que una pareja tiene esta patología debe haber intentado lograr un embarazo por más de un año o haber tenido varios abortos espontáneos, de acuerdo con la organización internacional Planned Parenthood. 

Además de la edad, hay muchas causas por las cuales hombres y mujeres pueden tener problemas de fertilidad, y por eso es recomendable realizar pruebas y análisis médicos a ambos. 

LAS ALTERNATIVAS

Luego de ser valorados tanto hombre como mujer, un especialista ofrecerá las opciones posibles a la pareja, dependiendo de cada caso en específico. Las alternativas para quienes padecen infertilidad son la reproducción asistida, la inseminación artificial y la reproducción in vitro. A continuación, las características de cada método.

Reproducción Asistida 

Los óvulos, los espermatozoides o los embriones del hombre y de la mujer son tratados en un laboratorio de reproducción antes de ser transferidos al útero, explica Javier Marqueta, especialista en técnicas de Reproducción Asistida y Director Médico en la Clínica Ibilab. 

Inseminación artificial (IA)  

Técnica que consiste en la colocación de una muestra de semen, previamente preparada en laboratorio, en el interior del útero de la mujer con el fin de incrementar el potencial de los espermatozoides y las posibilidades de fecundación del óvulo.

Fecundación in vitro (FIV)  

Es la unión del óvulo de una mujer y el espermatozoide de un hombre en un plato de laboratorio. In vitro significa por fuera del cuerpo. Luego de un proceso detallado y complejo, el óvulo fecundado se implanta en el útero de la mujer. 

Aunque desde su inicio estas técnicas han sido asociadas a los costos altos, oscilando entre los 15 hasta los 150 mil pesos mexicanos, la diversidad y especialización en ellas ha permitido que existan más opciones y planes de financiamiento. Aún así, lo más importante y lo ideal es estar al pendiente de la salud reproductiva desde la adolescencia, y cuidar la salud en general para evitar en la medida de lo posible complicaciones de fertilidad. 

Para conocer las principales causas de infertilidad te compartimos la siguiente infografía:

Cuéntanos si este contenido ha mejorado tu vida


Nota: Las opiniones expresadas aquí son del autor y no necesariamente representan las opiniones de Coppel, su personal o sus colaboradores. El contenido de este sitio web tiene como propósito solamente de proveer información sobre temas de interés general.

LO MÁS LEÍDO

  • 1- Buró de créditos gratis: cómo consultarlo

    VER ARTÍCULO
  • 2- Así puedes salir del Buró de Crédito de una forma segura

    VER ARTÍCULO
  • 3- Coppel te pone en Buró de Crédito: Mitos y realidades

    VER ARTÍCULO